Caruso posa en la salida del Metro en Madrid. Ahora viaja a Barcelona para intentar reunirse con Messi (Foto: Facundo Pechervsky)
Caruso posa en la salida del Metro en Madrid. Ahora viaja a Barcelona para intentar reunirse con Messi (Foto: Facundo Pechervsky)

Es el mismo Ricardo Caruso Lombardi de siempre. Inquieto, pasional, locuaz, atrevido, divertido, pero en este caso el contexto marca una particularidad, una novedad para él. Por primera vez en sus 57 años, el extrovertido director técnico viajó a España. Y, más allá de un paseo familiar con su hijo de cuatro años, su esposa y los hijos de ella, el fútbol no podía estar ausente.

Caruso vive una estadía frenética por Madrid, típica de un personaje como él. Todo en menos de diez días. Visita al entrenamiento de Atlético de Madrid, al Leganés, al Santiago Bernabéu a presenciar Real Madrid ante el Girona, y hasta a Guadalajara, un pueblo a 50 kilómetros de la capital en el que se encuentra el Club Deportivo Guadalajara de la Tercera División (la cuarta categoría del fútbol ibérico). Allí el DT es un argentino, Sergio Zanetti, el hermano del Pupi, quien jugó en Deportivo Español y Racing, y quien desde que agarró la conducción del equipo, a principios de enero, no pudo ganar; por el contrario, perdió todos sus partidos. Esto hasta que, por pedido de un directivo, llegó Caruso Lombardi para dar una mano, ver las prácticas, conocer a los jugadores y dar algunos consejos. Conclusión: tras la opinión del mediático DT, el Guadalajara venció el pasado domingo 3 a 2 al Mora y empezó a levantar su puntaje en busca de salir de la zona de descenso.

Una típica caruseada en España, en donde atiende a Infobae luego de almorzar con su familia para hablar de esta experiencia de vida que lo ilusiona.

Caruso, junto al Mono Burgos y el Cholo Simeone, a quienes les contó su proyecto para el sindicato de técnicos
Caruso, junto al Mono Burgos y el Cholo Simeone, a quienes les contó su proyecto para el sindicato de técnicos

Vos siempre le escapas a los aviones, te dan miedo, pero esta vez te animaste a subirte, ¿cómo fue eso?

Me clavé dos "pastenacas" (ríe a carcajadas). Una antes y una durante el viaje. Y a la vuelta voy a tratar de no dormir la noche anterior, porque el vuelo sale al mediodía, entonces quiero estar fusilado y dormir bastante para no sufrir tanto arriba del avión.

¿Cómo surgió este viaje?

Tengo un amigo que maneja al Guadalajara y quería que le diera mi punto de vista, que mirara a algunos jugadores, porque venían mal y ya habían cambiado tres veces el técnico en el torneo. Actualmente está Sergio y había perdido los 6 partidos que dirigió. Hablé con él, le conté lo que vi y por suerte el equipo ganó, salió de la malaria. Esta vez no le dí una arenga al grupo, solo le dí mucha manija a Zanetti porque están peleando por no descender. Después del partido nos volvimos a juntar y le conté lo que vi. Solo dí una mano, pero sin la intención ahora de quedarme.

¿Te gustaría dirigir acá?

Sí, puede ser eh. Se me acercó gente ya. Me tiraron líneas. Me entusiasma esto. Acá las canchas son hermosas. Mirá, yo venía medio desinflado, cansado. Mucho barro. Estuve once años en Primera, de los cuáles en diez dirigí equipos para salvarlo del descenso y sólo me fui una vez. Todo eso te pasa factura en el cuerpo. Dolor de cabeza, presión alta, colesterol. Acá en cambio no hay preocupación.

De su gira por España, Caruso también se trae la foto con Diego Godín, el defensor y capitán uruguayo del Atlético Madrid
De su gira por España, Caruso también se trae la foto con Diego Godín, el defensor y capitán uruguayo del Atlético Madrid

¿Te gustó mucho lo que viste, las prácticas, los estadios?

Lo que pasa es que acá todo es diferente. El estadio, el pasto, la vestimenta, cómo se entrenan, están un escalón arriba nuestro. Acá no hay un descuido. Todo impecable. Todo es lindo. Todo sobra. Si piden 10 pelotas le dan 30, si piden 40 conos le dan 100. Si me lo propongo puede ser que me quede, hubo gente que se me acercó y me dijo "¿por qué no agarrás un equipo de Segunda División?". Y averigüé y acá te cumplen todo, hay equipos buenos en el Ascenso, fuertes, se gana muy buena plata, lo único es que tenés que calcular los impuestos, porque acá se respeta mucho ese tema. Siento que me van conociendo en España. Se sabe que tengo relación con los argentinos que están acá. Eso para un DT empuja mucho. Sólo me genera duda la edad que tengo, pero si tuviera 10 años menos ya estaba dirigiendo acá como un loco.

¿Cómo te recibieron los argentinos que trabajan en el fútbol?

Bárbaro. El Cholo Simeone se bajó del micro y me dio un abrazo. El Mono Burgos, Nelson Vivas. También estuve con Mauricio Pellegrino. Me gustó mucho de la manera en la que me trataron, quedé maravillado de encontrar gente así, no solo como DT, como personas. Hablé mucho con los jugadores. Con Diego Godín, con José María Giménez, Guido Carrillo, Jonathan Silva.

“Si tuviese diez años menos ya estaría dirigiendo en España”, asegura Lombardi quien asesoró a un equipo en este viaje (Foto Facundo Pechervsky)
“Si tuviese diez años menos ya estaría dirigiendo en España”, asegura Lombardi quien asesoró a un equipo en este viaje (Foto Facundo Pechervsky)

¿Qué fue lo que más te sorprendió de todo lo que viste acá?

Todo, todo. Estamos a años luz. Nada que ver. El respeto que hay, los técnicos todos con contrato. Acá no hay nadie sin cobrar, ni los que están trabajando ni los despedidos. Cómo está diseñado todo. Todos tienen su campo deportivo de primer nivel. Hay mucho respeto en todo, cómo te saluda la gente, los jugadores, cómo hablan con vos. La policía, cómo te cuida. Me sorprende todo. Te voy a decir algo que me impactó: fui a ver al Real Madrid vs Girona. El Madrid perdió, le cobraron un penal en contra y lo echaron a Ramos. Termina el partido y por la zona de los vestuarios había gente. En eso sale el árbitro caminando con traje y una valijita como si estuviese en Florida y Corrientes, nadie le dijo nada, por el contrario, ¡lo saludaban! ¿Te imaginás en La Bombonera o en el Monumental? ¡No puede salir hasta las 4 de la mañana! Este tipo salió caminando entre la gente. Eso me extrañó mucho. Hay mucha seguridad, se camina tranquilo a cualquier hora. En el Bernabéu vi puestos de comida, cafeterías en los bajos de las tribunas, escaleras mecánicas. ¿Por qué no se puede hacer algo así en Argentina? Otra cosa que llamó la atención: estaba en la segunda bandeja y había uno solo del Girona. Y en el segundo gol se paró y lo gritó bien fuerte, y eso que era el único entre todos los del Madrid. Y nadie le dijo "callate que estás en el Bernabéu". Nada, nada. Acá ven el partido todos sentados. Sería muy lindo vivir algo así en Argentina.

Caruso se apasiona cuando habla de lo que está viviendo por estas horas, dice que volvió a disfrutar de ver fútbol, pero que también vino a contarles a los técnicos argentinos sobre su lucha, renovar el gremio de los DT en Argentina.

¿Pudiste hablar con el Cholo y otros sobre tu propuesta sindical?

Sí, para que sepan lo que estoy haciendo. Es importante lo que opinen el Cholo, Pellegrino, el Mono Burgos, Compagnucci, VivasM voy a tratar de verlo a Solari. Es importante escucharlos a ellos en este momento en el que el gremio está tan sucio. Nunca pudimos emitir un voto, ni elegir a nadie, porque el gremio está tomado. Y encima la Justicia es muy turbia. No hace nada. No dejaron entrar a un interventor. Metieron a otro interventor, y el mismo juez que hacía 5 meses había dicho que sí, ahora le dio la derecha a ellos para que sigan. Todo turbio, raro. Es una duda constante sobre cómo actúa la Justicia, porque estamos luchando para que todos los técnicos tengan algo en algún momento de la vida. Y hoy estamos tirados, y eso lo compruebo en cada rincón del país. Lo peor es que no tienen contrato. De 100 técnicos en la Argentina, 85 no tienen contrato. Es una vergüenza. porque no tienen de quién depender. No tienen obra social. Ni aportes ni nada. Eso es todo lo sucio que tenemos en nuestro gremio y lamentablemente estamos desprotegidos.

Caruso Lombadi visitó la flamante ciudad deportiva del Leganés para entrevistarse con su colega Mauricio Pellegrino y el ayudante Carlos Compagnucci
Caruso Lombadi visitó la flamante ciudad deportiva del Leganés para entrevistarse con su colega Mauricio Pellegrino y el ayudante Carlos Compagnucci

SEGUÍ LEYENDO: