Un hombre se saca una selfie en un monte en Suiza. Foto: Reuters.
Un hombre se saca una selfie en un monte en Suiza. Foto: Reuters.

Desde hace varios años, las selfies forman parte de nuestro día a día. Los autorretratos siempre existieron, pero la fiebre por este tipo de fotografías se extendió después de que la humorista Ellen DeGeneres batiera un récord en Twitter capturando una instantánea innovadora. Era marzo de 2014, y para entonces el contador de víctimas mortales ya iba por cuatro.

Cuatro investigadores dedicaron un estudio a analizar artículos de noticias en medios de todo el mundo que contuvieran accidentes causados por selfies. El trabajo terminó publicado en la revista Journal of Family Medicine and Primary Care, y también en la Biblioteca Nacional de Medicina en Estados Unidos. El resultado es devastador: más de 200 víctimas mortales. La lista se siguió actualizando desde su lanzamiento, y el número de heridos graves y muertos ya va por 281.

Essa y su hermana Savanna Ricker y la amiga de ambas, Kelsea Webster, instantes antes de ser arrolladas por un tren en el primer accidente mortal que registraron los medios por una selfie.
Essa y su hermana Savanna Ricker y la amiga de ambas, Kelsea Webster, instantes antes de ser arrolladas por un tren en el primer accidente mortal que registraron los medios por una selfie.
Infografía de Tomás Orihuela
Infografía de Tomás Orihuela

Y es solo la punta del iceberg. El estudio solo incluye muertos y heridos graves reportadas en medios, por lo que se estima que este no es el número real de víctimas en todo el mundo. La obsesión por hacerse la selfie perfecta fue creciendo con el paso de los años, llegó a un pico en 2016 y ahora parecería que los números han comenzado a bajar.

La cuenta se abrió el 15 de octubre de 2011. De acuerdo al estudio, tres adolescentes norteamericanas fueron las primeras víctimas mortales. Aquel día, les pareció buena idea ponerse frente a un tren y subirlo a Facebook. En la foto puede verse hasta los faros encendidos antes de la locomotora impactara con ellas.

Infografía de Tomás Orihuela
Infografía de Tomás Orihuela

Hay accidentes de todo tipo. Desde caídas en precipicios, hasta ahogamientos por hacer volcar un bote, pasando por atropellos, ataques de elefantes y electrocuciones por entrar en contacto con los cables de las vías del tren. Los más habituales son las caídas y los ahogamientos. Cuando se puso de moda el daredevil selfie (subirse a un edificio para impresionar a tus seguidores en redes), no todos pudieron contarlo. En Estados Unidos, el accidente más habitual tuvo que ver con armas de fuego. Algunos se mataron al tomarse una foto junto a una pistola que creían descargada. En Australia tuvo lugar un caso inusual. Un hombre disparó sin querer a un amigo suyo que posaba para una selfie. Movido por los nervios, abandonó el lugar de los hechos y terminó con cargos por asesinato.

Infografía de Tomás Orihuela
Infografía de Tomás Orihuela

Curiosamente, el informe detalló que hay un país donde estos incidentes ocurren más a menudo: la India. Concluyeron de que se debe a que las selfies grupales son más habituales ahí. Lo cierto es que se contabilizan 159 víctimas en territorio indio. Uno de los eventos más insólitos ocurrió en julio de 2017 en Chennai, en el sudeste del país. Casi medio centenar de personas se acercaron demasiado a una panadería en llamas para sacarse una selfie ignorando las instrucciones de los bomberos. El resultado se saldó con 48 heridos con quemaduras, tal y como reportó India Today.

En este mapa puede navegar por los más de 30 países donde se reportaron dañados y muertos.

Conviene aclarar que las cifras que no siempre el autor d ela selfie es la víctima, a veces es el victimario. Existen casos en los que un conductor distraído tomándose una foto termina atropellando a otra persona. Tal y como muestran los gráficos, 2016 y 2017 fueron los peores años. El gobierno indio tomó cartas en el asunto y estableció lugares estratégicos donde se prohíben las selfies. Sirvió, y los números bajaron en 2018. Sin embargo, en los dos años anteriores superaron al número de muertos y heridos por ataques de tiburón.

Infografía de Tomás Orihuela
Infografía de Tomás Orihuela

El último accidente tuvo lugar el 25 de octubre en el parque Yosemite, en el mítico rincón de Taft Point, un barranco con una caída de 900 metros. Una pareja de origen indio se precipitó al vacío tratando de capturar un momento único.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: