Los 6 datos más increíbles acerca de los sueños

El análisis reveló complejidades fascinantes de la mente humana, aunque muchos aspectos aún son desconocidos

Guardar

Nuevo

Investigaciones han mostrado que el cerebro está en plena actividad durante los sueños (Imagen Ilustrativa Infobae)
Investigaciones han mostrado que el cerebro está en plena actividad durante los sueños (Imagen Ilustrativa Infobae)

El fenómeno de los sueños fascina a la humanidad desde tiempos inmemoriales. Diversas culturas dieron significados distintos a los sueños, considerándolos desde premoniciones hasta mensajes divinos. Actualmente, gracias a los avances científicos, se tienen nuevas perspectivas sobre este estado.

Los sueños siguen siendo un territorio en gran medida inexplorado tanto por la ciencia como por el psicoanálisis. El estudio de los sueños, también conocido como onirología, ha revelado aspectos intrincados que nos ayudan a entender mejor nuestra mente. Sin embargo, aún hay mucho que se desconoce sobre por qué y cómo soñamos.

A lo largo del tiempo, numerosas investigaciones han intentado descifrar los misterios detrás de los sueños. Estas investigaciones han proporcionado resultados que desafían la lógica cotidiana, revelando aspectos sorprendentes y en ocasiones desconcertantes sobre este proceso natural. A pesar de los avances, los sueños continúan siendo un campo repleto de incógnitas. Cada sueño presenta una oportunidad para desvelar un poco más sobre la mente y su funcionamiento.

Características asombrosas sobre los sueños

Diversas culturas interpretaron los sueños como premoniciones o mensajes divinos (Imagen ilustrativa Infobae)
Diversas culturas interpretaron los sueños como premoniciones o mensajes divinos (Imagen ilustrativa Infobae)
  1. Los sueños de toda la población tienden a ser similares. Algunos de los más comunes consisten en ser perseguido y caer. El Dr. Rahul Jandial, neurocirujano, neurocientífico y autor de This is Why You Dream: What Your Sleeping Brain Reveals About Your Waking Life explicó: “Los informes sobre pesadillas y sueños eróticos son casi universales”. En cambio, rara vez se suela con matemáticas porque la parte del cerebro principalmente responsable de la lógica (la corteza prefrontal) normalmente no participa en los sueños.
  2. El cerebro está muy activo cuando se sueña. Jandial descubrió algo esencial durante una cirugía cerebral con el paciente despierto, estimulando el lóbulo temporal izquierdo, donde se ubica el lenguaje. Después de una de estas estimulaciones eléctricas, el paciente experimentó una pesadilla recurrente desde la infancia. Investigaciones posteriores revelaron que las pesadillas y todos los sueños provienen de la intensa actividad cerebral durante el sueño. “Ahora sabemos, por mediciones del uso metabólico y de electricidad, que el cerebro durante los sueños está en plena actividad, chispeando con electricidad”, afirma Jandial.
  3. El momento justo antes de quedarse dormido y al despertar es fértil para la creatividad. Salvador Dalí aprovechaba este estado al sentarse con una llave en la mano, que caía sobre un plato al dormirse y lo despertaba, permitiéndole dibujar sus pensamientos recientes. Jandial señala que estudios de imágenes cerebrales confirman el potencial de esta fase para la percepción. Incluso sin técnicas como la de Dalí, es útil escribir las ideas que surgen al despertar, antes de distraerse con noticias o redes sociales, ya que es cuando surgen las mejores ideas, según Jandial.
  4. Según Jandial, las pesadillas ocasionales relacionadas con eventos estresantes no son preocupantes, pero si tienes sueños aterradores recurrentes, puedes probar la terapia de ensayo con imágenes. Esta técnica se realiza con un terapeuta, quien ayuda al paciente a redibujar y reinterpretar el sueño. Por ejemplo, si un paciente sueña recurrentemente con un accidente aéreo, el terapeuta le hará ensayar un aterrizaje seguro. Con el tiempo, muchos pacientes logran cambiar sus pesadillas gracias a este método.
  5. Los sueños sobre infidelidades son normales y no indican problemas en la relación. Las encuestas muestran que la mayoría de las personas tiene sueños eróticos, y muchos incluyen infidelidades, independientemente de la salud de la relación. Estos sueños suelen seguir patrones específicos: los actos pueden ser salvajes, pero los personajes son limitados, como celebridades, familiares o jefes. Jandial y otros teorizan que estos sueños sexuales con conocidos podrían ser una característica evolutiva del cerebro para mantenernos abiertos a la procreación y aumentar la supervivencia de la especie.
  6. Cerca del final de la vida, los sueños pueden ofrecer consuelo. En el centro oncológico City of Hope de Los Ángeles, Jandial ha observado que muchos pacientes terminales experimentan “sueños al rescate”, llenos de reconciliación, esperanza y emociones positivas, incluso cuando sus días son difíciles. Estos sueños positivos al final de la vida son comunes. Jandial también señala que, tras la muerte cardíaca, las últimas oleadas de actividad cerebral podrían estar relacionadas con sueños y recuperación de recuerdos, brindando una última experiencia reconfortante.
Guardar

Nuevo