GAN Paint (Foto: Especial)
GAN Paint (Foto: Especial)

Recientemente se vendió por primera vez en subasta una obra de arte hecha con inteligencia artificial: el Retrato de Edmon Belamy, por el cual se suponía que nadie ofreciera más de USD 10.000, aunque al final terminó cobrando USD 432.000. Ese cuadro fue hecho con el programa GAN (por las siglas en inglés de Generative Adversarial Networks).

Sus operadores lo llenaron con 15 mil retratos de los siglos 14 al 20, y GAN inició un proceso de distinción de pinturas hechas por artistas de otros retratos que hacía su programa de inteligencia artificial.  Cuando ya la computadora no pudo distinguir uno "real" de otro "artificial", apareció la obra definitiva que luego se vendió en aquella cantidad tan exorbitante.

Este ejemplo es tan solo uno de tantos que sirven para demostrar que la Inteligencia Artificial (IA) cada vez es más capaz de hacer modificaciones realistas, algunas incluso difíciles de creer.

Una herramienta creada recientemente por investigadores del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) sorprendió por su demostración de hasta dónde puede llegar este tipo de tecnología.

Se llama GAN Paint Studio, y es un programa de edición de imagen que permite poner y retirar objetos de fotografías de un modo que hasta entonces no se había visto.

La forma en la que funciona es relativamente sencilla: sólo tenemos que elegir entre una lista de objetos. Hay árboles, césped, puertas, cielo, nubes, ladrillos, etc. Las dos cosas que podemos hacer con ellos son "draw" o "remove".

Por ejemplo, si queremos quitar las nubes de una foto, seleccionamos "cloud" y dibujamos sobre las nubes. Al instante estas desaparecerán y el cielo aparecerá claro. De la misma manera, si queremos podemos poner árboles en una zona si creemos que está demasiado vacía.

Gracias a la inteligencia artificial el sistema no colocará algo donde no pertenezca lógicamente (como una ventana en el cielo), y además es capaz de tomar en cuenta el contexto. GAN Paint Studio puede "encender" las lámparas de la mesilla de noche que antes estaban apagadas, remodelar arbustos para la primavera o el otoño, instalar ventanas en los interiores de los apartamentos y agregar cúpulas a los edificios.

Se trata de añadir texturas y modificarlas, simplemente eliminarlas. Algunos describen esta aplicación como un Paint con"superpoderes".

"Todas las aplicaciones de dibujo seguirán las instrucciones del usuario, pero la nuestra podría decidir no dibujar nada si el usuario ordena colocar un objeto en una ubicación imposible. Es una herramienta de dibujo con una fuerte personalidad, y abre una ventana que nos permite entender cómo las GAN aprenden a representar el mundo visual", explicó  Antonio Torralba, uno de los profesores del MIT que participó en el proyecto.

El equipo creador tiene fe en que las herramientas de pintura con GAN más sofisticadas podrían algún día permitir a los diseñadores modificar los efectos visuales sobre la marcha, y eso podría permitir a los editores de gráficos de computadora componer los objetos necesarios para fotografías de manera rápida y eficaz.

Aún así ellos mismos reconocen que la tecnología podría ser mal utilizada, pero afirman que la investigación en curso es la mejor manera de prevenir el abuso.