Proa alberga una potente muestra sobre el impacto humano en el planeta Tierra

“Antropoceno”, el proyecto del fotógrafo canadiense Edward Burtynsky y los documentalistas Jennifer Baichwal y Nicholas de Pencier, es una oportunidad única para reflexionar sobre el cuidado del medio ambiente a través de fotografías en gran formato

Guardar

Nuevo

Una potente muestra sobre el impacto de las acciones humanas sobre la Tierra, en Proa
Una potente muestra sobre el impacto de las acciones humanas sobre la Tierra, en Proa

Fundación PROA presenta una muestra que combina arte, tecnología y ciencia, y hace un llamado a la reflexión sobre las prácticas, usos y relaciones del hombre actual con la naturaleza y principalmente con su propia casa: la Tierra.

Antropoceno es un proyecto del reconocido fotógrafo canadiense Edward Burtynsky y los documentalistas Jennifer Baichwal y Nicholas de Pencier, con la curaduría de Sophie Hackett, Andrea Kunard y Urs Stahel. Se trata de una oportunidad única de experimentar obras fotográficas de calidad en gran formato y vivenciar a través de otros recursos tecnológicos como la realidad aumentada, aquellos temas expuestos para el debate colectivo.

“¿Por qué elegimos esta exposición? Primero porque el talento de los creadores es extraordinario. Es una muestra que estuvo en muchísimos países y creemos que refleja lo que está pasando en el mundo. Por otro lado, la forma en la que el proyecto tiene estructurados los temas, tiene que ver con las medidas en cómo los geólogos están trabajando el cambio de era. Es una enorme discusión de si estamos o no en el antropoceno. Lo importante es entender que hay muchos investigadores que sí lo consideran, lo que implica que estamos en una era en la que el hombre ha conquistado la Tierra”, afirma Adriana Rosenberg, Presidenta de Fundación PROA, en diálogo con Infobae Cultura.

“Antropoceno”, el proyecto del reconocido fotógrafo canadiense Edward Burtynsky y los documentalistas Jennifer Baichwal y Nicholas de Pencier
“Antropoceno”, el proyecto del reconocido fotógrafo canadiense Edward Burtynsky y los documentalistas Jennifer Baichwal y Nicholas de Pencier

Coproducida por la Galería de Arte de Ontario (AGO), el Instituto Fotográfico Canadiense - dependiente de la Galería Nacional de Canadá (NGC)-, y la Fundación MAST de Bologna, en Italia, esta exhibición es la culminación de un proyecto artístico colaborativo que se viene desarrollando desde el 2018 alrededor del mundo y que incluye además, un largometraje documental, dos publicaciones, un programa educativo y un podcast.

Según fundamentan los artistas, su investigación está basada en los geólogos y otros científicos del Anthropocene Working Group, quienes creen que la Tierra ha dejado el Holoceno para ingresar en una nueva época: el Antropoceno. Su argumento es que los humanos se han convertido en la fuerza individual más definitoria del planeta, a través de la minería, la urbanización, la industrialización, la agricultura, la proliferación de represas y desvíos de cursos de agua, el CO2 y acidificación de los océanos debido al cambio climático, la presencia generalizada en todo el mundo de plásticos, hormigón y otros tecno-fósiles, las tasas sin precedentes de deforestación y extinción de recursos naturales.

Te puede interesar: Antropoceno: ¿una era geológica a medida y capricho de los humanos?

“Nuestro planeta ha sido testigo de cinco grandes eventos de extinción, y estos han sido provocados por una variedad de causas: el impacto de un colosal meteorito, erupciones volcánicas masivas y actividad de cianobacterias oceánicas que generaron una toxicidad mortal en la atmósfera. Estos fueron los fenómenos naturales que rigen el flujo y reflujo de la vida. Ahora está quedando claro que la humanidad, con su explosión demográfica, industrial y tecnológica, se ha convertido en muy poco tiempo en un agente de un inmenso cambio global. Podría decirse que estamos a punto de convertirnos (si no lo somos ya) en los perpetradores de un sexto gran evento de extinción. Nuestro sistema planetario se ve afectado por una magnitud de fuerza tan poderosa como cualquier catástrofe global que ocurra naturalmente, pero causada únicamente por la actividad de una sola especie: nosotros”, afirman los artistas.

