Lo que siempre has querido saber de dos gemelos idénticos

Marco y Giulio. O Giulio y Marco. Todas las fotos son cortesía de los entrevistados
Marco y Giulio. O Giulio y Marco. Todas las fotos son cortesía de los entrevistados

Le hice a Marco y Giulio, unos amigos monocigóticos de hace años que aún me cuesta diferenciar, unas cuantas preguntas para descubrir cómo es la vida cuando tienes un doble. 

Básicamente, el famoso aforismo de John Donne, "Nadie es una isla por completo", es pura basura. En este planeta, estamos todos solos, y tenemos que enfrentarnos a la fealdad de la existencia únicamente con nuestras energías.

La única excepción a esta tragedia de la vida, quizá, está en las parejas de gemelos idénticos: gente que puede compartir cada paso de su existencia no solo con personas que o menos experimenta las mismas cosas que ellas, sino que además son idénticos, por lo menos físicamente.

Visto que no es algo tan común, decidí entrevistar a Marco y Giulio, dos gemelos monocigóticos que incluso a mí, después de años de amistad, me sigue costando diferenciar, para ver cómo es la vida cuando tienes un doble.

VICE: ¿Cómo es convivir con un ser humano que es totalmente idéntico a ti? ¿Es algo positivo o es una mierda?
Giulio: Claro que tiene tanto un lado positivo como uno negativo, pero en general diría que los positivos superan de calle a los negativos. Siempre tienes compañía, nunca te sientes solo. No corres el riesgo de aburrirte y siempre cuentas con un cómplice, un aliado.

Marco: Sí, y obviamente tiene más implicaciones. Siempre podemos contar con la presencia del otro, y más o menos hemos vivido las mismas experiencias, así que nuestros padres siempre confiaron en dejarnos hacer ciertas cosas por nuestra cuenta, como viajar al extranjero y tal. Porque siempre somos dos, y básicamente sabíamos que siempre nos cubriríamos las espaldas. Pero nuestro hermano pequeño, por ejemplo, no pudo hacer lo mismo que nosotros.

Aparte del mismo aspecto, ¿diríais que también tenéis los mismos gustos? Como sabores, decisiones de trabajo, de estudio…
Giulio: No sé si tiene mucho que ver con el hecho de ser mellizos, pero tenemos gustos culinarios parecidos. En el resto solemos ser distintos.

¿Por qué los gemelos a veces tienen la misma apariencia, como el peinado o la ropa? ¿Por qué lo hacéis? ¿No sería más fácil diferenciaros?
Marco: Muy fácil, cuando eres un niño no tomas tus propias decisiones, y tus padres normalmente te compran las mismas cosas, exceptuando quizá la diferencia en los colores: yo vestía de rojo, él vestía de azul. Después, al crecer te acostumbras a formar parte de los mismos círculos y del estilo de vida que va con ellos. Nunca nos hemos forzado a parecer diferentes… vamos al mismo peluquero, y es habitual que llevemos un corte de pelo similar. Quizá con el tiempo, cuando tengamos diferentes estilos de vida, también influirá en el tipo de ropa que vestimos. No lo sé. No es algo que hagamos a propósito y, en realidad, a veces cuando vamos a salir nos acabamos enfadando porque nos hemos vestido de forma muy similar. Aunque normalmente él viste más a la antigua que yo.

¿Cuántas veces os habéis hecho pasar por el otro para hacer alguna trastada?
Giulio: Solía pasar mucho en la escuela. Íbamos al internado, y si uno de nosotros estaba enfermo y el otro iba a clase, y supongamos que no había hecho los deberes y tenía un examen sorpresa, el que estaba enfermo la había fastidiado: te iban a poner mala nota. En general, en la escuela nunca se dieron cuenta: recuerdo un año que sacó mejores notas finales que yo, pero que en realidad las notas a lo largo del año eran peores que las mías. Normalmente teníamos informes escolares casi idénticos, porque los profesores realmente no sabían de quién hablaban, así que acostumbraban a ponernos las mismas notas.

Giulio: Y después también con el carné de conducir.

¿Es cierto que sois casi telepáticos, y que siempre entendéis lo que el otro piensa?
Giulio: La típica pregunta. Creo que la respuesta es obvia. Incluso si no tienes un gemelo, pero vives continuamente con alguien, al final los modos de pensar se equiparan. Pasas por las mismas experiencias en momentos similares de la vida, así que es normal que muchas veces pienses de la misma manera, o que sepas cómo va a reaccionar el otro.

infobae-image

¿Cómo os comportáis cuando una chica muestra interés por alguno de vosotros? Porque aparentemente parecéis intercambiables… ¿habéis intentado ligar con la misma chica a la vez? ¿Os habéis metido en algún lío?
Giulio: Digamos que, con frecuencia, intentamos planear una estrategia. Si sé que él quiere intentarlo con alguna, no creo que lo intentara con ellas. Pero ya ha pasado antes que haya salido con una chica, no haya ido bien, y que después de un tiempo acabara con Marco.

Marco: En otra ocasión vivimos una situación algo incómoda: había quedado con una chica de mi universidad durante un tiempo, y sucedió que esa noche Giulio, que no la conocía y no sabía que nos habíamos estado viendo, estaba en el mismo bar que ella. Ella se sentó a su lado para que él la viera, y podría haber ligado con ella si hubiera sabido que yo le gustaba. Pero ella se dio cuenta de que pasaba algo, porque él la ignoró al no saber quién era.

Giulio: Si hubiera sabido que estaba dispuesta, seguro que habría ligado. ¡Iba muy borracho!

¿Habéis dormido alguna vez con la misma chica al mismo tiempo?
Marco: Sí, nos ha pasado. Fue así: la chica había salido con los dos en diferentes momentos, y entonces empezó a ver a Giulio con regularidad… normalmente se quedaba a pasar la noche en casa. En ese momento compartíamos un dormitorio, y juntábamos las camas para dormir todos juntos. Las cosas van como van; recuerdo una noche que se quitó la ropa. A veces hay chicas a las que les pone que seamos gemelos.

¿Qué influencia tiene vuestra relación (que imagino que es muy exclusiva) sobre las relaciones con los demás?
Giulio: Bueno, es obvio que afecta. Si uno de nosotros tiene novia, por ejemplo, nuestra relación en cierto modo condiciona algunas situaciones: incluso solo porque habitualmente estamos juntos, nos movemos juntos, así que siempre debemos mantener al otro informado de lo que planeamos. Creo que es perfectamente comprensible, y nunca hemos tenido problemas mayores.

Marco: Por lo que respecta a las amistades, por otro lado, puesto que siempre las hemos compartido desde el instituto, normalmente se nos considera como uno. Pero esto cambió cuando decidimos ir a diferentes universidades.

infobae-image

¿Cuál ha sido la situación más embarazosa con la que os habéis topado por ser gemelos?
Marco: Cuando fuimos a China. La gente nos paraba por la calle para tomarnos fotos sujetando a sus bebés: querían que los cogiéramos en brazos a todos, y nos tocaban igual que hace la gente con los jorobados, para tener suerte. Recuerdo que se formaron verdaderas colas de gente esperando para sacarse una foto con nosotros.

¿Alguna vez habéis pensado cómo sería la vida si el otro no existiera, o si vuestros caminos se separaran?
Giulio: No, no me veo viviendo separado de él. Lo suyo siempre lo he visto como mío y viceversa.

Marco: Sí, pienso igual.

Publicado originalmente en VICE.com

MAS NOTICIAS