Finalmente, Lucía se animó a confesarle a Mariano que es el padre de los mellizos que está esperando el personaje encarnado por Marcela Kloosterboer.

Sin embargo, como era previsible, el chofer que interpreta Luciano Castro no se lo tomó de la mejor manera, entre desilusionado y molesto por la actitud de ella de habérselo ocultado durante tanto tiempo.

"Son tuyos los bebés, sos el papá", le confirmó ella.

"¿Vos estás loca, me estás hablando en serio?", le preguntó él, con sorpresa.

"No, te lo juro", afirmó la futura mamá.

"¿Vos me estás jo…?, ¿cómo me ocultaste algo semejante?", la interrogó el papá de los bebés.

"Perdoname, por favor, perdoname, no te enojes, por favor", le suplicó una de las hermanas Estrella, con lágrimas en los ojos.

"No me enojo, pero cómo no querés que me enoje, me privás de ver crecer la panza con mis hijos adentro, ¿cómo hacés semejante locura?", le reprochó él.

"No pude, te juro que no pude", se justificó Lucía.

"No pudiste, ¿no pudiste? ¿Cómo que no pudiste? ¿Porque me fui?", preguntó Mariano.

"Tenía miedo, no sé", volvió a justificarse su pareja.

"¿Tenías miedo? Pero escuchame, mirame, ¿cuando me fui lo sabías?, cuando me fui lo sabías y no me lo dijiste", le dijo con el rostro embargado por la decepción y la tristeza.

"No te enojes, te pido por favor que no te enojes", insistió ella.

"Ay, te pido por favor que no me digas más nada, que me dejes ir, nada más que eso. No lo puedo creer", cerró él, antes de irse.

LEA MÁS