El restaurante con estrella Michelin que está en uno de los pueblos más bonitos de España y tiene menú degustación para niños

Este restaurante se encuentra rodeado por los preciosos picos montañosos y las antiguas casas de piedra que caracterizan a este pueblo oscense

Compartir
Compartir articulo
Las vistas desde el restaurante Callizo
Las vistas desde el restaurante Callizo

En la plaza mayor de Aínsa, un bello pueblo medieval en pleno corazón del pirineo aragonés, Josetxo Souto y Ramón Aso sirven una cocina técnica y emocional de montaña, que ha conquistado a las guías más prestigiosas de la alta cocina a nivel internacional. El restaurante Callizo cuenta con una estrella Michelin desde la edición 2021 de la gala para España y Portugal, además de un sol de la guía Repsol y el reconocimiento de locales y turistas que se acercan a probar su cocina.

El restaurante, ubicado en una céntrica casona de piedra que sorprende por su moderna estética interior, organiza su oferta gastronómica en dos menús degustación diferentes, ambos centrados en una cocina de montaña que aprovecha al máximo los productos que el privilegiado entorno ofrece. Trufa de Graus, quesos de Radiquero, azafrán ecológico de La Espuña, aceite Ecostean o miel de Ascara son algunos de los ingredientes protagonistas en sus menús.

Te puede interesar: El primo de Arguiñano es chef, también se llama Carlos y triunfa con su restaurante: “Vienen 90 personas al día”

Sus platos originales se presentan en diferentes espacios del restaurante de una manera muy especial, una forma de recorrer la cocina de los Pirineos a la vez que se prueban los sabores que dan personalidad a Callizo. La Experiencia Callizo comienza en la bodega, abriendo boca mientras se degustan los mejores caldos de la zona. El recorrido sigue con una visita a la cocina, donde continúa la experiencia, conociendo a los chefs y al equipo de cocina en plena acción. Los comensales pasan finalmente a la sala, donde disfrutar sin prisa de las impresionantes vistas de la montaña, y saboreando los paisajes del Sobrarbe.

Te puede interesar: Dani García, el chef que cerró su restaurante con 3 estrellas Michelin y que ahora triunfa con más de 20 locales en todo el mundo

Menús degustación de una cocina “tecno-emocional”

En Callizo basan su oferta gastronómica en una cocina que denominan “tecno-emocional de montaña”, unos adjetivos que describen unas elaboraciones muy pegadas a sus raíces, al río, a la huerta, a la tradición y al bosque, que dan prioridad a los productos de su comarca y de la cordillera.

Desde la Guía Michelin valorar los “platos bien resueltos, texturas delicadas, contrastes acertados” que caracterizan la cocina de Callizo, todo ello desarrollado a través de dos menús degustación, Tierra y Piedras. El primero es el menú más corto de los dos, con un preludio y un primer acto fijo y un segundo acto y postre que se pueden elegir entre sus diversas propuestas. El precio de este menú es de 105 €.

Plato del menú degustación (Restaurante Callizo)
Plato del menú degustación (Restaurante Callizo)

Su segundo menú, bajo el nombre de Piedras, es un menú más largo, el menú gastronómico tradicional del Callizo, que supone “un viaje completo por nuestra comarca y el mundo entero con una secuencia de más de 25 bocados”. Se trata, pues, de un menú de degustación de principio a fin, que tiene un precio de 125 €. El restaurante Callizo no deja de lado a nadie y, por ello, incluye también un menú pensado para los más pequeños de la casa, con entrantes varios, un primer plato, un segundo y un postre a elegir. Ideal para niños de hasta 12 años y por un precio de 35 €.

Te puede interesar: Uno de los restaurantes más antiguos de España encanta a José Andrés: “Tienen el mejor lechazo”

Aínsa, uno de los pueblos más bonitos de España

Este restaurante se encuentra rodeado por preciosos picos, antiguas casas de piedra y mucha naturaleza. Y es que se ubica en uno de los pueblos más bonitos del Pirineo oscense, Aínsa, en la localidad de Sobrarbe. Este pequeño pueblo de Huesca ha conseguido entrar en el ranking de los pueblos más bonitos de nuestra geografía, otorgado por la prestigiosa revista National Geographic.

Pueblo oscense de Aínsa (Restaurante Callizo)
Pueblo oscense de Aínsa (Restaurante Callizo)

Y no es para menos, pues el pueblo en el que se encuentra el restaurante Callizo tiene todo lo necesario para un viaje que nos haga retroceder en el tiempo. Su centro histórico, declarado Conjunto Histórico-Artístico, es una combinación de arquitectura románica, gótica y renacentista. Destacan su plaza mayor, donde se ubica el restaurante, que data de los siglos XII y XIII; la iglesia de Santa María, uno de los ejemplos más destacados del románico aragonés de la comarca de Sobrarbe, y su castillo, además de sus bellas calles empedradas que permiten disfrutar de un espectacular paisaje medieval.

Aínsa es conocido por su impresionante legado histórico, pero también es todo un paraíso para los amantes de la naturaleza. Ubicada en la confluencia de los ríos Cinca y Ara, la zona en la que se encuentra este enclave resulta excepcional, puesto que está rodeado del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara y el Parque Natural Posets Maladeta.

Seguir leyendo: