Annegret Kramp-Karrenbauer y Angela Merkel, el día de las elecciones de la Unión Demócrata Cristiana (AFP)
Annegret Kramp-Karrenbauer y Angela Merkel, el día de las elecciones de la Unión Demócrata Cristiana (AFP)

Angela Merkel es presionada por su sucesora para que renuncie como canciller alemana después de las elecciones de este mes en el Parlamento Europeo, según dos personas cercanas al tema citadas por Bloomberg.

Ante las proyecciones de que los demócratas cristianos de Merkel perderán terreno en los comicios del 26 de mayo, su líder, Annegret Kramp-Karrenbauer, envió un mensaje a Merkel instándola a dimitir y convocó a una conferencia del partido el 2 de junio a fin de ejercer presión, afirmó una persona del círculo íntimo.

AKK, como se conoce a Kramp-Karrenbauer, no advirtió a Merkel sobre la conferencia y sugirió que debería postularse para la presidencia del consejo de líderes europeos, detalló la fuente.

En público, sin embargo, AKK ha insistido en que Merkel debe completar su mandato y una vocera de la líder del partido apuntó a esos comentarios cuando fue contactada por Bloomberg News.

Annegret Kramp- Karrenbauer (AFP)
Annegret Kramp- Karrenbauer (AFP)

Tras convertirse en líder de Unión Demócrata Cristiana a fines del año pasado, AKK tenido problemas para ganar terreno en las encuestas y en el partido, ya que sus guiños a la derecha terminaron alienando a muchos de sus partidarios más liberales.

El intento de AKK de acelerar la salida de Merkel puede no solo fallar sino también ser contraproducente. Pese a la creciente presión, la canciller está decidida a cumplir su mandato hasta septiembre de 2021, añadieron dos de las fuentes, que pidieron no revelar su identidad.

Dentro del partido hay cada vez más dudas de que AKK tenga el dominio suficiente para postularse a la cancillería del país en dos años.

Si la ofensiva de AKK para seguir los pasos de Merkel se descarrila permanentemente, el panorama en la economía más grande de Europa se abriría de par en par, lo que podría dar a los enemigos conservadores de la canciller la oportunidad de tomar el poder.

Se suponía que la victoria de AKK sobre Friedrich Merz por el liderazgo del partido en diciembre había descartado esa posibilidad.

Merkel y Kramp-Karrembauer  (AP)
Merkel y Kramp-Karrembauer  (AP)

El escenario que AKK usó para tratar de convencer a Merkel fue este: después de un pobre resultado para su partido en las elecciones de la del Parlamento Europeo, la líder alemana se postularía para la presidencia del Consejo Europeo a fin de ayudar a resolver la profunda crisis del continente.

El Partido Social Demócrata, su socio menor en la coalición, se vería obligado a respaldar a AKK como próxima canciller, porque de lo contrario se podría pensar que bloquean una solución a la crisis de la UE, argumentó.

No obstante, esta semana Merkel dio una respuesta clara. "No estoy disponible para ningún cargo político sea donde sea y eso incluye a Europa", respondió la canciller a los periodistas en Berlín.

La transición propuesta fue particularmente poco apetecible para Merkel porque probablemente conllevaría un puesto en el gabinete para su gran enemigo Merz, a quien AKK considera para formar el futuro gobierno, explicó una de las personas.

Por Arne Delfs para Agencia Bloomberg

MÁS SOBRE ESTE TEMA: