Grupos de familias se turnaron y durmieron en carpas varios días para reservar los primeros lugares en la cola que reúne a miles de fieles de San Cayetano, que desde el primer minuto de este miércoles comenzaron a ingresar a la iglesia del barrio porteño de Liniers para agradecer y pedir por pan, paz y trabajo.

Grupos de familias se turnaron y durmieron en carpas varios días para reservar los primeros lugares en la cola que reúne a miles de fieles de San Cayetano, que desde el primer minuto de este miércoles comenzaron a ingresar a la iglesia del barrio porteño de Liniers para agradecer y pedir por pan, paz y trabajo.

Una mujer ingresa al santuario con una figura del patrono del trabajo, un ritual que se repite año tras año entre muchos de los feligreses

Una mujer ingresa al santuario con una figura del patrono del trabajo, un ritual que se repite año tras año entre muchos de los feligreses

Muchos fieles se acercaron a la Iglesia ubicada en Cuzco 150 para pedir y otros a agradecer

Muchos fieles se acercaron a la Iglesia ubicada en Cuzco 150 para pedir y otros a agradecer

La organización de los fieles impresiona. No dejan nada librado al azar. Es así que se armaron dos filas: una es “rápida” que ve la imagen del santo de lejos, y otra avanza más despacio y los fieles pueden tocar la imagen. Un mujer se realiza una selfie para retratar el momento.

La organización de los fieles impresiona. No dejan nada librado al azar. Es así que se armaron dos filas: una es “rápida” que ve la imagen del santo de lejos, y otra avanza más despacio y los fieles pueden tocar la imagen. Un mujer se realiza una selfie para retratar el momento.

La apertura de la iglesia se se produjo a medianoche y la primera misa se realizó a las 4, mientras que la ceremonia central, a cargo del arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, será a las 11 de este miércoles.

La apertura de la iglesia se se produjo a medianoche y la primera misa se realizó a las 4, mientras que la ceremonia central, a cargo del arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, será a las 11 de este miércoles.

San Cayetano fue beatificado el 8 de octubre de 1629 por el papa Urbano VIII y canonizado el 12 de abril de 1671 por el papa Clemente X. Desde entonces, la Iglesia Católica lo reconoce como San Cayetano, el santo de la providencia, patrono del pan y del trabajo.

San Cayetano fue beatificado el 8 de octubre de 1629 por el papa Urbano VIII y canonizado el 12 de abril de 1671 por el papa Clemente X. Desde entonces, la Iglesia Católica lo reconoce como San Cayetano, el santo de la providencia, patrono del pan y del trabajo.

Cayetano fue un presbítero italiano, fundador de la Orden de Clérigos Regulares Teatinos. Vivió en total austeridad y sus promulgaciones de pobreza enojó a los clérigos que querían seguir disfrutando de las comodidades.

Cayetano fue un presbítero italiano, fundador de la Orden de Clérigos Regulares Teatinos. Vivió en total austeridad y sus promulgaciones de pobreza enojó a los clérigos que querían seguir disfrutando de las comodidades.

El patrono del pan y el trabajo dedicó su vida al prójimo y en la Argentina convoca a miles de fieles cada año.

El patrono del pan y el trabajo dedicó su vida al prójimo y en la Argentina convoca a miles de fieles cada año.

Los fieles llevan espigas de trigo para conmemorar el día de San Cayetano

Los fieles llevan espigas de trigo para conmemorar el día de San Cayetano

Su celebración el 7 de agosto se debe al día de 1547 en que falleció.

Su celebración el 7 de agosto se debe al día de 1547 en que falleció.

La iglesia permanecerá abierta todo el miércoles, y habrá misa cada hora desde las 4 hasta las 23, además del servicio de bendiciones y confesiones permanente dentro y fuera del templo.

La iglesia permanecerá abierta todo el miércoles, y habrá misa cada hora desde las 4 hasta las 23, además del servicio de bendiciones y confesiones permanente dentro y fuera del templo.

Fotos: Gustavo Gavotti