Qaw’mane Wilson publicó un video en el que arrojaba dinero a extraños en la calle (Foto: Captura de pantalla)
Qaw’mane Wilson publicó un video en el que arrojaba dinero a extraños en la calle (Foto: Captura de pantalla)

Ocho meses después de que su madre fuera asesinada a tiros, Qaw’mane Wilson llegó a un banco de Chicago en su Ford Mustang.

Vistiendo una chaqueta con estampado de leopardo, el aspirante a rapero, conocido como “Young QC”, salió de su automóvil personalizado con puertas de ala de gaviota, y explicó ante una cámara que lo grababa que estaba a punto de retirar miles de dólares de su cuenta bancaria. Después, en el mismo video, aparece arrojando fajos de dinero en efectivo al aire, mientras docenas de personas gritan eufóricas.

[No sé] quién es él, pero nos dio dinero como si nada”, escribió un supuesto fanático en Twitter en 2013, en una publicación archivada por DNAinfo Chicago.

Esa fue solo una de las muchas formas en que Wilson gastó los USD 90,000 que heredó de su madre después de que fuera asesinada, según los fiscales del condado de Cook. Se fotografió a sí mismo con montones de billetes en una tienda de Burberry, en una sala de masajes, en su casa, en la alfombra, y parecía deleitarse con su nueva riqueza.

Wilson estaba muy ansioso por gastar el dinero, según los fiscales, porque matar a su madre fue idea suya.

El pasado viernes, el joven de 30 años fue sentenciado a 99 años de prisión, luego de que las autoridades descubrieran que contrató a un asesino a sueldo para matar a su propia madre, Yolanda Holmes, en 2012, y así poder heredar su riqueza.

El asesino a sueldo, Eugene Spencer, fue sentenciado a 100 años. Tanto él como Wilson fueron condenados por asesinato en primer grado en marzo pasado.

La palabra es ‘matricidio’, que significa asesinato de la propia madre”, dijo el viernes el juez del condado de Cook, Stanley Sacks. Lo que él quería, su madre se lo dio. Un coche. Un trabajo. Se podría decir que era un mimado. Ella le dio vida a Qaw’mane, y así lo terminó agradeciendo".

Cuando se le preguntó si tenía algo que decir, el homicida dijo: “Solo quiero decir que nadie amaba a mi madre más que yo. Ella era todo lo que tenía."

El arresto de Wilson en 2013 sorprendió a toda la familia. Según sus parientes, su madre lo adoraba. Le compró un Camaro y ropa de diseñador, según lo informado por DNAinfo Chicago. También hizo todo lo posible para mantenerlo alejado de las pandillas, y que así no siguiera los pasos de su padre: Jeffrey Todd Wilson, un ex líder de una banda del West Side, que fue sentenciado a cadena perpetua por asesinato en 1993.

Estoy anonadada porque nunca pensé que el sería ser capaz de hacerle eso a su madre”, dijo Ayonna Anderson, amiga íntima de Yolanda Holmes. “No sé si llegó al punto en el que amaba más el dinero que a su propia madre”.

En el momento de su arresto, las autoridades dijeron que Wilson admitió que había conspirado contra su madre por “ganancias financieras”, pero afirmó que nunca tuvo la intención de que ella muriera. “Se suponía que era un robo”, explicó a los detectives.

Pero el asesino a sueldo, Spencer, dijo a los investigadores que Wilson le ordenó matarla y que le ofreció USD 3,500 por el trabajo. En las primeras horas de la mañana del 2 de septiembre de 2012, Spencer irrumpió en el apartamento de Holmes, y la encontró durmiendo junto a su novio, Curtis Wyatt. Spencer disparó fatalmente y apuñaló a Holmes, antes de que Wyatt lo sacara del apartamento, informó el Sun-Times. Wyatt más tarde identificó a Spencer como el asesino.

Wilson, el único beneficiario de las pólizas de seguro de vida de Holmes, heredó más de USD 90,000 en ahorros y el seguro de vida, sin embargo, comenzó a gastarlo rápidamente.

Mostró cachorros que compró por USD 1,500, una nueva colección de Air Jordans, así como armas, marihuana y cadenas de oro, informó DNAinfo Chicago. Filmó un video musical para una canción de rap, que subió a sus 108,000 suscriptores de YouTube. Comenzó un nuevo programa de YouTube llamado “The Nick Story”, descrito como un “drama familiar”. Y en videos y selfies, hizo alarde de su nuevo Mustang y los llamativos relojes. Retiró casi USD 70,000 de las cuentas de su madre en los meses posteriores a su muerte, según el Sun-Times.

Públicamente, Young QC habló al menos una vez sobre la muerte de su madre, antes de que lo arrestaran. Se presentó en un funeral para un adolescente que fue asesinado a tiros en 2013: “Mi madre, ella era una mujer del vecindario. Un hombre entró en nuestra casa y la asesinó, solo para robar”.

Durante su juicio en 2019, los fiscales reprodujeron el video de Wilson en el que aparece tirando el dinero de su madre después de que hizo el retiro del banco, y otro video de él frente a un espejo con una cadena de oro y billetes de USD 100.

No estoy jugando, hombre. Hago esto de verdad. No tengo ningún problema en retribuir”, dijo justo antes de arrojar el dinero de su madre a los extraños que pasaban por la calle.

Al salir de la sala del tribunal, después de que le dictaran condena, la tía de Holmes, Sondra Jackson, le dijo al Washington Post: “Después de todo esto, todavía seguimos sin entender por qué lo hizo”.