Juan Guaidó se reunió con el embajador de los Estados Unidos para Venezuela

La reunión es parte de los esfuerzo por retomar el diálogo con la dictadura de Nicolás Maduro. El encuentro se produjo en la ciudad de Bogotá, donde funciona la oficina del funcionario de Washington para el país vecino

James Story, embajador de EEUU para Venezuela, con el presidente interino Juan Guaidó
James Story, embajador de EEUU para Venezuela, con el presidente interino Juan Guaidó

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, sostuvo un encuentro con el representante diplomático de Estados Unidos para el país caribeño desde su oficina en Colombia, James Story, quien se encuentra de visita en Caracas, según confirmó este martes a la agencia EFE una fuente cercana al dirigente opositor.

La reunión entre Story y Guaidó tuvo lugar en Caracas, aseguró la fuente, un día después de que una delegación del Gobierno norteamericano fuera recibida por el presidente del Parlamento chavista, Jorge Rodríguez, según confirmó el lunes por la noche el dictador Nicolás Maduro.

“Jorge Rodríguez a esta hora está recibiendo a una importante delegación del Gobierno de Estados Unidos que ha llegado a Venezuela hace dos horas”, expresó el dictador chavista en un acto televisado.

Asimismo, indicó que esta delegación llegó para darle “continuidad a las comunicaciones iniciadas el 5 de marzo y a la agenda bilateral entre el Gobierno de Estados Unidos y el Gobierno de Venezuela”.

La delegación que llegó el lunes a Caracas incluye James Story, que dirige la Unidad de Asuntos Venezolanos del gobierno estadounidense desde la vecina Colombia, según indicó un portavoz del Departamento de Estado bajo condición de anonimato para no interferir en las discusiones diplomáticas.

El dictador Nicolás Maduro confirmó las nuevas reuniones con funcionarios de Estados Unidos (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)
El dictador Nicolás Maduro confirmó las nuevas reuniones con funcionarios de Estados Unidos (REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria)

La comitiva también incluye a Roger Carstens, el enviado presidencial especial para asuntos de rehenes.

Estas conversaciones arrancaron el fin de semana del 5 marzo, cuando comenzaron los rumores sobre el viaje y que la Casa Blanca confirmó, dos días después, al informar que una delegación de alto nivel enviada por el presidente Joe Biden se había reunido con Maduro en el palacio de Miraflores.

Así lo indicó entonces, en rueda de prensa, Jen Psaki, la entonces portavoz de la Casa Blanca, al ser preguntada por estas conversaciones directas entre Washington y Caracas, las de mayor de nivel entre ambas partes en Venezuela en años.

Más temprano, la opositora Plataforma Unitaria de Venezuela aseguró que no ha sido convocada a ninguna reunión con la delegación norteamericana que se encuentra en el país.

“No hemos sido convocados, no conocemos agenda y respetamos cualquier agenda que quiera desarrollar el Gobierno de Estados Unidos”, dijo el secretario del bloque opositor, Omar Barboza, en una rueda de prensa.

Explicó que la coalición es un cuerpo político y no institucional que no está cerrado a invitaciones a dialogar con la delegación estadounidense.

Desde entonces, tanto la administración de Biden como la dictadura de Venezuela han mostrado una disposición a comprometerse después de años de hostilidades entre Washington y Caracas a raíz de la reelección de Nicolás Maduro en 2018, que se vio empañada por irregularidades y denuncias de fraude.

Para retomar las relaciones con Venezuela, Estados Unidos solicita que se restablezcan los diálogos en la Ciudad de México entre el chavismo y la oposición venezolana (EFE/José Méndez)
Para retomar las relaciones con Venezuela, Estados Unidos solicita que se restablezcan los diálogos en la Ciudad de México entre el chavismo y la oposición venezolana (EFE/José Méndez)

Primero, el dictador chavista liberó a dos estadounidenses como gesto de buena voluntad y prometió reanudar las negociaciones en México con la oposición respaldada por Estados Unidos.

Posteriormente, Washington renovó una licencia para que las empresas petroleras, incluida Chevron, puedan seguir operando en Venezuela, que ha estado bajo fuertes sanciones desde 2019. Luego, a principios de este mes, la Casa Blanca levantó las sanciones a un alto funcionario venezolano que es sobrino de la primera dama Cilia Flores.

No obstante, una de las condiciones que Estados Unidos pone para que las relaciones con Venezuela se retomen y se estabilicen es que tanto la oposición como el chavismo vuelvan a Ciudad de México para reiniciar los diálogos de paz.

(Con información de EFE y AP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR