(Video: Los Ángeles de la Mañana, El Trece)

El Súper Bailando 2019 recién arranca, pero ya tuvo su primera polémica cuando Flavio Mendoza le dijo a Fede Bal que estaba "10 kilos arriba".

"Me parece que el problema acá lo tiene el caballero. Creo que está 10 kilos arriba. Por ahí, cuando uno está fuera de training, cuesta mucho más. Más que excedido es como que uno se deja y volver es difícil", afirmó uno de los nuevos integrantes del BAR, apuntando directamente contra el ex campeón del certamen, quien hacía su presentación en la pista, esta vez junto a Lourdes Sánchez.

Como era de esperar, las repercusiones no tardaron en llegar y el actor recogió el guante en diálogo con Los Ángeles de la Mañana, el ciclo que conduce Ángel De Brito a través de la pantalla de El Trece.

"¿Cómo tomaste el comentario de Flavio, que te mandó a bajar 10 kilos?", le preguntó Maite Peñoñori, la cronista del programa.

"Lo tomé bien, no sé si diez, es un poco mucho diez. Para estar tallado como él hay que de verdad hacer una vida que yo no la hago. Yo me dedico más a hacer mi asadito, no sé si él llega a hacer un asado. Somos dos personas distintas", respondió el hijo de Carmen Barbieri poniéndole una cuota de humor.

"Igual el mensaje, mandar a adelgazar…", afirmó la movilera, dando a entender que el mensaje no había sido bueno.

"No, no me gusta poner el cartel de los gordos también podemos ser felices'. No me mandó a adelgazar, me vio un poco pesado y es una crítica constructiva. No hagamos una pelea, que esto recién empieza", respondió el artista, intentando desligarse de cualquier tipo de polémica al respecto.

Y, consultado si estaba tratando de bajar de peso, expresó: "¿Si trato de bajar? Trato de ser feliz. Ahora llego a mi casa de acá y un whiskicito con coca me hago, o unas papitas con cheddar. Si quieren me puedo comer un pollito con un tomate abierto y orégano, pero es un poco triste".

SEGUÍ LEYENDO