La máquina expendedora sólo da cerveza para los mayores de edad
La máquina expendedora sólo da cerveza para los mayores de edad

Una máquina expendedora, como las que entregan Coca-cola, galletitas o papas fritas, hasta ahora no podía distribuir cerveza porque su venta está prohibida para los menores de edad. En Argentina es legal para los mayores de 18 años, en Estados Unidos se permite a partir de los 21, siempre mostrando una identificación formal como un DNI con foto.

Sin embargo, según el informe 2017 de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar), el consumo de sustancias ilícitas y abuso de alcohol en la población de entre 12 y 17 años aumentó en el último año.

Pero las posibilidades que brinda el sistema blockchain son mucho más amplias. En Consensus 2018, una importante feria de blockchain en Nueva York, se realizó una alianza entre la plataforma de verificación de identidad Civic, la compañía de máquinas expendedoras Innovative Vending Solutions y la marca Anheuser-Busch para traer una solución que acerque a la cerveza, con la conveniencia de las máquinas expendedoras, a los mayores y, al mismo tiempo, restrinja el acceso de los menores.

Presentaron un sistema de máquinas expendedoras con tecnología blockchain que pueden verificar la mayoría de edad de los clientes. Durante la feria, la máquina regalaba, a modo de ejemplo, una lata de cerveza a quienes verificaban su mayoría de edad.

¿Cómo funciona?

Primero, el usuario debe descargar la aplicación Civic y registrar su identidad en este sistema de identificación descentralizado. Civic utiliza blockchain para interactuar con la máquina expendedora. Luego la máquina realiza un escaneo de la cara del usuario para verificar que la persona que lleva el celular sea quien dice ser y, si se prueba la autenticidad y la mayoría de edad, la máquina expende la lata de cerveza.

Esta iniciativa tiene como objetivo mostrar cómo se puede mejorar el sistema de verificación de mayoría de edad, con mayor rigurosidad y control. Civic aclaró que la máquina fue presentada, por el momento, solo a modo de ejemplo y que no tiene intenciones de comercializarla. La máquina fue presentada para mostrar cómo la tecnología cripto puede ser aplicada en industrias populares.

La compañía también explicó que este sistema de identificación instrumentado con la aplicación para celulares podría ser usado para automatizar procesos en las entradas a lugares y reemplazar a las personas que se dedican a hacer esto.