El tráiler de "Euphoria"

La serie Euphoria prometía generar un gran cambio en la TV por su manera de abordar varios conflictos recurrentes en los adolescentes, como las adicciones a las drogas, problemas de ansiedad y la exploración de la sexualidad. En Los Ángeles, el creador y director de la serie, Sam Levinson y la protagonista, Zendaya, dieron detalles de este show destinado a transformarse en un programa de culto.

—Zendaya, este papel es claramente un nuevo punto de partida para tu carrera. Definitivamente se aleja de papeles más reconocidos de tu pasado, como los de Disney. Cuando lo aceptaste, ¿pensaste en cómo iba a repercutir sobre tus seguidores?

—Sí, totalmente. Pero también pienso que muchos de mis fans y seguidores fueron creciendo conmigo, muchos de ellos de hecho ahora son adultos, cursan en la universidad o, incluso, son más grandes que yo. Creo que, debido a ello, van a conectar con esta serie, no precisamente porque les suceda literalmente lo que le pasa a Rue, mi personaje, sino porque estamos abordando temas reales de una manera natural, honesta. Las adicciones y la ansiedad conviven mucho con nosotros, directa e indirectamente, y lo que buscamos con Euphoria es que se tome conciencia que estas cosas, que pasan, tienen solución, que cada uno de nosotros podemos marcar la diferencia en estos problemas, con nosotros mismos o para nuestros seres queridos. También creo que este papel marca un gran riesgo y desafío para mí. Es algo que quería hacer hace mucho tiempo, ¿sabes? algo que me rete a mí misma, que me haga explorar otro lado de mí misma, de mi actuación. Estaba esperando el momento ideal para tomar este paso en mi carrera y Euphoria definitivamente lo fue. Cuando tomé el script no lo podía creer, realmente no podía dejar pasar interpretar a Rue. Me enamoré a primera vista del personaje y conecté inmediatamente. Sentía que debía formar parte del proyecto de Sam. El hecho que él haya pensado en mí, ya me voló la cabeza. Rue realmente es un personaje que es un placer de personificar, y creo que en todo lo bueno y lo malo de ella, es un personaje del que mucha gente se va a enamorar, a odiar, a identificar. Creo que Rue es real y eso es lo que me emociona del papel.

—Sam, ¿cómo fue la elección de Zendaya para el papel?

—Todavía recuerdo cuando Zendaya entró a la reunión. Con su buzo con capucha y zapatillas. La miraba y veía literalmente a Rue. ¡Fue una sensación increíble! E incluso, siempre pensé que no iba a aceptar el papel, porque realmente es un papel muy personal, es muy jugado. Y cuando oí que iba a hacerlo, iba a ser Rue, ¡sencillamente no lo podía creer! porque siempre pensé en ella para Rue y creo que se demuestra vívidamente en el personaje, en su humor y su manera de ser. Además, interpretar a un adicto, no es solamente interpretar lo malo, la literalidad de la adicción y sus problemas. Sino que es entender la motivación detrás de la adicción, la vergüenza, la culpa, lo que ellos sienten de sí mismos y lo que piensan sobre ellos. Yo, como ex-adicto, lo viví. Realmente, en muchos casos y en mi caso personal, la adicción no venía por un acto de malicia, era por sobreponerme a la falta de control que uno tiene sobre sí mismo, o incluso la necesidad de control. Y Zendaya logra plasmar eso a la perfección.

—Zendaya, esta serie toma de partida la vida de los adolescentes dentro de la secundaria. ¿Vos asististe a una? Es decir, tu carrera te debe haber consumido mucho tiempo, pero ¿cómo fue para vos esta parte de la vida?

—No, lamentablemente no tuve la oportunidad de ir a una secundaria de manera normal, es muy complicado para mí, para los que llevan la vida actoral… pero sí fui a la primaria de manera normal. Ahora, ¿cómo viví mi adolescencia? Bueno, ya te puedo decir que definitivamente mi experiencia no es la de Rue, jaja. Pero no puedo evitar sentirme identificada en algunas cosas, y eso es precisamente por el talento que tiene Sam para escribir a los personajes. Para que sufras o no lo que sufre ella, puedas empatizar con ella. O tal vez, que las puedas entender, o relacionarte en algunas cosas. Rue conectó conmigo inmediatamente, realmente no siento que sólo la interpreté, que fue un papel más. Es por eso interpretar a Rue me dio la posibilidad de crecer como persona, de ver ciertas cosas con otros ojos, y que por supuesto, me hizo afrontar mi carrera como actriz de otra manera. Seamos honestos, muchas veces me tienden a encasillar en determinados papeles y no soy eso, realmente no soy solo lo que ven. Espero que aquí lo puedan ver, de la misma manera que Sam vio algo en mí. Y eso se debe a su tremendo ojo, su excelente decisión a la hora de elegir el casting para sus personajes. Porque Sam ve todo y a todos. Todos los actores que eligió son brillantes, algunos totalmente diferentes a sus personajes y otros literalmente iguales, y eso es trabajo de Sam. Realmente tiene un don con la gente.

