Las almohadillas de las patas de los perros son un sostén fundamental de su salud

El adecuado mantenimiento de las almohadillas es crucial para el bienestar de los perros. Aquí una guía para su cuidado

Mantener las almohadillas es crucial para el bienestar de nuestros perros (Getty Images)
Mantener las almohadillas es crucial para el bienestar de nuestros perros (Getty Images)

El cuidado responsable de nuestros perros incluye tener en cuenta desde la alimentación, las vacunaciones y su salud integral pasando sin dudas por la protección de sus patas, en especial de sus almohadillas plantares.

Las almohadillas en las patas de los perros están diseñadas para soportar toda la actividad del animal y es por eso que debemos garantizar su correcto cuidado, por ser una zona sensible a la que hay que prestar especial atención.

Las patas de los perros están en constante contacto con el suelo y, si no las resguardamos pueden herirse, agrietarse o quemarse.

El tipo de suelo por el que camine el animal influye mucho en sus almohadillas, sobre todo en los perros muy activos o aquellos que acompañando a sus tutores hacen largas caminatas.

El tipo de suelo influye en las almohadillas de los perros, especialmente en los cuales realizan grandes caminatas (Getty Images)
El tipo de suelo influye en las almohadillas de los perros, especialmente en los cuales realizan grandes caminatas (Getty Images)

Un suelo rugoso o escarpado atentará contra la integridad del tejido generando heridas difíciles de curar o restañar.

Por otra parte, un suelo blando, pero con altas temperaturas infringirá quemaduras de compleja resolución.

Las caminatas prolongadas más allá de los límites lógicos de la tolerancia del entrenamiento y la resistencia de los tejidos generarán lesiones muy graves que necesitarán periodos prolongados de reparación y acarrearán complicaciones secundarias serias.

Por esta razón, es clave que tengamos en cuenta ciertos cuidados que mantendrán en óptimas condiciones esta parte del cuerpo de nuestros perros.

Para cuidarlas y no tener que pasar por situaciones incómodas es recomendable el cuidado específico del pelo circundante, del pelo de la propia almohadilla y las uñas.

Revisar y mantener bien todos estos factores es muy importante ya que algunas razas les crece pelo entre los dedos que es necesario recortar para evitar nudos y deformaciones.

Lo mismo ocurre con las uñas que, si dejamos que crezcan demasiado, se deformarán y harán que el perro no pise de forma adecuada, influyendo negativamente en sus articulaciones.

Algunos perros no necesitan el corte de uñas porque las desgastan con su actividad, pero no ocurre en todos lo mismo, por ello es importante revisarlos periódicamente.

Es importante evitar la arena caliente para cuidar las almohadillas de los perros, así como el asfalto, las rocas rugosas o punzantes y el suelo halado (Getty Images)
Es importante evitar la arena caliente para cuidar las almohadillas de los perros, así como el asfalto, las rocas rugosas o punzantes y el suelo halado (Getty Images)

¿Cuáles serían las recomendaciones para el cuidado de las almohadillas?

He aquí una serie de recomendaciones válidas para el mejor cuidado de las almohadillas:

- Aplicar crema hidratante para irritaciones y grietas.

- Utilizar remedios caseros como vaselina, aceite de cocina, para facilitar su hidratación y mantenimiento de su humectación correcta.

- Tener especial cuidado en las caminatas largas o en terrenos complicados.

- Evitar siempre el asfalto y la arena caliente, las rocas rugosas o punzantes y el suelo halado.

- Moderar el ejercicio para que no sea excesivo, sin caer en el sedentarismo.

*El Prof. Dr. Juan Enrique Romero @drromerook es médico veterinario. Especialista en Educación Universitaria. Magister en Psicoinmunoneuroendocrinología. Ex Director del Hospital Escuela de Animales Pequeños (UNLPam). Docente Universitario en varias universidades argentinas. Disertante internacional.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR