Advierten a Nicolás Maduro que tome acciones contra el colectivo Tres Raíces o habrá una guerra en Caracas

Crece la tensión en la parroquia 23 de Enero, identificada con el chavismo y muy cercana al palacio de Miraflores. Todo comenzó con el asesinato de tres personas que jugaban dominó en la calle

desde Caracas, Venezuela
Nicolás Maduro (REUTERS/Manaure Quintero)
Nicolás Maduro (REUTERS/Manaure Quintero)

El ambiente de tensión no ha dejado de pulular en la populosa parroquia 23 de Enero de Caracas, desde que el 21 de marzo asesinaran a tres personas, mientras jugaban dominó en la calle, en el sector El Plan del Observatorio. Inicialmente empezaron a correr por las redes sociales mensajes y sonidos responsabilizando del hecho a La Piedrita y posteriormente a Tres Raíces, los más polémicos colectivos.

En la parroquia, que está a unos metros del palacio presidencial Miraflores, conviven los más importantes y antiguos colectivos de la capital venezolana, armados e identificados con la revolución bolivariana desde los tiempos de Hugo Chávez. Algunos de ellos tienen varias décadas funcionando, incluso desde antes de la llegada del chavismo al poder. Cada uno tiene control de un sector del territorio.

Ante lo sucedido, La Piedrita, que dirige Valentín Santana, publica un comunicado destacando que “Nuestro colectivo no tiene absolutamente nada que ver en dichos hechos y ningún colectivo de nuestra parroquia está involucrado”.

El logo del colectivo 3 Raíces
El logo del colectivo 3 Raíces

Recalcaron que “nuestro colectivo no ha asumido ninguna acción de fuerza en ningún sector”.

Por otra parte, también Tres Raíces publica un comunicado en el que se queja de nuevamente ser “atacado por sectores de la ultraderecha, especialistas en la generación de fake news y falsas matrices de opinión”.

Dicen que están incorporados a la emergencia nacional del Covid-19 y que los están involucrando en los acontecimientos de El Observatorio, que calificaron como “un enfrentamiento por ajuste de cuentas”.

Pero quienes habitan en el 23 de Enero están acostumbrados, desde hace años, en que las cosas ahí no se resuelven solo con comunicados y por ello la situación ha estado bastante tensa.

Parroquia 23 de Enero
Parroquia 23 de Enero

Llaman a Maduro

Ahora quienes se hacen llamar organizaciones sociales de la parroquia, le exigen a Nicolás Maduro atención para el triple homicidio. Se preguntan que más revolucionario que el 23 de Enero “donde reposan los restos de nuestro Comandante Supremo Hugo Rafael Chávez Frías”.

Expresan que no solo es por lo ocurrido en El Observatorio sino “por los delitos, sometimientos, amedrentamientos, venta de comida, venta de drogas y otras irregularidades que se llevan a cabo en las zonas de responsabilidad social del seudo colectivo 3 Raíces”.

“¿Qué va a esperar el Ejecutivo Nacional, que los criminales 3 Raíces sigan actuando en perjuicio y detrimento de los habitantes de nuestra parroquia? ¿Que sigan debilitando nuestras bases socialistas, que 3 Raíces siga poniendo todo su esfuerzo en destruir nuestra fe en la revolución bolivariana la cual llevamos como filosofía de vida? Se está agotando la paciencia Presidente y si no tenemos una pronta y eficaz respuesta, esto va a ser un punto de quiebre y a su vez detonante de la parroquia entera”.

Una de las molestias es que al parecer el “camarada Director del CICPC Douglas Rico se haya sentado en su oficina a negociar con el jefe de los criminales 3 Raíces Oswaldo Reyes alias El Viejo, con Víctor y con un CICPC activo de nombre Yonzi, militante y coordinador de operaciones de 3 Raíces, acordando la libertad de estos sujetos, autores materiales e intelectuales del brutal hecho y de muchas otras atrocidades y delitos cometidos en la parroquia y fuera de ella”.

Comunicado de La Piedrita
Comunicado de La Piedrita

Se quejan ante Maduro porque el Cicpc estaría apoyando “a estos delincuentes otorgándole libertad y beneficios en la formulación de los expedientes, y la oportunidad de que extrajeran todo el material de guerra, armas, uniformes policiales y militares, dinero, granadas, fusiles de largo alcance de su base en el bloque 40 de la zona F”.

Se refirieron a una lista “de delincuentes que militan en 3 Raíces, que no son investigados ni procesados por el Cicpc por pertenecer a una organización criminal podrida y direccionada por ex pranes de Yare, como Oswaldo Reyes y el director de la FAES (Fuerzas de Acciones Especiales), Miguel Domínguez. No entendemos como en el 23 de Enero pueden liderar personas que ni habitan en la parroquia”.

Presentan una lista con 26 nombres de quienes señalan son “delincuentes, secuestradores, homicidas, vendedores de drogas”.

Finalmente advierten que “pedimos apoyo, ayuda, no tenemos otra manera de expresarnos por temor a represalias. La única manera distinta a ésta es la violencia y el estallido social por parte de la parroquia 23 de Enero. Usted señor presidente Nicolás Maduro decidirá cuál elige: castigar a estos delincuentes o que se le levante la parroquia”, dicen advirtiendo que la otra bandera es la roja en señal de guerra.

El comunicado de 3 Raíces
El comunicado de 3 Raíces

También armados

Pero de inmediato surge un comunicado adjunto dirigido a “Organizaciones sociales-colectivos del 23 de enero y otros sectores populares”, a quienes les dicen que “es contigo habitante, contigo consejo comunal, comunas, UBCH y todos aquellos que forman parte de un colectivo en sus distintas expresiones sociales a no acatar bajo ningún concepto, ni apoyar a la organización criminal delictiva 3 Raíces. Llegó la hora 0, se activarán los mecanismos de inteligencia social popular para garantizar la seguridad de nuestra parroquia 23 de enero”.

Aseguran que no apoyan los actos atroces cometidos por “3 Raíces, la cual intenta tapar con un simple comunicado acarreándole la culpabilidad al hampa común que en la actualidad, y por un arduo trabajo de limpieza social, ya no habitan en el sector”.

“No permitiremos que un seudo colectivo, dirigido por mafias carcelarias, empañe lo que con tanto esfuerzo nos ha costado lograr en nuestra parroquia, pionera en la lucha de movimientos sociales, como es sabido por nuestros camaradas dirigentes políticos y por la derecha oligárquica”.

“Repudiamos a una organización criminal 3 Raíces porque no han sabido manejar sus conflictos internos, los cuales terminan en pérdidas y en desgracias, no saben controlar la venta de estupefacientes y psicotrópicos en sus zonas de responsabilidad E, F y G del 23 de Enero, no han sabido controlar su venta de comida (bachaqueo)”.

Sentencian que solo les “queda la doble moral y la violencia”, además de “innumerables hechos delictivos cometidos fuera de la parroquia tales como secuestro, extorsión, robos, tráfico de drogas que a su vez trasladan a nuestra zona de paz y ejecutan desde sus trincheras”.

Aseguran que activarán un sistema de alarma temprana y todos los circuitos cerrados de TV “para defender a la comunidad y contrarrestar los actos delincuenciales de esta organización criminal 3 Raíces, quienes pasaron la barrera entre la lucha social y la delincuencia desmesurada”,

Advierten que caerá abatido todo integrante de 3 Raíces “que sea avistado fuera de su zona de responsabilidad, de la lucha social, que amedrente, amenace o intimide a un habitante del sector; y con el caerán sus familiares a quienes utilizan como testaferros”.

Finalmente, le dicen a 3 Raíces: “Si ustedes están armados, las demás organizaciones sociales también. No apoyamos colectivos dirigidos por delincuentes, quienes fomentan el fenómeno delictivo. Cuerpo policial que apoye a 3 Raíces aténgase a las consecuencias. Leales siempre, traidores nunca”.

Eso está sucediendo en pleno combate contra el virus chino, al cual están incorporadas las organizaciones de colectivos, así como militares del 23 de Enero.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

El plan oculto de Maduro y las fotos de la primera acción de “Furia Bolivariana”: amenazar con la muerte a dirigentes de la oposición

De Noriega a Maduro: drogas, dinero y poder

MAS NOTICIAS