—¿Cómo fue interpretar el lado de la adicción de Rue?

—Rue es muy específica como adicta, y yo solo entiendo un poco, porque no lo viví. Y fue algo que hable con Sam, hasta qué punto debíamos brindar esa cuota de realidad a mi personaje, de hacerlo crudamente identificable. Y era totalmente necesario, Sam me ayudó con todo, siempre, desde las preguntas más tontas hasta contarme sus propias experiencias, él quería que el personaje sea alguien con el que si estabas pasando algo similar, lo sientas real, que te pueda ayudar a ver cosas que tal vez en tu situación no estás viendo, pero que no se sientan como una moraleja. Realmente la estructura de cómo piensa Sam, su cerebro, es algo hermoso y totalmente creativo pero 100% sensible. Es ideal para esta serie y para nosotros, los actores, porque nos ayudó muchísimo para entender cosas que realmente no las vivimos. Realmente fue muy abierto con nosotros sobre sus experiencias, buenas y malas.

—Sam, ¿cómo podrías describir eso? ¿Cómo podrías describir a tu cerebro?

—¡No sé cómo describirlo! Creo que durante mi juventud luché mucho contra la ansiedad y las adicciones. Y eso me hace pensar en lo que era. Era, y todavía lo es, por momentos, muy difícil comprender, entender, cómo tomar esa ansiedad, y por supuesto sensibilidad, para convertirla en algo. Realmente tuve que pelear muy duro para estar limpio, aun pensando que nunca iba a llegar. A eso de mis 16 años incluso llegué a resignarme a que era esto, un adicto a las drogas, que iba a morir y que definitivamente era más fácil dejarlo fluir, vivir así, en lugar de pelear. Hasta que me di cuenta de lo que generaba en los otros, en mi familia, en mis amigos. Creo, tu sabes, luego de años de mucha mierda, de desesperación, decidí ponerme limpio. Y encontré una manera de canalizar lo que me pasaba con la escritura, que me daba control sobre la ansiedad y me centraba, como persona. Ahora finalmente, podía encontrar seguridad, podía crear un mundo con compasión, con amor y sobre todo escribir para mis personajes, que eran una parte de mí. A ellos les pude, y me pude, dar control. Creo que eso, bah, me olvidé de la pregunta pero siento eso. ¡Eso resume como funciona un poco mi cerebro!

—Zendaya, después de escuchar a Sam hablando de su adicción, ¿cómo fue interpretar a Rue sabiendo lo que pasó Sam? ¿Qué tanta presión te puso?

—¡Por favor! ¡Mucha! Era y es su vida… hay que tratarla bien, con respecto, con cuidado. Estas cosas además no sólo le pasaron a él. Es algo que mucha gente pasa, un lado oscuro fuerte en muchos. Y realmente me puso mucho peso encima, más teniendo en cuenta que Sam se haya abierto tanto conmigo. Me puse la vara alta, porque necesitaba sentirlo y personificar a Rue de la mejor manera. Quería trasmitir esa ansiedad pero también ternura, inocencia y culpa. Fue una colaboración hermosa, realmente me siento honrada y muy feliz de poder haber compartido esto con Sam.

—Ahora, es claro que Euphoria no se compara con otras series, pero  ¿ustedes creen que la gente lo hará?

—Es algo inevitable, creo que todos quieren buscar comparaciones para contextualizar, el show representa mucho de mi vida. Y la vida de muchos otros. Este show lo hice con el corazón y contando mis experiencias en ese tramo de la vida que muchos están caminando o van a caminar. Creo que es un show que va a conectar con muchos, conecta a la emocionalidad y la inseguridad de ser joven y no saber cómo repercutirán las decisiones que tomas. La sensación de dejarte llevar, de sentir algo. Esa simpleza… estas cosas de la vida son parte de Euphoria. La serie me hizo muy feliz y también me parte el corazón. Pero justamente eso no nos puede hacer comparables a otras series. Por otro lado, contamos con Drake como producto. Fue nuestro campeón en este camino. Siempre estuvo con y para nosotros. Realmente no puedo estar más orgulloso de este proyecto y de la gente que está en él, que me ayudó y que lo vivió conmigo. Realmente, espero que lo disfruten y que, si se puede, los ayude.

Por Franco Celentano

SEGUÍ LEYENDO