Luis Parra. Foto: Federico Parra / AFP
Luis Parra. Foto: Federico Parra / AFP

La red social Twitter suspendió en la noche del jueves la cuenta de Luis Parra, el diputado que con apoyo del chavismo pretendió tomar el control de la Asamblea Nacional venezolana el pasado domingo. De esta manera, la suya se suma a otro grupo de cuentas vinculadas a la dictadura de Nicolás Maduro -tanto funcionarios como organismos públicos adscritos- que tuvieron el mismo destino durante los últimos días.

Al ingresar en las cuentas afectadas, como las del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada (@ceofanb) y el Ministerio de Petróleo (@minpetroleove), aparecen los mensajes de “Cuenta suspendida” y “Twitter suspende las cuentas que incumplen las Reglas de Twitter” con un enlace que ofrece información sobre condiciones del servicio.

La suspensión afectó a los componentes de la Fuerza Armada (FANB), como se pudo verificar al intentar ingresar en los usuarios del Ejército (@ejercitofanb), la Aviación (@AviacionFANB), la Armada (@armadafanb), la Guardia Nacional (policía militarizada, @GNBoficial) y la llamada milicia (@MiliciaFanb).

“La FANB repudia estos hechos, vamos al combate por la independencia”, escribió Ceballos citado por el canal estatal VTV. El militar colocó su cuenta en modo “privado” de modo que solo sus seguidores pueden leer sus publicaciones.

El usuario del jefe del Estado Mayor de la Comandancia en Jefe de la FANB, José Suárez Chourio (@JSuarezChourio), también está entre los alcanzados.

Las cuentas del Banco Central (@BCV_ORG_VE) y del Ministerio de Economía y Finanzas (@MinEcoFinanzas) estuvieron sin acceso por varias horas, pero en la noche del miércoles volvieron a estar activas. Lo mismo sucedió en el caso del enviado del régimen de Maduro para el estado de Táchira (oeste, fronterizo con Colombia), Freddy Bernal (@FreddyBernal), quien cuenta con casi 472.000 seguidores en la red social.

Es probable que las medidas contra Parra no se circunscriban a las redes sociales en el futuro cercano. Tanto los Estados Unidos como la Unión Europea se manifestaron sobre la posibilidad de imponer sanciones al diputado, que en diciembre fue expulsado del partido Primero Justicia, señalado por haber estado involucrado junto a otros seis parlamentarios en una trama de corrupción en el marco del programa de las cajas alimentarias CLAP.

En el caso de Estados Unidos, las medidas alcanzarían a Parra y a otra decena de funcionarios. No obstante, según consignó la agencia Reuters, las deliberaciones están en etapas preliminares y una decisión final no es inminente.

Las medidas contra los legisladores podrían comenzar con prohibiciones de viajar a Estados Unidos, una restricción que Washington ya ha impuesto a muchos aliados de Maduro, y después podrían involucrar sanciones financieras, le indicó una fuente a la agencia.

Por su parte, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, expresó este jueves la disposición del bloque a adoptar sanciones contra los responsables de la “intimidación” a diputados de la Asamblea Nacional de Venezuela, al tiempo que reiteró su apoyo a Juan Guaidó como su presidente.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell. Foto: REUTERS/Francois Lenoir
El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell. Foto: REUTERS/Francois Lenoir

El ex canciller español aseguró así que “la UE está dispuesta a empezar a trabajar para aplicar medidas específicas contra las personas implicadas en la violación de estos principios y derechos”, sin perjudicar al pueblo venezolano, “dramáticamente afectado por la crisis”.

Venezuela se convirtió en 2017 en el primer país latinoamericano sancionado por la UE que, desde entonces, ha impuesto un embargo de armas, así como sanciones contra 25 funcionarios venezolanos por el “deterioro del Estado de derecho, la democracia y los derechos humanos”.

Parra se autoproclamó como presidente de la Asamblea Nacional en una sesión que no contaba con el quórum mínimo y a la que la oposición no pudo acceder, impedida por fuerzas de la dictadura. Parra solo contó con el apoyo del chavismo y un grupo de legisladores que si bien se califican de opositores se han mostrado funcionales a los intereses del régimen.

Guaidó fue reelegido para un segundo período por más de 100 diputados que se congregaron para sesionar en la sede del periódico El Nacional. Dos días después, los diputados opositores rompieron varios cercos policiales dispuestos con el objetivo de que Parra utilizara el Palacio Legislativo, y lograron ingresar al recinto y sesionar.

Al advertir que los parlamentarios que responden a Juan Guaidó estaban por recuperar la Asamblea Nacional, Parra huyó del edificio.

Más sobre este tema: