Italia registró 525 muertos por coronavirus en las últimas 24 horas, el menor saldo en dos semanas

El país más golpeado por el brote vio disminuir el número de pacientes de cuidados intensivos por segundo día consecutivo y registró la primera disminución en el número de pacientes no críticos que reciben atención hospitalaria. El balance total desde el comienzo de la pandemia es de 15.887 muertos

Un ciudadano con una mascarilla sostiene una bandera en Catania (Reuters)
Un ciudadano con una mascarilla sostiene una bandera en Catania (Reuters)

Italia registró este domingo el menor saldo de muertes por coronavirus en dos semanas, con 525 muertos en las últimas 24 horas, y vio disminuir el número de pacientes de cuidados intensivos por segundo día, informó la protección civil en su boletín diario.

Así, un total de 15.887 personas han fallecido desde que se detectó el brote a finales de febrero.

El número de contagios totales -contando enfermos, fallecidos y curados- es de 128.948 personas, 4.316 más en 24 horas, un número inferior al registrado el sábado en comparación con el día anterior.

Miembros del personal médico en el hospital Molinette en el domingo de ramos en Turín (REUTERS/Massimo Pinca)
Miembros del personal médico en el hospital Molinette en el domingo de ramos en Turín (REUTERS/Massimo Pinca)

Hay actualmente 91.246 personas enfermas, con lo que el número de positivos ha subido en 2.972 en un día, y hay 21.815 curados, 819 más en 24 horas.

“Estas son buenas noticias, pero no debemos bajar la guardia”, dijo a la prensa el jefe de la protección civil, Angelo Borrelli.

Las autoridades también informaron la primera disminución en el número de pacientes COVID-19 no críticos que reciben atención hospitalaria.

Ese número cayó de 29.010 el sábado a 28.949 el domingo.

El número de pacientes críticos disminuyó de 3.994 el sábado a 3.977 el domingo, la segunda disminución sucesiva.

Convivir con el virus

Mientras mejoran las cifras de la emergencia, el país comienza a debatir sobre la “Fase 2”, la gradual reapertura del país después de un mes de cierre.

Este domingo, el ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, aseguró que el Gobierno trabaja en un plan para aplicar cuando se levante el confinamiento total a nivel nacional, por ahora vigente hasta el 13 de abril, aunque adelantó que Italia tendrá que convivir con el coronavirus hasta que haya una vacuna.

“La emergencia no ha terminado. El peligro no ha acabado, nos esperan todavía meses difíciles. Nuestro trabajo es crear las condiciones para convivir con este virus. Aquí el verbo correcto es convivir, al menos hasta que tengamos la vacuna o una cura”, reconoció Speranza en una entrevista que publica este domingo el diario La Repubblica.

Explica que el Ejecutivo trabaja en un plan de acción sanitario que incluye la creación de nuevos hospitales para asistir a los enfermos con COVID-19 y también el lanzamiento de una aplicación que controlará los movimientos de los nuevos contagiados durante las 48 horas anteriores a haber dado positivo.

El ministro de Salud Roberto Speranza (REUTERS/Remo Casilli)
El ministro de Salud Roberto Speranza (REUTERS/Remo Casilli)

Asimismo, ofrecerá a los pacientes en aislamiento domiciliario una atención médica constante y directa.

También se realizarán test en masa para controlar cuántos de los 60 millones de italianos han tenido el virus, cuántos son inmunes y en qué zonas se puede volver a la normalidad porque el riesgo se ha reducido mucho.

“No quiero engañar a nadie, es inútil pensar que esta será la solución definitiva. Y tampoco puedo dar una fecha de cuándo se acabará todo, sería irresponsable”, admitió.

El Gobierno italiano ha impuesto el confinamiento nacional y ha congelado todas las actividades productivas no esenciales hasta el 13 de abril, aunque se espera que la medida se extienda al menos hasta principios de mayo, como ha recomendado Protección Civil.

“Cuando se vaya acercando la fecha veremos cómo estamos. Pero el fin del aislamiento será progresivo, que nadie piense que se acabará de un día para otro”, destaca el ministro.

El coronavirus también ha afectado mucho a la economía de Italia y ya son varios los organismos que dan por descontado que se entrará en recesión en el primer trimestre del año.

Por eso, Speranza considera que será necesario desarrollar una estrategia que impulse una rápida recuperación del sistema productivo del país.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Italia debate la reapertura del país mientras crecen los temores por los efectos económicos del coronavirus: “La crisis va a durar muchos años"

La larga lista de médicos muertos en la batalla contra el coronavirus en Italia: “Estamos indefensos y sin armas”

Los motivos que explican por qué el saldo del coronavirus es tan alto en Italia

MAS NOTICIAS