El régimen chino quiere imponer bases de inteligencia en Hong Kong en el marco de su nuevo plan: “Es el fin”

El primer ministro Li Keqiang dijo que Beijing establecerá un sistema legal “sólido” y mecanismos de aplicación para garantizar la seguridad nacional en el centro financiero

El legislador prodemocrático Wu Chi-wai se pelea con la policía durante una marcha contra las nuevas leyes de seguridad, cerca de la Oficina de Enlace de China, en Hong Kong (Reuters)
El legislador prodemocrático Wu Chi-wai se pelea con la policía durante una marcha contra las nuevas leyes de seguridad, cerca de la Oficina de Enlace de China, en Hong Kong (Reuters)

Una propuesta para imponer leyes de seguridad nacional en Hong Kong podría hacer que las agencias de inteligencia de China continental establezcan bases en el centro financiero global, lo que aumenta el temor de que las autoridades chinas apliquen directamente en la ciudad y la perspectiva de nuevas protestas.

Los detalles se dieron a conocer el viernes, un día después de que Beijing propusiera la nueva y controvertida legislación de seguridad nacional que los críticos consideran un punto de inflexión histórico para la ciudad más libre de China.

Activistas de Hong Kong pidieron el viernes que la gente se levante en contra de la propuesta, dirigida a abordar la secesión, la subversión, el terrorismo y la interferencia extranjera, que ha provocado nerviosismo en las comunidades empresariales y diplomáticas.

Los diplomáticos extranjeros temen que el establecimiento de nuevas agencias de Beijing en la ciudad gobernada por China pueda otorgar a los oficiales de seguridad e inteligencia poderes de ejecución que podrían poner en riesgo los derechos y libertades.

Han surgido llamados a las multitudes instantáneas en todo el territorio, y activistas por la democracia -incluido Joshua Wong- planean reunirse con la prensa para anunciar “acción callejera” más tarde el viernes.

Este es un gran momento para reiniciar la protesta”, dijo la estudiante universitaria Kay, de 24 años, quien participó en las protestas masivas y a menudo violentas contra el gobierno y contra Beijing que el año pasado entraron en pausa debido al coronavirus.

El plan de la ley de seguridad golpeó los mercados financieros el viernes, debido a las preocupaciones sobre el estado de la ciudad semiautónoma como centro financiero en peligro, con las acciones de Hong Kong vendiéndose mientras el parlamento de China se sentaba a discutir la nueva ley.

El índice Hang Seng de Hong Kong cerró con una caída del 5,6%, la mayor caída porcentual diaria desde julio de 2015.

Una mujer pasa frente a un panel que muestra el índice Hang Seng, después de los planes de Beijing de imponer legislación de seguridad nacional en Hong Kong (Reuters)
Una mujer pasa frente a un panel que muestra el índice Hang Seng, después de los planes de Beijing de imponer legislación de seguridad nacional en Hong Kong (Reuters)

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, dijo que su gobierno “cooperará plenamente” con el parlamento chino para completar la legislación, que según ella no afectará los derechos, las libertades ni la independencia judicial. La legislación propuesta podría aumentar las tensiones entre Beijing y Washington, cuya relación ya está deshilachada por disputas comerciales y acusaciones recíprocas por la pandemia.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, advirtió que Washington reaccionaría “con mucha fuerza” si Beijing seguía adelante con la ley de seguridad. “Está empezando a parecer un verano de descontento entre Estados Unidos y China”, dijo Stephen Innes, estratega jefe de mercado global de AxiCorp.

Innes dijo que la nueva ley podría reactivar potencialmente las manifestaciones prodemocráticas de 2019, la mayor crisis a la que se ha enfrentado la ex colonia británica desde que regresó al dominio chino en 1997.

En su informe anual al parlamento chino, el primer ministro Li Keqiang dijo que China establecerá un sistema legal “sólido” y mecanismos de aplicación para garantizar la seguridad nacional en Hong Kong y Macao, su otra ciudad semiautónoma. La legislación propuesta para Hong Kong requiere que el territorio termine rápidamente de promulgar regulaciones de seguridad nacional bajo su mini-constitución, la Ley Básica, según un borrador visto por Reuters.

El documento dice que las leyes salvaguardarán la “jurisdicción general” del gobierno central, así como la “alta autonomía” de Hong Kong.

Cuando sea necesario, los órganos de seguridad nacional relevantes del Gobierno Popular Central establecerán agencias” en Hong Kong para salvaguardar la seguridad nacional, según el borrador.

Los diplomáticos extranjeros temen que esto pueda formalizar y expandir la presencia de servicios de seguridad e inteligencia en Hong Kong. Actualmente no pueden tomar medidas de cumplimiento en la ciudad. Un intento anterior de adoptar una legislación similar en 2003 se encontró con una protesta que atrajo a alrededor de medio millón de personas a las calles y finalmente fue archivada.

Los activistas y políticos prodemocráticos se han opuesto durante años a la idea de las leyes de seguridad nacional, argumentando que podrían erosionar el alto grado de autonomía de la ciudad, garantizado por el acuerdo de traspaso de “un país, dos sistemas”, que China dice que está socavado por los manifestantes.

Es esencialmente declarar directamente que ‘un país dos sistemas’ es nulo y un fracaso”, dijo Eric Cheung, profesor principal del departamento de derecho de la Universidad de Hong Kong.

Beijing dijo que la legislación de hecho fortaleció ese principio, fue de interés para Hong Kong y apoyara su desarrollo. Lam dijo que la intención de Beijing era atacar actividades ilegales que habían dañado la seguridad nacional.

Los legisladores locales a favor de la democracia denunciaron los planes el jueves por la noche como “el fin de Hong Kong”.

Beijing está tratando de silenciar las voces críticas de Hong Kongers con fuerza y miedo”, tuiteó el activista prodemocrático Joshua Wong. “En el fondo, los manifestantes lo saben, insistimos no porque seamos fuertes, sino porque no tenemos otra opción”.

Se espera que la medida de Beijing conduzca a la fuga de capital y talento de Hong Kong, dijeron banqueros y cazatalentos.

En algunos casos donde los clientes tenían un poco de inercia y esperaban que las cosas que sucedieron el año pasado simplemente desaparezcan, ahora pisarán el acelerador para reducir su riesgo de concentración de riqueza aquí”, dijo un banquero senior en un banco privado europeo.

El Departamento de Estado norteamericano advirtió que un alto grado de autonomía y respeto por los derechos humanos eran clave para preservar el estatus especial del territorio en la ley de Estados Unidos lo que le ha ayudado a mantener su posición como centro financiero mundial.

(C) Reuters.-

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

China prepara una estricta ley de seguridad nacional para Hong Kong que podría generar una nueva ola de protestas

La bolsa de Hong Kong cayó más de 5% tras el anuncio de la ley de seguridad que quiere imponer China

MAS NOTICIAS