Rusia reconocerá con una nueva condecoración a los soldados que participan de la brutal invasión a Ucrania

La Guardia Nacional aprobó la creación de una nueva medalla conmemorativa, que será otorgada a aquellos que tienen rangos especiales dentro del órgano militar


El régimen de Putin reconocerá a los soldados que participan de la invasión a Ucrania (Sputnik/Mikhail Metzel/Pool vía REUTERS)
El régimen de Putin reconocerá a los soldados que participan de la invasión a Ucrania (Sputnik/Mikhail Metzel/Pool vía REUTERS)

Mientras persiste la brutal invasión a Ucrania, el régimen de Vladimir Putin anunció una nueva condecoración para los soldados que participan del conflicto bélico en el país vecino.

La Guardia Nacional rusa aprobó este lunes la creación de una nueva medalla conmemorativa para aquellos soldados que hayan participado en la “operación militar especial”, eufemismo con el que Rusia nombra de forma oficial a la invasión de Ucrania.

Según informó el portal oficial de Información Jurídica, las autoridades rusas han dado luz verde a “establecer un signo heráldico oficial” para las tropas de la Guardia Nacional que hayan participado en la operación.

Según la orden, la medalla a la Participación en la Operación Especial se otorgará a los militares y aquellos que sirven en la Guardia Nacional y tienen rangos especiales dentro del órgano militar, así como a los funcionarios y empleados del departamento que hayan participado en la guerra.

El portal de Información Jurídica ha publicado también un boceto de la distinción, compuesta por una cinta roja con detalles blancos, azules y amarillos y una medalla en la que se observa un militar sobre una letra Z al fondo.

Ya anteriormente las autoridades de la autoproclamada República Popular de Donetsk aprobaron la creación de la medalla ‘Por la liberación de Mariupol’, que se otorgará a quienes participaron directamente en el asalto y toma de la localidad ucraniana, así como en las operaciones militares organizadas y dirigidas en la ciudad portuaria.

Tropas rusas conducen un tanque en una calle de la ciudad de Popasna, en la región de Lugansk (REUTERS/Alexander Ermochenko)
Tropas rusas conducen un tanque en una calle de la ciudad de Popasna, en la región de Lugansk (REUTERS/Alexander Ermochenko)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó el inicio de una “operación militar especial” en Ucrania el 24 de febrero, apenas unos días después de haber reconocido la independencia. Hoy en día, tras más de 100 días de conflicto, el mandatario ruso está acusado por la comunidad internacional de crímenes de guerra y violaciones a los derechos humanos.

Un misil ruso impactó el lunes en un concurrido centro comercial de Kremenchuk, en el centro de Ucrania, causando al menos 13 muertos y decenas de heridos, indicaron las autoridades locales, que añadieron que el número de víctimas podría ser muy elevado.

“Los ocupantes dispararon un misil contra un centro comercial donde se encontraban más de mil civiles. El centro comercial está en llamas y los equipos de rescate están luchando contra el fuego. El número de víctimas es imposible de imaginar”, dijo el gobernador regional Dmytro Lunin en Telegram.

Los dirigentes del G7 calificaron el lunes de “crimen de guerra” y ataque “abominable” el impacto de misiles rusos contra el centro comercial en Kremenchuk. Stéphane Dujarric, el portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha señalado en rueda de prensa que, pese a que aún hay un balance provisional de víctimas, “cualquiera que sea el número, cualquier ataque que golpee un centro comercial es absolutamente deplorable”.

El mundo está horrorizado por el ataque con misiles de Rusia hoy, que golpeó un centro comercial ucraniano lleno de gente, la última de una serie de atrocidades. Continuaremos apoyando a nuestros socios ucranianos y haremos que Rusia, incluidos los responsables de las atrocidades, rinda cuentas”, escribió el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, en su cuenta de Twitter.

Las fuerzas rusas, acusadas de crímenes de guerra y violaciones a los derechos humanos, serán condecoradas por el régimen de Putin (REUTERS/Alexander Ermochenko)
Las fuerzas rusas, acusadas de crímenes de guerra y violaciones a los derechos humanos, serán condecoradas por el régimen de Putin (REUTERS/Alexander Ermochenko)

Asimismo, al menos ocho civiles ucranianos murieron y 21 resultaron heridos en un bombardeo ruso mientras iban a buscar agua en Lysychansk, una ciudad junto a Severodonetsk recientemente conquistada por las fuerzas de Moscú, dijo el gobernador regional.

La ciudad de Lysychansk es el siguiente objetivo de las fuerzas rusas tras su ocupación total de la ciudad vecina de Severodonetsk, tras semanas de combates que asolaron ambas ciudades y que provocaron la muerte de decenas de civiles.

Se trata de la última ciudad importante que queda por conquistar por los rusos en la región de Lugansk, una de las dos provincias de la cuenca industrial del Donbás.

El ejército ucraniano anunció el viernes que se retiraba de Severodonetsk para defender mejor Lysychansk, donde se producen enfrentamientos callejeros según los separatistas prorrusos que luchan junto a las fuerzas de Moscú.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunirá de urgencia el martes, a pedido de Kiev, para evaluar los últimos bombardeos rusos contra objetivos civiles en Ucrania, dijeron este lunes fuentes diplomáticas.

Con información de Europa Press

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR