La cura “milagrosa” del millón de dólares: investigan una estafa disfrazada de iglesia

Un jurado de Florida, Estados Unidos, acusó a un hombre y a sus tres hijos de comercializar dióxido de cloro como remedio para la COVID-19, el cáncer y el autismo, entre otros. Podrían ser condenados a cadena perpetua

Mark Grenon y el dañino dióxido de cloro
Mark Grenon y el dañino dióxido de cloro

Los líderes de un negocio disfrazado de iglesia vendían una solución tóxica de cloro como un sacramento religioso y la comercializaban como una cura “milagrosa” para la COVID-19, el cáncer, el autismo, la enfermedad de Alzheimer y más, dijeron los fiscales federales de Estados Unidos.

Un gran jurado federal de Miami ha acusado a Mark Grenon, de 62 años, y a sus tres hijos, Jonathan Grenon, de 34 años, Jordan Grenon, de 26 años, y Joseph Grenon, de 32 años, todos ellos de Bradenton, Florida. Los fiscales dijeron el viernes que violaron las órdenes judiciales y produjeron y vendieron fraudulentamente más de un millón de dólares de su “Solución Mineral Milagrosa”, una peligrosa sustancia blanqueadora industrial comercializada con el nombre en inglés Miracle Mineral Solution.

La solución contiene clorito de sodio y agua. Cuando se ingiere por vía oral, se convierte en dióxido de cloro, un fuerte blanqueador que se utiliza en los tratamientos industriales del agua y en el blanqueo de tejidos, pasta o papel, dijo la Fiscalía del Distrito Sur de Florida.

La Iglesia de Sanación Génesis II puso en riesgo a los consumidores “al vender productos de dióxido de cloro potencialmente peligrosos y no aprobados”, dijo la FDA.
(Tribunal de Distrito de EE. UU para el Distrito Sur de Florida)
La Iglesia de Sanación Génesis II puso en riesgo a los consumidores “al vender productos de dióxido de cloro potencialmente peligrosos y no aprobados”, dijo la FDA. (Tribunal de Distrito de EE. UU para el Distrito Sur de Florida)

La Administración Alimentos y Medicamentos advirtió el año pasado que el producto que los hombres fueron acusados de comercializar a través de la Iglesia de Salud y Sanación Génesis II era “no probado y potencialmente dañino”.

A pesar de una advertencia anterior, la Iglesia de Sanación Génesis II ha seguido poniendo activamente en riesgo a los consumidores al vender productos de dióxido de cloro potencialmente peligrosos y no aprobados”, dijo el año pasado Stephen M. Hahn, en ese entonces comisionado de la FDA.

Los Grenon usaban un libro, una emisora de radio y un boletín informativo y citaban versículos de la Biblia para comercializar la solución a consumidores vulnerables, según los fiscales. No está claro si alguien ha enfermado o murió por tomar el producto que promocionaban.

En los documentos de un caso civil del año pasado, una analista de programas de la FDA dijo que pidió el producto de lejía y que se lo enviaron. Los fiscales federales dijeron que descubrieron que la solución se fabricaba en un cobertizo en el patio trasero de Jonathan Grenon.

Los agentes incautaron de docenas de bidones químicos azules con casi 3000 kilos de polvo de clorito sódico que podrían producir miles de botellas de la solución, dijeron los fiscales federales. También recuperaron armas de fuego cargadas, incluida una escopeta en un estuche de violín hecho a medida, según los funcionarios.

Los Grenon fueron acusados de conspiración para cometer fraude y desacato. Si son declarados culpables, podrían ser condenados a cadena perpetua, de acuerdo con los fiscales federales.

La iglesia se ha descrito a sí misma en sus páginas web como una “iglesia no religiosa”, según los fiscales federales.

Mark Grenon, descrito como arzobispo y fundador, también ha dicho en repetidas ocasiones que la iglesia “no tiene nada que ver con la religión” y que fundó la institución para legalizar el uso de la solución y evitar ir a la cárcel, dijeron los fiscales.

Mark Grenon y sus hijos usaron un libro, una emisora de radio y un boletín informativo para comercializar su solución a consumidores vulnerables, dijeron los fiscales.
(vía YouTube)
Mark Grenon y sus hijos usaron un libro, una emisora de radio y un boletín informativo para comercializar su solución a consumidores vulnerables, dijeron los fiscales. (vía YouTube)

La iglesia ha promovido la solución para elaborar dióxido de cloro durante años.

Jim Humble, uno de los fundadores de la iglesia y antiguo cienciólogo, ha afirmado que él es un dios de mil millones de años de la galaxia de Andrómeda. Humble, que no fue acusado en el caso que involucra a los Grenon, dijo que pidió “ser puesto en la parte de la armada espacial que vigilaba la Tierra”, según una investigación realizada el año pasado por ABC7 en Los Ángeles.

Jonathan Grenon y Jordan Grenon fueron detenidos el verano pasado por cargos relacionados con la denuncia presentada por los fiscales federales de Miami. Han estado detenidos desde su arresto con base en la decisión de un juez de que presentaban riesgo de no acudir a futuros procesos judiciales y eran considerados un peligro para la comunidad.

Mark Grenon y Joseph Grenon se encuentran actualmente en Colombia, según los fiscales. Los Grenon, que no pudieron ser localizados, se han representado a sí mismos ante la corte en ocasiones anteriores.

Los fiscales federales creen que Mark Grenon y Joseph Grenon dirigen lo que llaman un “centro de restauración de la salud” en Santa Marta, Colombia, donde cobran a los consumidores unos 5000 dólares al mes por alojarse en el recinto y “administrarse ellos mismos la Solución Mineral Milagrosa”, según los registros judiciales.

Los fiscales federales presentaron cargos por desacato contra los Grenon, acusándolos de violar deliberadamente las órdenes judiciales en un caso civil separado el año pasado que ordenaba a la familia detener la distribución de la solución.

Los fiscales afirman que los Grenon también amenazaron a un juez federal que presidía el caso civil, diciendo que si el gobierno detenía la distribución de la solución ellos “tomarían las armas” e instigarían “un Waco”, en referencia al mortal asedio de 1993 por parte de agentes federales al complejo de una secta religiosa en Texas.

Este caso es uno de los varios que han sido procesados relacionados con una cura de lejía desacreditada. En 2015, un vendedor de una solución blanqueadora de Spokane, Washington, fue condenado a más de cuatro años de prisión federal.

“Puedo decirles que el Departamento de Justicia se está tomando con extrema seriedad la distribución de la Solución Mineral Milagrosa, y de todos los productos de dióxido de cloro”, dijo Michael B. Homer, el fiscal adjunto del Distrito Sur de Florida.

© The New York Times 2021