Ellen DeGeneres consiguió llevar frescura, diversión y espontaneidad con su estilo al frente de la conducción de los premios Oscar.


La humorista abrió la gala con un monólogo en el que incluyó gags sobre la lluvia que amenazó la alfombra roja, la caída de Jennifer Lawrence y el aspecto "renovado" de Liza Minnelli, los temas más comentados en las redes sociales. Además, más tarde, para no dejar sin cena a las estrellas llamó a un delivery y encargó pizzas para todos.


Durante toda la entrega, DeGeneres estuvo muy pendiente de lo que ocurría en Twitter respecto a los Oscar, incluso se entretuvo tomándose fotos en el vivo y compartiéndolas con sus seguidores. De hecho, luego de subir imágenes del detrás de escena, fue por más y se sacó una autofoto con varias estrellas.


La conductora se sentó junto a Meryl Streep e invitó a más actores acercase para hacer una seflie con su teléfono. "Vamos a hacer un récord de retweets", se entusiasmó mientras se sumaban Brad Pitt, Angelina Jolie, Kevin Spacey, Jennifer Lawrence, Bradley Cooper, Jared Leto, Julia Roberts, Lupita Nyong'o.


"Si el brazo de Bradley fuera más largo. La mejor foto #oscars",

escribió la animadora en su Twitter y los fanáticos empezaron a replicar la imagen. De inmediato, superó el millón de retuits y la cifra siguió creciendo. Media hora después de que terminara la transmisión, la imagen ya había sido compartida más de 2 millones de veces. De esta manera superó al tuit que hasta ahora estaba en el primer lugar del podio:

una foto de Barack Obama abrazándose con su mujer Michelle

el día en el que asumió su segundo mandato como presidente de Estados Unidos.