Polémica en Venezuela por la supuesta apertura de un concesionario Ferrari en Caracas

La página web de la compañía de autos deportivos señala que cuenta con una oficina oficial en la capital venezolana sin embargo no hay rastros de los lujos autos ni personal

Vista de un auto Ferrari
Vista de un auto Ferrari

Este sábado circuló la versión de que la empresa italiana de autos deportivos Ferrari, habría abierto un concesionario autorizado en la ciudad de Caracas, capital de Venezuela. El anuncio generó un importante revuelo en las redes sociales, debido a que el país atraviesa una profunda crisis económica, enmarcado en años de recesión e hiperinflación, a lo que se suma una emergencia humanitaria.

Tanto el dictador del país, Nicolás Maduro, como sus aliados, siempre están culpando a las sanciones impuestas por Estados Unidos y una importante lista de países por la grave crisis que viven los venezolanos. Pero por lo visto esto no ha sido un impedimento para que en el país caribeño funcionen los denominados “bodegones” (supermercados donde se adquieren artículos importados de lujo), así como para que los funcionarios chavistas exhiban sus escoltas y carros deportivos.

La página web de Ferrari señala que ya cuenta con una oficina en la capital venezolana, específicamente en el municipio Baruta, estado Miranda. En la avenida Jalisco de Las Mercedes, un sector que destacó por su proliferación de locales donde se venden productos importados.

Vista al sitio web de Ferrari que destaca la dirección de su concesionario oficial en la ciudad de Caracas
Vista al sitio web de Ferrari que destaca la dirección de su concesionario oficial en la ciudad de Caracas

Em la web, el concesionario, llamado Maranello Motorsport, asegura que trabajará de lunes a viernes de 8 de la mañana a 12 del mediodía. Posteriormente, funcionará de 2 a 6 de la tarde. Los sábados y domingos estará cerrado, según se puede ver en la página web de Ferrari. En el mismo portal se indica que el local está autorizado para la venta de vehículos deportivos Ferrari. Además, subraya que también funcionará como un taller autorizado y reparación de carrocería.

Maranello Motorsport ofrece los vehículos en dos modalidades, los nuevos y los de segunda mano.

Sin embargo, no hay rastro ni de los vehículos de ni los empleados.

El sitio web de Ferrari señala con un punto rojo la ubicación de su concesionario oficial en Caracas, Venezuela
El sitio web de Ferrari señala con un punto rojo la ubicación de su concesionario oficial en Caracas, Venezuela

La diputada a la legítima Asamblea Nacional, Delsa Solórzano, fue la primera en criticar la apertura: “Ayer (viernes), mientras los maestros protestaban por ganar un salario de hambre de 2 dólares, se inauguraba un concesionario Ferrari en Caracas. Esa es la ‘justicia social’ del socialismo bolivariano”.

Mientras que el periodista Roberto Deniz expresó: “Es bueno recordar que el chavismo liquidó deliberadamente al sector automotor después de alcanzar un año récord en 2007. Le impuso barreras a las ensambladoras para importar el material de ensamblaje, implantó ‘licencias de importación’ a los importadores tradicionales. Así acabó con los comercializadores tradicionales y aparecieron ‘nuevos actores’ e importaciones por caminos verdes”.

“En un país quebrado, donde los vnzlanos ganan menos de USD 2 al mes y mueren de hambre, el régimen y sus cómplices inauguran concesionario Ferrari. Es el reflejo de la indolencia y degradación moral de la dictadura. Son corruptos y lavadores de dinero que expanden sus negocios ilegales”, denunció Julio Borges, canciller de Juan Guiadó.

De acuerdo con los datos arrojados por la encuesta Encovi, presentada a mediados del pasado año 2020, Venezuela es el país más pobre de América Latina, donde el 96% de los hogares les cuesta percibir ingresos; 74% tiene inseguridad alimentaria moderada y severa; 30% de los menores de cinco años presenta desnutrición crónica (de acuerdo a talla y estatura); entre otros.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: