Las mujeres no son objetos: Tony Rosado y John Kelvin, dos artistas promotores de la violencia de género en Perú

En el Día de la Mujer, que se conmemora el 8 de marzo, se subraya la relevancia de identificar cómo las conductas de personajes del medio artístico pueden obstaculizar el progreso hacia la equidad de género en el país

Compartir
Compartir articulo
Tony Rosado y John Kelvin, ambos cantantes de cumbia reconocidos en el Perú han protagonizado reincidentes casos de violencia de género en escenarios públicos | Foto composición: Infobae Perú / Analí Espinoza
Tony Rosado y John Kelvin, ambos cantantes de cumbia reconocidos en el Perú han protagonizado reincidentes casos de violencia de género en escenarios públicos | Foto composición: Infobae Perú / Analí Espinoza

Este 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, una fecha que pone de relieve la importancia del respeto, empoderamiento y lucha por la igualdad, es imposible ignorar los episodios de violencia y denigración que aún perviven en la sociedad peruana y cómo personajes con gran alcance de seguidores y simpatizantes refuerzan y perpetúan estas problemáticas mediante actos y declaraciones que desvalorizan y maltratan a las mujeres.

Aunque numerosas figuras del entretenimiento han exhibido actitudes contraproducentes para el desarrollo de la igualdad de género, este informe de Infobae Perú destaca particularmente a Tony Rosado y John Kelvin debido a sus recientes acciones que manifiestan tratamientos degradantes hacia las mujeres en lugares públicos, señalando un desafío más profundo que va más allá de casos aislados, hacia una crisis estructural que promueve estereotipos perjudiciales y mantiene viva la desigualdad de género.

Como se recuerda, Víctor Agustín Rosado Adanaque, conocido artísticamente como Tony Rosado, fue captado en vídeo empujando e insultando a Brunella Delgado, cantante de cumbia, quien luego denunció haber sido acosada verbalmente por el intérprete de La duda, además de ser víctima de agresión física y psicológica.

Cantante de cumbia denuncia a Tony Rosado por violencia física y verbal en concierto en Chiclayo. | ATV

Este incidente provocó una ola de rechazo en redes sociales y reavivó críticas previas hacia el ‘Ruiseñor de la Cumbia’ por conductas inapropiadas en otros eventos, como cuando desnudó a una fan en un escenario en el 2023 o cuando lanzó comentarios donde justifica la violencia de género en el 2019.

El cantante Jonathan Sarmiento, conocida artísticamente como John Kelvin, también enfrenta una denuncia por presunta violencia contra la mujer luego de ser evidenciado en un video realizando tocamientos indebidos y actos de connotación obscena durante un concierto en Cajamarca el pasado 14 de febrero, cuando subió a una mujer al escenario, la recostó en el suelo y realizó movimientos inapropiados contra ella.

John Kelvin hizo obsceno show en carnaval de Cajamarca | Twitter/@erwinvalenzuela

Al igual que Tony Rosado, John Kelvin no es la primera vez que se ve envuelto en hechos de esta categoría. En 2021 enfrentó una denuncia por agresión física y sexual contra su expareja Dalia Durán, lo que resultó en una sentencia inicial de 21 años de prisión, aunque luego fue liberado tras apelar la decisión judicial.

Promotores de la violencia contra la mujer y la cultura machista

Las acusaciones contra ambos reconocidos cantantes de cumbia subrayan la prevalencia del machismo en ámbitos de entretenimiento. Tales comportamientos, que atentan contra las afectadas y cosifican a la mujer, tienen un impacto negativo en cómo la sociedad valora la dignidad y los derechos de las mujeres, señala la abogada Brenda Álvarez, presidenta de Proyecta Igualdad.

Este 8 de marzo es importante destacar los avances en la igualdad de género y también reconocer las barreras que aún persisten en la lucha contra la discriminación y la violencia hacia las mujeres. |Foto composición: Infobae Perú / Analí Espinoza.
Este 8 de marzo es importante destacar los avances en la igualdad de género y también reconocer las barreras que aún persisten en la lucha contra la discriminación y la violencia hacia las mujeres. |Foto composición: Infobae Perú / Analí Espinoza.

“Es importante reflexionar sobre cómo estos casos refuerzan nociones dañinas de que las mujeres son objetos para el placer de otros y que su dignidad y autonomía pueden ser violadas y despreciadas. La cosificación de las mujeres en la música y el entretenimiento perpetúa estereotipos sexistas y contribuye a crear un ambiente en el que se normaliza la violencia de género, como por ejemplo, reforzar la percepción distorsionada de lo que es aceptable en las relaciones interpersonales y en el ámbito público”, menciona Álvarez para Infobae Perú.

“Las figuras públicas, dada su influencia y alcance, tienen una gran responsabilidad en promover una cultura de respeto y equidad de género en Perú. Deben utilizar su plataforma para enviar mensajes positivos y constructivos sobre el trato igualitario entre géneros, el consentimiento y la importancia del respeto mutuo. Al hacerlo, contribuirían significativamente a cambiar las percepciones y actitudes en la sociedad hacia las mujeres y la igualdad de género”, indica.

Figuras del entretenimiento peruano refuerzan la cultura machista en la sociedad peruana con sus exhibiciones y maltratos hacia la mujer en eventos públicos | Foto: Agencia Andina
Figuras del entretenimiento peruano refuerzan la cultura machista en la sociedad peruana con sus exhibiciones y maltratos hacia la mujer en eventos públicos | Foto: Agencia Andina

Isbelia Ruiz, quien también es abogada y feminista peruana, resalta que, si bien es una posibilidad que en el caso de John Kelvin o en al anterior caso de Tony Rosado, la mujer pueda haber dado su consentimiento para un acto obsceno, es importante poner en manifiesto que estas exposiciones refuerzan la cultura machista que hay en el Perú.

“Aquí lo que vamos a analizar, así como tal, es la exhibición pública, es la obscenidad en ese sentido, porque así lo dice el artículo 183. Lo que se tiene que analizar es el impacto que tiene una figura pública en los adolescentes y niños haciendo estas acciones contra el cuerpo de una mujer; cómo esto normaliza la violencia y la objetivización de los cuerpos de las mujeres (...) La violencia hacia las mujeres es un problema público”, señala Ruiz para este medio.

infobae

Álvarez y Ruiz sostienen que la sociedad peruana debe adoptar un enfoque colectivo y sistemático para desmantelar el machismo y la violencia de género, especialmente en ámbitos de gran visibilidad como el entretenimiento. Esto incluye impulsar la educación y la sensibilización desde la infancia sobre la igualdad y el respeto, fortalecer la legislación que protege a las mujeres y asegurar que los medios de comunicación promuevan mensajes claros contra estas violencias.

Aunque existe la Ley 30364, la cual busca prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra mujeres, existe una preocupación sobre la efectividad de esta. Se debate sobre su justa aplicación y la capacidad del sistema judicial para evitar la impunidad y apoyar a las víctimas en su búsqueda de justicia, señalando la necesidad de mejorar la actuación judicial en estos casos. A ello, se suma la falta de educación en la sociedad sobre estos temas.

Ministerio de la Mujer
Ministerio de la Mujer

Isbelia Ruiz, quien es parte de Promsex, destaca la importante “deuda histórica” del Estado peruano hacia las mujeres, especialmente en zonas rurales, subrayando la necesidad de que la Fiscalía, el MIMP y el gobierno implementen políticas de igualdad de género y campañas de concientización. Aunque reconoce los esfuerzos del MIMP en casos específicos como los de John Kelvin y Tony Rosado, enfatiza que es insuficiente y urge mejorar el trabajo con los Centros de Emergencia Mujer y la cooperación entre instituciones para dar adecuada atención a las denuncias de las mujeres.

El dato de que desde 2018 hasta julio de 2023 solamente un 0,044% de las denuncias por violencia contra la mujer y miembros de la familia llegaran a obtener una sentencia, de un total de 808,483 casos evaluados bajo la Ley N° 30364, resalta la urgente necesidad de atender a las recomendaciones de las especialistas en derechos humanos y violencia de género.

Día de la Mujer: ¿es feriado el 8 de marzo en Peru?

Según el Decreto Supremo N° 011-2024-PCM, el Día Internacional de la Mujer no figura como feriado, y tampoco ha sido declarado día no laborable por el gobierno peruano. Por lo tanto, se espera que los trabajadores cumplan sus jornadas habituales a menos que las empresas decidan implementar una política diferente.

Cabe señalar que los únicos feriados establecidos por el gobierno peruano para el mes de marzo son el próximo 28 y 29 de marzo por Semana Santa.

¿Por qué el 8 de marzo se celebra el Día de la Mujer?

El Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo, tiene sus raíces en las luchas de las mujeres trabajadoras a principios del siglo XX en Norteamérica y Europa, quienes demandaban mejores condiciones laborales, el derecho al voto y la igualdad ante la ley.

Esta fecha fue institucionalizada en 1975 por las Naciones Unidas para conmemorar las reivindicaciones femeninas y promover la igualdad de género. El 8 de marzo se ha convertido en una jornada de reflexión sobre los avances logrados, una llamada a los cambios necesarios y un día para reconocer las contribuciones de las mujeres en diferentes esferas de la sociedad.