Angie Balbiani (Instagram)
Angie Balbiani (Instagram)

Angie Balbiani abrió su álbum de recuerdos con Teleshow y compartió fotos de su infancia. Además la periodista, que dio sus primeros pasos en los medios como actriz, recordó que en el colegio nunca sufrió bullying, pero sí en el elenco de Rebelde Way, la tira adolescente que protagonizó de la mano de Cris Morena.

Nombre completo: Ángeles Balbiani Morea

Fecha de nacimiento: 7 de agosto de 1981

Durante su infancia, la panelista de Instrusos vivió con su mamá y con Barbie, su hermana un año más grande. Con tan poca diferencia de edad, eran inseparables: “Me encantaba jugar con ella, siempre éramos compañeras en todo”. Los fines de semana solían juntarse en la casa de su papá, con su hermano, que vivía también en la Ciudad de Buenos Aires, a unas pocas cuadras de la casa de ellas.

Angie Balbiani con su hermana Barbie
Angie Balbiani con su hermana Barbie

En el verano solían ir al campo, donde pasaban largos meses jugando a lo que se les ocurriera: “Desde los indios, a ser veterinarias o lo que fuera”. A la hora de comer, su plato favorito “eran, son y serán” las pastas, de cualquier tipo y con cualquier salsa. Y de postre, no recuerda ninguna golosina en particular, aunque sí las viejas galletiterías. “Las galletitas se compraban por peso y se exponían en cajas de metal con un visor”, recordó Angie, una de las afortunadas que pertenece a una de las últimas generaciones que vio este tipo de locales.

Uno de sus juegos favoritos era la mamá; Ángeles era “super cuidadosa” con sus muñecas, a las que trataba como bebés. Incluso tiene una guardada ¡intacta! en la baulera. Aquel juego de rol tal vez ya era un augurio de que su futuro estaría en las tablas: “Siempre supe que quería ser actriz. No tenía vergüenza en hacer monerías en público o en ser la protagonista de cualquier acto escolar”.

Angie Balbiani con su hermana Barbie
Angie Balbiani con su hermana Barbie

Durante aquellos años pasó por varias escuelas: “La Argentina Modelo, el Mildfield (colegio que cerró), después a las Esclavas del Sagrado Corazon de Jesús y terminé mi secundaria en el San Martín de Tours”. En el colegio siempre le iba bien; es que, como ella misma se define, siempre fue una persona muy exigente consigo misma: “Viví como una pequeña adulta. Me hubiera gustado haber disfrutado más mi infancia”, lamentó.

En la etapa escolar la pasó bien y no tuvo dificultadas, no así en sus primeros años laborales, cuando sufrió bullying por parte de sus compañeros. En 2001 acompañó a un casting a una amiga y sin esperarlo quedó para el papel de Felicitas Mitre en Rebelde Way, la novela de Cris Morena.

Angie Balbiani con su hermana Barbie
Angie Balbiani con su hermana Barbie

En la tira, que se emitió entre el 2002 y el 2003 por Canal Nueve, con Luisana Lopilato, Camila Bordonaba, Benjamín Rojas y Felipe Colombo como cuarteto protagonista, Balbiani interpretó a una de las alumnas del Elite Way School, que era objeto de burlas de sus compañeros por su peso. Pero lamentablemente algunos de los actores, que ella prefirió no nombrar, trasladaron el conflicto a la vida real.

“En el elenco de Rebelde Way tuve problemas de bullying”, contó la periodista. Aunque era más grande que varios de los chicos del elenco -tenía 21-, igual se sentía afectada por los comentarios que escuchaba en el set: “Era doloroso que algunos compañeros me hicieran sentir mal”. En ese momento, ella solo pudo contárselo a su familia, pero no habló con la gente de la producción del ciclo. “Yo trataba de que no me importara”.

Angie Balbiani en Rebelde Way
Angie Balbiani en Rebelde Way

Hace un tiempo, sobre su personaje, dijo a Teleshow: "Me impresiona el impacto que generó, amaba mi personaje y hacerlo porque era controversial. Creo que hoy Feli hubiera encontrado afinidad y odios, en ese momento me pasó. Había gente que en la calle me mostraba cariño y otra que me gritaba y sentía bronca porque se mostraba una parte de ellos que no querían que se viera”.

Angie es mamá de Benjamín, de once años, a quien trata de pasarle día a día los valores que le enseñaron sus padres de niña, entre ellos, uno muy importante para ella como es la puntualidad: “Destaco el cumplimiento de horarios, aunque a veces es complicado, él vive siempre al límite con los horarios”.

SEGUÍ LEYENDO