El primo de Messi reveló por qué el astro del Barcelona aún no tomó la decisión de jugar en el fútbol argentino

Maximiliano Biancucchi contó el motivo por el que cree que la Pulga no volverá al país para vestir la camiseta de Newell’s

  162
162

La calidad y el talento que Lionel Messi despliega desde hace más de 15 años con la camiseta del Barcelona o de la Selección es innegable y un placer para cualquier hincha de fútbol. Sin embargo, en el imaginario colectivo del argentino aún yace el deseo de ver a La Pulga con la camiseta de algún club del país.

Claro que los colores con los que más se asocia al atacante de 32 años son los de Newell’s y toda la Lepra sueña con que en el futuro se concrete el día que Leo se ponga la camiseta rojinegra en el Coloso Marcelo Bielsa.

Fue así que, mientras los futboleros se ilusionan con la chance de que el seis veces ganador del Balón de Oro despliegue su magia en Argentina, su primo, Maximiliano Biancucchi le puso paños fríos al asunto y explicó la razón por la que Messi podría no vuelva a la tierra que lo vio nacer.

“Leo tiene mucho amor por la Argentina, la gente nunca lo termina de entender. Si no fuese por la inseguridad, no tengo ninguna duda que jugaría en Argentina, eso es lo único que pueda afectar a la hora de volver”, aseguró el ex futbolista de 35 años en diálogo con el programa radial Ataque Futbolero.

Maximiliano Biancucchi, el primo de Messi que tuvo un paso poco exitoso en la liga de México (Foto: Especial)
Maximiliano Biancucchi, el primo de Messi que tuvo un paso poco exitoso en la liga de México (Foto: Especial)

Pese a la sinceridad del familiar del capitán argentino, confesó que su deseo también es poder ver al astro rosarino jugando en el club de sus amores, del que comparten la pasión: “Es mi sueño poder verlo a Leo en Newell’s, pero lo veo complicado. Es difícil, imaginate que Messi juegue un clásico, los nenes tienen que ir a la escuela... La ciudad es un infierno”, expresó.

Además, Biancucchi, que actualmente se desempeña como representante de jugadores en Paraguay, rememoró su infancia al lado de la Pulga. “En el barrio Leo jugaba con nosotros, éramos más grandes que él, y nos decían: ‘Loco sácalo porque lo vamos a matar’. Le querían pegar, pero se la aguantaba. Cuando él tenía ocho o nueve, yo me levantaba los sábados temprano para verlo jugar, hacia cosas impresionantes. No lo podía creer", contó.

Y a modo de elevar la figura de su primo, lanzó una comparación con Juan Román Riquelme. “Uno escucha que Riquelme es el último 10. Sí, es extraordinario Román, pero yo veo hacerle cosas a Leo, que también hacía Riquelme. Simplemente, que lo que esperamos de Leo son los goles y no solamente la asistencia...”, concluyó.

Seguí leyendo: