Wall Street cerró con una fuerte caída del 2,7% ante la posibilidad que el incremento de casos de coronavirus interfiera con la recuperación económica

Las previsiones del Fondo Monetario Internacional, que recortó fuertemente sus estimaciones de abril a una contracción de la economía global de 4,9% en 2020, profundizaron las pérdidas de la plaza neoyorquina

Las bolsas tienen una jornada tensa en todo el mundo (REUTERS/Lucas Jackson)
Las bolsas tienen una jornada tensa en todo el mundo (REUTERS/Lucas Jackson)

Wall Street cerró este miércoles con fuertes pérdidas y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, bajó un 2,72 % en su peor día desde hace unas dos semanas, arrastrado por la preocupación que está generando el alza de casos de COVID-19 en Estados Unidos y su potencial impacto en la reapertura económica.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones recortó 710,16 puntos y se situó en 25.445,94 unidades, con sus treinta cotizadas en rojo y encabezadas por Dow (-6,94 %), Boeing (-5,90 %), Exxon Mobil (-4,67 %), Raytheon (-4,28 %) y Chevron (-4,19 %).

Por su parte, el selectivo S&P 500 descendió un 2,59 % u 80,96 puntos, hasta 3.050,33 enteros, mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a las principales tecnológicas, rompió su buena racha y retrocedió un 2,19 % o 222,20 puntos, hasta 9.909,17 enteros.

Las compañías de tecnología, que han estado liderando el mercado al alza al recuperarse de una caída en marzo, representaron la mayor porción del retroceso. Las acciones financieras, de atención médica, de servicios de comunicación y del sector industrial también sufrieron grandes pérdidas. Las acciones energéticas cayeron más a medida que el precio del petróleo cayó bruscamente.

Estas caídas se produjeron por el temor a una segunda oleada de COVID-19 ante los rebrotes y el repunte de contagios en Estados Unidos y países de Latinoamérica, principalmente. Situación que preocupa cada vez más a los funcionarios de la salud pública en muchos estados del sur y oeste de los Estados Unidos. En Texas, que había estado entre los estados más agresivos en la reapertura, el gobernador Greg Abbott dijo en una entrevista televisiva que el lugar “más seguro” era el hogar a menos que la gente tuviera que salir.

Los mercados habían subido las últimas fechas ante la esperanza de que los estados y regiones de Estados Unidos podían seguir atenuando las restricciones implementadas para frenar la propagación del COVID-19.

Las líneas de cruceros, que sufrirían mucho si se extendieran las restricciones de viaje, se encontraban entre los mayores perdedores en el S&P 500. Norwegian Cruise Line, Carnival y Royal Caribbean Cruises cayeron más del 11%. Los comerciantes también golpearon a los operadores de casinos. Wynn Resorts perdió 11% y MGM Resorts International cayó 8.3%. Las acciones de las aerolíneas también se desplomaron. Delta Air Lines cayó un 7.8%.

Por su parte, las acciones de las aerolíneas se desplomaron luego de que funcionarios en Nueva York, Connecticut y Nueva Jersey anunciaran cuarentenas de 14 días a los viajeros que ingresan desde puntos críticos de virus, de acuerdo a lo consignado por The Washington Post.

Las plazas europeas también registraron fuertes pérdidas. El DAX de Alemania cayó un 3,4%, mientras que el CAC 40 de Francia cayó un 2,9%. Gran Bretaña FTSE 100 perdió un 3,1%.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, en tanto, cayó a 0,68% desde 0,70% a última hora del martes. Tiende a moverse con las expectativas de los inversores para la economía y la inflación.

Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional (REUTERS/Remo Casilli)
Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional (REUTERS/Remo Casilli)

En los mercados impactaron las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que recortó fuertemente sus previsiones de abril a una contracción de la economía global de 4,9% en 2020. Esto, junto con una publicación del New York Times acerca de que algunos países de la Unión Europea estarían dispuestos a prohibir la entrada de viajeros estadounidenses, motivaba también el surgimiento de más preocupación ante posibles nuevas restricciones que podrían hacer descarrilar la recuperación económica.

En Asia se registraron resultados dispares (Tokio cedió el 0,07 %, Hong Kong perdía alrededor del 0,1 % y Shanghái ganaba el 0,4 %) después de que se publicaran informaciones contradictorias sobre las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos.

En el comercio de energía, el crudo de referencia de EEUU cayó un 5,8% para llegar a 38,01 dólares por barril. El crudo Brent, el estándar internacional, cayó 5.4% para cerrar en $ 40.31.

Por último, la cotización del euro frente al dólar ascendía a 1,1300 ‘billetes verdes’, mientras que la prima de riesgo española se mantenía en 88 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,468%.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Coronavirus: la Unión Europea analiza prohibir el ingreso de ciudadanos estadounidenses cuando reabra sus fronteras

América Latina superó las 100.000 muertes por coronavirus

El país donde cientos de miles de personas nunca oyeron habar sobre el coronavirus

MAS NOTICIAS