China prepara una estricta ley de seguridad nacional para Hong Kong que podría generar una nueva ola de protestas

El régimen comunista debate un proyecto para prohibir todas las “actividades sediciosas", los “actos terroristas” y la “interferencia externa" en los asuntos de la ex colonia británica devuelta al país en 1997, con el objetivo de aplacar la ola de manifestaciones en contra el Gobierno Central de los últimos meses, que podrían ahora reactivarse frente a la medida

Manifestantes en contra del gobierno central chino en Hong Kong, en diciembre (Reuters)
Manifestantes en contra del gobierno central chino en Hong Kong, en diciembre (Reuters)

La Asamblea Nacional Popular (ANP, Parlamento) de China, que mañana arranca su sesión anual en Beijing, prepara una ley a nivel estatal para “salvaguardar la seguridad nacional” en Hong Kong, confirmó este jueves el portavoz de ese órgano, Zhang Yesui.

En la conferencia de prensa previa a la ANP, Zhang indicó que la Asamblea, como “supremo órgano de poder estatal”, debatirá la ley propuesta por su Comité Permanente que “claramente requirió establecer y mejorar el marco legal y el mecanismo para reforzar la seguridad nacional” en la excolonia británica.

Zhang recalcó que “en vista de las nuevas circunstancias y necesidades, la ANP está ejerciendo su poder proporcionado por la constitución” para “salvaguardar la seguridad” y defender el principio de “un país, dos sistemas” por el que China concede un supuesto alto grado de autonomía a Hong Kong.

“La seguridad nacional es la base que apuntala la estabilidad del país. Salvaguardarla sirve al interés fundamental de todos los chinos, incluidos nuestros compatriotas de Hong Kong”, afirmó.

El diario hongkonés South China Morning Post había adelantado más temprano este jueves citando fuentes de Beijing, que la ANP -que comienza mañana y concluye el próximo jueves- debatiría la ley, lo que con toda probabilidad significará que finalmente sea aprobada.

Según el rotativo, la nueva normativa prohibirá todas las “actividades sediciosas encaminadas a derrocar al Gobierno central”, los “actos terroristas” y la “interferencia externa en los asuntos de Hong Kong”.

Una reunión de la Asamblea Nacional Popular de China en marzo de 2019 (REUTERS/Thomas Peter)
Una reunión de la Asamblea Nacional Popular de China en marzo de 2019 (REUTERS/Thomas Peter)

La aprobación de una ley de seguridad por parte de Beijing, que hasta el momento había renunciado a adoptar esa medida, podría desencadenar una nueva ola de protestas en Hong Kong.

Esta decisión sería la respuesta del Gobierno central chino, controlado por el Partido Comunista (el único legal), a los meses de protestas en la ciudad y a su cada vez menor confianza en las autoridades locales.

El diario señala que Beijing ha perdido la paciencia con la capacidad de las instituciones hongkonesas -en concreto, del Consejo Legislativo, el Parlamento local- de aprobar una ley de seguridad nacional en base a lo permitido por la Ley Básica, la carta magna de la región semiautónoma.

El artículo 23 de ese texto estipula que son las autoridades hongkonesas quienes promulgarán sus propias leyes para “prohibir cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión contra el Gobierno Popular Central (el Ejecutivo de Beijing)”.

Esas reglas también servirían para “prohibir que organizaciones u organismos políticos extranjeros lleven a cabo actividades políticas” en Hong Kong o que establezcan lazos con las organizaciones locales.

Activistas pro democracia utilizando mascarillas durante una protesta (REUTERS/Jessie Pang)
Activistas pro democracia utilizando mascarillas durante una protesta (REUTERS/Jessie Pang)

Hong Kong, que regresó a manos de China en 1997 tras siglo y medio de dominación colonial británica, no cuenta con una ley de seguridad nacional pese a lo estipulado en el citado artículo 23 y a que el Gobierno local ha intentado sacarla adelante en el pasado.

En 2003, las autoridades locales se vieron obligadas a suspender un proyecto de ley de seguridad nacional después de que cerca de medio millón de personas se manifestasen en contra por considerar que afectaría a sus derechos y libertades, mucho más amplios que los de sus compatriotas de la parte continental de China.

Las próximas elecciones al Consejo Legislativo hongkonés están previstas para septiembre de este año, y la oposición -que arrasó en los comicios a concejal de distrito de noviembre de 2019- las marca como una oportunidad histórica para conseguir una mayoría que les permita bloquear las propuestas de ley del Gobierno local.

Se espera que la votación de la ley por parte de la ANP se produzca al final de la sesión anual el próximo jueves y que luego se envíe la resolución al Comité Permanente de la ANP -cuya próxima reunión debería celebrarse en junio- para cerrar los detalles.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

China planea leyes de seguridad nacional para Hong Kong tras protestas prodemocracia: reporte

Hong Kong pondrá en cuarentena a todas las personas que lleguen de China continental

Librero de Hong Kong encarcelado en China publica poemas de contrabando

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos