La investigación ordenada por Portugal contradice la versión de Caracas sobre el incidente que terminó con el hundimiento de un guardacostas venezolano

El gobierno chavista acusó a los marineros del Resolute de abandonar a los tripulantes del navío siniestrado, pero un informe técnico solicitado por el país europeo echa luz sobre lo que ocurrió en la noche del 29 de marzo cerca de la isla de Tortuga

desde Caracas, Venezuela
El Resolute
El Resolute

Cuando el centro marítimo de La Guaira negó al centro de coordinación de rescate de Curacao que el Naiguatá se estaba hundiendo e incluso le negó el incidente entre el buque portugués Resolute y el guardacostas venezolano, el barco con bandera del país europeo continuó su viaje. Así lo determina un informe ordenado por Portugal, para quien lo ocurrido con el hundimiento del guardacostas venezolano fue un hecho no accidental iniciado por la armada venezolana, que resultó con la pérdida total del navío de la Armada Bolivariana.

Así se deduce de un Informe técnico, elaborado por la Oficina de Investigación de accidentes Marítimos y la Autoridad para la Meteorología Aeronáutica (GAMA), servicio de la Administración Central del Estado, de la República Portuguesa, con la misión de investigar accidentes e incidentes marítimos, con la mayor eficiencia posible, identificando las posibles causas. Destacan que el informe fue preparado respetando las normas de la Organización Marítima Internacional (OMI) y siguiendo lo establecido por la Unión Europea.

Especifican que las investigaciones de la GAMA son independientes de organismos reguladores, operadores u otros. Aclaran que el objetivo de la investigación no es determinar culpabilidad o responsabilidad, por lo que el informe no debe usarse para demandas, ni ser usado en la corte como evidencia.

Hacen un Resumen resaltando que el 30/03/2020 a las 01:05 horas, RCGS Resolute recibe un llamado, por radio VHF, por parte del guardacostas de la armada venezolana Naiguatá GC-23. “Durante las comunicaciones Naiguatá GC-23 abrió fuego y se acercó a RCGS Resolute. Ambas embarcaciones estaban en marcha y en cursos paralelos a corta distancia cuando la proa del puerto de Naiguatá colisionó con RCGS Resolute a proa de estribor. Del hecho resultó la conexión a tierra y la pérdida total del buque de la armada venezolana Naiguatá GC-23”.

Los daños que sufrió el Resolute
Los daños que sufrió el Resolute

Resumen

“Las investigaciones de GAMA Security Techniques se llevan a cabo de forma independiente y por separado de cualquier otra investigación”, se especifica en el informe. El único objetivo que dicen tener con la investigación “es contribuir a la prevención y reducción de accidentes”.

El incidente que involucró al buque de registro portugués RCGS Resolute y al navío de la Marina venezolana Naiguatá GC-23, que resultó en la pérdida total de éste último, “se clasifica, en los términos previstos en la Ley no. 18/2012, del 7 de mayo y en el Código de Investigación de Accidentes Marítimos de la Organización Marítima Internacional (OMI) como un hecho no accidental, considerando que un accidente marítimo es un evento o una secuencia de eventos, directamente relacionado con las operaciones de un barco, con la excepción de actos u omisiones deliberadas”.

El guardacostas Naiguatá que fue hundido
El guardacostas Naiguatá que fue hundido

La comunicación

Detalla el informe que “El 05/03/2020, a las 21:58 horas el barco de pasajeros de Bandera portuguesa salió del Puerto de Buenos Aires, Argentina, sin pasajeros y con 32 tripulantes a bordo, con destino al puerto de Curazao, con fecha de llegada el 31/03/2020. El 28/03/20 a las 22:00 horas, en la posición geográfica latitud 11º 24.61 ’N y longitud 064º 41.28 ’W el barco RCGS Resolute detuvo las máquinas de propulsión y comenzó un período de deriva para Mantenimiento principal de la máquina”.

“Este periodo fue interrumpido el 29/03/2020, a las 18:35 horas, en la posición 11º 04.13 'N de latitud y 065º09.78’W de longitud y el barco navegó entre 292º y 280º hasta las 20:00 horas. El barco fue de nuevo a la deriva para efectuar reparaciones de turbocompresores hasta las 01:00 horas del día 30/03/2020, cuando comenzó con la máquina babor durante comunicaciones con la Armada Venezolana”.

El 30/03/2020, a las 00:00 horas, el RCGS Resolute volvió a la deriva, reza el informe, “cuando el buque de la Armada venezolana Naiguatá GC-23 hizo contacto de radio establecido (VHF) en el canal (Ch) 16, a las 00:15 horas. El buque RCGS respondió a la llamada”. A las 00:15 horas Naiguatá GC-23 hizo las siguientes preguntas y obtuvo de Resolute RCGS las siguientes respuestas:

Comandante del Resolute estaba en el puesto de timón o puente, tratando de establecer contacto el Naiguatá. “Debido a dificultades de comunicación o auxiliar a bordo (personal capaz de comunicarse en español) del RCGS Resolute fue llamado al puente”.

El buque de la Armada venezolana exigió que Resolute lo siguiera a Porto Moreno, Isla Margarita, alegando que el buque portugués estaba en aguas territoriales venezolanas.

El comandante del barco contactó a la Compañía (propietario) por teléfono para solicitar asesoramiento.

El buque Naiguatá GC-23, declaró que usaría armas porque Resolute no lo siguió y las comunicaciones finalizaron.

El Resolute informó al buque Naiguatá GC-23 que reanudaría el viaje a Curazao.

Aparentemente esa sería la posición de los barcos
Aparentemente esa sería la posición de los barcos

A la 01:00, el 30/03/2020, la embarcación RCGS Resolute comenzó con la máquina propulsión portuaria.

Más tarde el Naiguatá GC-23 se aproxima desde la popa (135º), en el lado de estribor. Luego cambió de rumbo a babor y colisionó con la tachuela de estribor (barco recibe el viento a estribor) de RCGS Resolute.

El barco Naiguatá GC-23 tenía un ángulo aproximado de 45º en relación con la proa del barco.

RCGS Resolute y empujando la proa del RCGS Resolute al puerto, sin estrellarse en el babor del RCGS Resolute.

A la 1:10 a.m., el 30/03/2020 - El barco Naiguatá GC-23 estaba en la posición anterior en un ángulo de 45º con respecto a la proa del RCGS Resolute, cuyo comandante estableció el paso de la hélice del puerto a cero y seguido a popa para separar las dos naves.

A las 1:12 am del 30/03/2020 - El Resolute informó al DPA (persona en tierra) de la Compañía.

A la 1:38 a.m., el buque Naiguatá GC-23 activó el SART (transpondedor búsqueda y rescate). El buque Resolute intentó comunicarse con Naiguatá GC23 a través de la radio VHF Ch 16 y no recibió respuesta. El resuelto RCGS fue instruido por el DPA a permanecer en el sitio y contactar al MRCC (Centro de Investigación y Coordinación Marítimo).

A las 01:49 am, se estableció contacto con el JRCC (Joint Rescue Centro de Coordinación) Curazao.

A las 02:33 horas, el Resolute vio la preparación de botes salvavidas a bordo del Naiguatá GC-23 e informó a JRCC Curazao.

A las 02:35 horas, Resolute vio una señal de paracaídas e informó al JRCC Curazao.

A las 02:43 a.m., 30/03/2020 - El JRCC contactó al Resolute RCGS Curazao, quien informó a la nave que su ayuda ya no era necesaria y para esto se dirigió al puerto de Curazao.

A las 22:26 horas, el 31/03/2020 - El RCGS Resolute atracó en el puerto de Curazao.

Negó que se hundía

“La Operación de búsqueda y salvamento. El hecho ocurrió bajo la jurisdicción del Centro de Rescate y Coordinación. Marítimo (MRCC) La Guaira, Venezuela. Sin embargo, la información objetiva fue recopilada a través del Centro Conjunto de Coordinación y Rescate (JRCC) Curazao que informó que el hecho tuvo lugar fuera del área de jurisdicción de la SRR (Búsqueda y Rescate) JRCC Curaçao”.

“La Guardia Costera del Caribe holandés no tiene responsabilidad por coordinación o autoridad en el área del suceso; La responsabilidad de coordinación recae en MRCC La Guaira, Venezuela. No se puede confirmar la posición exacta del RCGS Resolute durante el suceso”.

El JRCC confirmó que se realizaron varios contactos telefónicos entre el JRCC Curazao y un hombre que se identificó como Comandante del RCGS Resolute.

“JRCC Curaçao contactó a MRCC La Guaira para informar que recibió un informe de Cmdt. RCGS Resolute y preguntó si MRCC La Guaira podría confirmar el incidente entre RCGS Resolute y Naiguatá GC-23. El MRCC La Guaira negó el hecho y también negó que el barco Naiguatá GC23 se estuviera hundiendo”.

"A las 2:30 am del 30 de marzo de 2020, JRCC Curaçao pregunta al MRCC La Guaira si el Resolute RCGS podría abandonar el área del incidente y continuar viaje, MRCC La Guaira confirmó la solicitud e informó que el RCGS Resolute continuara el viaje”, lo que le fue informado al comandante del Resolute.

No accidental

Dice el Informe que “a pesar de la comunicación enviada el 31 de marzo de 2020 al INEA, no fue posible recoger testimonios o evidencia relacionada con el buque de la Armada venezolana”.

Debido al giro inesperado del Naiguatá GC-23, chocó con la tachuela de estribor del Resolute RCGS”, probablemente agravado por el hecho de que el punto de contacto está muy por encima de la línea de flotación. Destacan que el Naiguatá “pudo haber sido golpeado por la bombilla de proa del RCGS Resolute”, causando la inundación del guardacostas venezolano.

Aclaran que el Resolute informó a JRCC Curazao, el 30/03/2020, a las 01:49 a.m. posición del buque de la Armada venezolana Naiguatá GC-23 y que había sufrido daños debajo de la línea de agua. Permaneció cerca del incidente hasta que fue autorizado a seguir a Curacao.

“La investigación no analizó las causas que llevaron a que la operación fuera iniciada por la Marina venezolana, ni las causas del inicio de una maniobra de aproximación excesiva porque no hubo testimonios o pruebas sobre el barco de la Armada Venezolana, por lo que la investigación actual podría reabrirse si surgen nuevas pruebas”.

“La conclusión de la investigación técnica de GAMA es que fue un hecho no accidental llevado a cabo en el contexto de una operación iniciada por la Armada venezolana, que resultó en consecuencias graves (pérdida total de un barco)”.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

El misterio del buque Resolute que se negó a ser inspeccionado y el guardacostas venezolano que terminó hundido

Crece la tensión entre Venezuela y Portugal: el crucero “Resolute” denunció que fue atacado por la Marina chavista

MAS NOTICIAS