Edward Burtynsky
Edward Burtynsky

Edward Burtynsky es considerado uno de los fotógrafos contemporáneos más relevantes del mundo. Sus representaciones fotográficas de paisajes industriales globales dan cuenta de sus más de 40 años de dedicación para dar testimonio del impacto de la industria humana en el planeta. Sus fotografías forman parte de las colecciones de más de 60 museos importantes de todo el mundo, como la Galería Nacional de Canadá, el Museo de Arte Moderno, el Museo Metropolitano de Arte y el Museo Guggenheim de Nueva York, el Museo Reina Sofía de Madrid, la Tate Modern de Londres y el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles en California.

Por su parte, Jennifer Baichwal es una documentalista, escritora y productora canadiense, que realizó investigaciones en distintas partes del mundo, llegando a residir temporalmente en India y Marruecos. Nicholas de Pencier es director de fotografía y productor de cine canadiense, creador de series televisivas para CBC, PBS, Discovery, National Geographic e History Channel.

Combinando fotografía, cine, realidad aumentada e investigación científica, el proyecto, desplegado a lo largo de las 4 salas de la fundación, investiga la influencia humana en el estado, la dinámica y el futuro de la Tierra. El recorrido inicia con fotografías en gran formato de un impacto y belleza conmovedoras, que tomadas con drones, posibilitan la observación de las geografías a gran escala y conforman composiciones abstractas. “Quisimos iniciar la muestra con esta imagen, en la que se puede ver parte del suelo oceánico y la actividad tectónica de 60 millones de años porque en perspectiva, hemos cambiado todo en un período muy corto de tiempo comparado al tiempo de la Tierra”, afirma Jennifer Baichwal.

 Jennifer Baichwal
Jennifer Baichwal

Además, el proyecto propone que el visitante pueda experimentar por sí mismo muchos de los temas abordados en la muestra. Por eso, a través de la aplicación Avara Discover (que puede descargarse en el celular) invita a profundizar aún más sobre algunas obras, que pueden observarse en realidad aumentada, o murales desde los que se desprenden videos explicativos.

Te puede interesar: Kim Stanley Robinson: “El futuro inmediato será un desastre”

“Nuestro proyecto de investigación a lo largo de los años, nos llevó a trabajar no de una manera didáctica o acusatoria sino de una manera experiencial, donde todos podamos experimentar y vivir lo que está sucediendo por nosotros mismos. Por eso, tenemos fotografías en gran formato y esculturas multimediales como “Sudán”, el último ejemplar vivo del rinoceronte blanco del norte de África. A partir de cientos de fotografías y la utilización de una aplicación podemos convocar la presencia del animal en el medio de la sala en la que estamos”, afirma Burtynsky.

Fotografías de Edward Burtynsky en "Antropoceno"
Fotografías de Edward Burtynsky en "Antropoceno"

Si bien la muestra expone la dura realidad en la que nos encontramos actualmente, también deja un espacio para la esperanza donde no todo está perdido. En la última sala, es posible observar imágenes que tranquilizan un poco a los espectadores, a través de la exposición de videos y fotos subacuáticas en una reserva acuífera de Bali y también en un bosque de la isla de Vancouver, Canadá, donde puede verse cómo es un ambiente natural que nunca fue talado. “Esperamos que a través de nuestras contribución, la generación de hoy se sienta inspirada para llevar adelante el impulso de esta discusión, de modo que las generaciones venideras puedan continuar experimentando la maravilla y la magia de lo que la vida y la vida en la Tierra tienen para ofrecer”, afirman los artistas.

En la presentación, Burtynsky admitió: “Este proyecto específico ha finalizado. Pero no significa que el trabajo de este proyecto haya terminado. Hay mucho de lo que se puede extrapolar de lo que se ve en la exhibición. Nuestro propósito es esperanzador. No estar indefensos ante los desafíos que tenemos como especie. La manera que tenemos de no sentirnos sobrepasados por esto, es la acción. Estamos haciendo algo positivo, todavía hay esperanza en el futuro, tenemos tecnologías para ello. Esperamos que toda nuestra obra los inspire para tomar dimensión y transformarnos a nosotros mismos de una forma positiva en nuestras propias vidas, nuestras propias prácticas”.

*La muestra permanecerá abierta hasta el mes de marzo de 2023, en Av. Pedro de Mendoza 1929 (La Boca), de jueves a domingos, de 12 a 19 hs.

Seguir leyendo

Guardar

Nuevo