Un general venezolano reveló los detalles de la desventajosa negociación de los millonarios contratos militares con Rusia

desde Caracas, Venezuela
Vladimir Padrino López, en Rusia
Vladimir Padrino López, en Rusia

En la Resolución 30448 del 24 de mayo de 2019 destacan los tres contratos, por 137 millones 46 mil 961 dólares con 99 centavos (USD 137.046.961,99) para suscribir entre la empresa rusa Rosoboronexport, derivados del contrato marco: restablecimiento en Venezuela de ocho Su-30MK2 mediante inspección, reparación del avión y sus componentes instalados, incluyendo la sustitución del poliuretano de sus tanques de combustible y extensión de su vida útil por tres años y la reparación de los dos sistemas OKA-E1. La reparación de nueve helicópteros MI-17V-5 (tres en Venezuela, 6 en Rusia). Así como el restablecimiento de la operatividad de los sistemas de Defensa Antiaérea Buk-M2E, Antey-2500, Pechora-2M y Radar P-18-2.

infobae-image

Un contrato por 42 millones 716 mil 961 dólares con 99 centavos (USD 42.716.961,99) cuyo jefe de proyecto es el contraalmirante Alejandro Rafael Díaz Espinoza, comandante de la Brigada de Defensa Aérea Central del Comando de Defensa Aeroespacial Integral (CODAI) del Comando Estratégico Operacional (Ceofanb). Y el otro, por 90 millones 900 mil dólares (USD 90.900.000,00), para el cual fue designado como jefe de proyecto el general de brigada Orlando José Colina Morrell, jefe de adquisiciones de la Dirección de Logística de la Aviación Militar de Venezuela.

Un tercer contrato por 34 millones 300 mil dólares (USD 34.300.000,00), para el cual el general Padrino López nombra como jefe de proyecto al coronel José Luis Criollo Mora, comandante del Grupo Aéreo de Operaciones Especiales N.º 17 de la Aviación Militar.

Más pruebas de la relación con Rosoboronexport
Más pruebas de la relación con Rosoboronexport

La relación Padrino - Putin

“El tema tiene varias aristas”, dice un general de División de la Aviación, quien habló con Infobae. “En primer lugar, el general Padrino López tiene una muy especial relación de negocios, política y es un gran aliado de Vladimir Putin”.

Asegura que esa relación entre el ministro de la Defensa venezolano y el premier ruso “se ha venido incrementando en los últimos años. No en vano hace grandes esfuerzos para no fallar en los juegos deportivos militares que organiza Rusia”.

“Por otra parte están todas las contrataciones rusas de Gobierno a Gobierno. Si bien es cierto que Padrino no intervino en los primeros años, no menos cierto es que ha tomado el control de los proyectos y las subtareas”.

Vladimir Padrino López probando armamento ruso en Venezuela (AFP)
Vladimir Padrino López probando armamento ruso en Venezuela (AFP)

Ante la pregunta de a qué tipo se refiere, explica: “En el caso de la tarea Libertad vamos a encontrar las subtareas Halcón (Aviación), Nido y Águila (Defensa Aérea), Acero (Blindados) y todas las demás para citar ejemplos”.

“En segundo lugar están las jugosas comisiones que les deja cada acuerdo complementario, como le llaman, porque los contratos que ellos generan de los proyectos, los asocian a los contratos iniciales de adquisición de sistemas y equipos, cuando ya esas garantías fenecieron años atrás, pero es la estrategia de Moscú y Caracas de hacer ver a la opinión pública internacional y nacional que los rusos están en la estricta obligación de cumplir con garantías técnicas y asistencias técnicas ya asumidas con anterioridad. Y así imponen la permanencia de personal ruso, efectivos y tropas, solo por razones netamente contractuales que no pueden evadir”.

“El tercer elemento por considerar es que el MG Teixeira anda presionando para que le contraten la adquisición de RPAS, o como les llaman, drones, con los chinos, porque les deja a los que toman decisiones, es decir, a ellos, grandes y jugosas comisiones. No es casual que Teixeira tenga gran presencia mediática y movilización de medios y expone la imperiosa necesidad de equipos y todo. Muchos pasan a ser lobistas, gestores y grandes cobradores de comisiones, que es una de las principales razones”.

A su juicio, “cuando un ente defiende a toda costa los intereses del contratista o país, es más que evidente que la respuesta son intereses económicos. Un contrato se define como la coadministración producto de la conegociación previa de las partes. Y el deber del contratante es exigir al máximo el cumplimiento de las garantías”.

El ministro chavista de Defensa, Padrino López, recibió a los dos bombarderos rusos T160 en diciembre de 2018
El ministro chavista de Defensa, Padrino López, recibió a los dos bombarderos rusos T160 en diciembre de 2018

Problemas de los Sukhoi y Pechora

Explica el oficial que los sistemas Su 30 Mk2 han tenido grandes problemas. Habría que preguntarse si los rusos respondieron a la República, por el poliuretano vencido de los tanques que es exclusiva responsabilidad de ellos, porque los instalaron ya con poca vida y a punto de vencerse o si por el contrario lo van a incluir en la inspección capital (mantenimiento mayor) que es lo que señala esa propuesta. El caso de los sistemas de defensa aérea de igual forma”.

Señala que a los Sistemas Pechora se les presentaron defectos, inclusive recién llegados al país. “Los simuladores Igla-S, se los dieron a Venezuela con tecnología muy básica, pero con sobreprecios exorbitantes”.

Dice que en uno de los documentos anexos se especifica que la viceministra Gloria Castillo es responsable del Seguimiento y Control de la Ejecución física y financiera de todos esos contratos. “Fíjese cómo los rusos le van a cobrar el reemplazo del poliuretano de los cazas, que solo le harán a ocho la inspección capital o mantenimiento mayor. Ese poliuretano debieron reemplazarlo por garantías del contrato inicial, porque su vencimiento fue extremadamente prematuro. Y eso ocurre con el caso Aviación, cuyo Jefe de Proyecto es el GB Colina Morrel. Igual ocurre con los helicópteros Mi 17”.

“Todos los equipos y sistemas, le solaparán con esos nuevos contratos, novedades que ellos debieron subsanar de contratos anteriores. Si se llegara a auditar debidamente todos, con un perito experto imparcial, segurísimo que encontrará sobreprecio y daños patrimoniales a la nación”.

No cabe duda, según dice, que “hay sobreprecio exagerado los acumuladores de defensa aérea, cuyo jefe de proyecto es el Contralmirante Díaz Espinoza. Pero igual que en la Aviación, allí hay daños patrimoniales. En virtud que en esos sistemas, se presenta el caso de Buk, severos daños de diseño en los chasis de todos los carros. Es decir, se revientan todas las cajas, transmisiones. Por eso no puede rodar los Buk, porque es un problema de diseño y también fluidos de los mismos aceites que no se fabrican en Venezuela. Los rusos aplicaron lo de siempre lavándose las manos. Ellos suministraron los vehículos de las armas de defensa aérea Buk con los fluidos que se usan en Rusia, que son para temperaturas más gélidas que las nuestras”.

Nicolás Maduro y Vladimir Putin (Rueters)
Nicolás Maduro y Vladimir Putin (Rueters)

En el caso de los contratos de los Pechora, “sistemas nuevos que venían fallando y que se propuso tenerlos por dos años para sacarle aprendizaje a ellos con la palabra asistencia técnica, que involucra adiestramiento. Lo mismo le aseguro pasa en todos los sistemas del Ejército”.

“Se repite la historia con el Antey 2500. Es patético. Es un sistema que cayó en total inoperatividad, debido a que se fueron de baja o desertaron casi todos los entrenados en ese sistema. Además serias dudas por sus fallas, que demuestran responsabilidad del MG Rodrigo Guerrero Contreras en el caso del Antey. El Buk es responsabilidad del MG Juan Teixeira Díaz, ya que fue indolente al extremo con el seguimiento de las graves fallas de los sistemas de tracción de ese arma de defensa aérea. El sistema Misilístico, cuyo jefe de proyecto, hasta mayo 2019 y relegó de boca ese proyecto en el contralmirante Díaz Espinoza”.

“La verdad es que ninguno de dichos oficiales nombrados están capacitados logísticamente, no saben negociar y son manipulables. Además de los intereses personales que puedan tener”,

Confiesa que “el Pechora es un contrato muy mal llevado, pasó por muchas manos hasta que a los tres sistemas los unieron a efecto de proyectos, otorgándolo a un solo individuo”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Las brutales cifras del derrumbe de la economía venezolana y el secreto de Nicolás Maduro para mantenerse en el poder

MAS NOTICIAS