(Reuters)
(Reuters)

La justicia francesa aplicó este miércoles una multa de 3.700 millones de euros (casi USD 4.200 millones) al banco suizo UBS, acusado de infringir las leyes locales en un esquema que incentivaba y ayudaba a sus clientes a cometer fraude fiscal.

Según los fiscales franceses, la institución organizaba viajes de lujo a clientes en los que sus agentes ofrecían ilegalmente prospectos para transferir sus bienes a cuentas suizas, fuera del alcance de las autoridades galas.

Las investigaciones comenzaron a partir de la crisis financiera del 2008, cuando se inició un mayor escrutinio sobre los paraísos fiscales. Los fiscales determinaron que en el caso de UBS se ocultaron, entre 2004 y 2012, más de 10.000 millones de euros.

A su vez, la firma subsidiaria de UBS en Francia recibió una multa de 15 millones de euros por su complicidad.

El caso es seguido de cerca por ejecutivos de la industria en un momento en que los gobiernos europeos buscan atraer a multinacionales ante la incertidumbre por el Brexit.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: