La familia del misionero estadounidense que fue asesinado en una remota isla india dijo el jueves que "perdona" a los miembros de la tribu que lo hirieron fatalmente con arcos y flechas.

John Allen Chau, de 26 años, un amante de la naturaleza originario del estado de Washington, fue asesinado el sábado después de visitar la isla North Sentinel. Los habitantes del lugar se encuentran entre los últimos en el mundo que han resistido el contacto con el resto de la humanidad.

Los amigos y familiares del aventurero evangélico dijeron que él estaba decidido a llevar el cristianismo a la tribu, conocida por atacar a cualquiera que se acerque, y contaron que navegó allí con la ayuda de los pescadores locales.

"Las palabras no pueden expresar la tristeza que hemos experimentado cuando lo supimos", dijo su familia el miércoles por la noche en un comunicado publicado en su cuenta de Instagram. "Amaba a Dios, a la vida, a ayudar a los necesitados, y no tenía más que amor por el pueblo sentinel".

Y agregaron: "Perdonamos a los presuntos responsables de su muerte. También pedimos la liberación de los amigos que tuvo en las Islas Andamán. Se aventuró por su propia voluntad y sus contactos locales no necesitan ser perseguidos por sus propias acciones".

View this post on Instagram

John Allen Chau

A post shared by John Chau (@johnachau) on

La policía local aún está descubriendo cómo localizar y recuperar el cuerpo del estadounidense sin molestar más a la tribu, informó a través de un artículo NBC News. 

Dependra Pathak, director general de policía de las islas Andaman y Nicobar de la India, dijo que Chau llegó al archipiélago el 16 de octubre, pero que no era su primera vez allí: había hecho una visita en 2015 y otra en 2016.

Chau organizó su visita a North Sentinel a través de un amigo que contrató a siete pescadores por 325 USD para llevarlo hasta allí en un bote.

El estadounidense bajó a tierra en su kayak el 15 de noviembre y envió el bote con los pescadores al mar para evitar ser detectados, dijo Pathak en un comunicado de prensa. Interactuó con algunos de los miembros de la tribu, ofreciendo regalos como fútbol y pesca. Pero la gente de la tribu se enojó y le disparó una flecha, golpeando un libro que llevaba.

John Allen Chau
John Allen Chau

Chau nadó de regreso al bote de los pescadores y pasó con ellos la noche, y salió nuevamente a reunirse con los miembros de la tribu el 16 de noviembre. El 17 de noviembre, los pescadores que lo esperaban observaron desde la distancia mientras los miembros de la tribu arrastraban el cuerpo de Chau.

Pathak dijo que los siete pescadores fueron acusados ​​de poner en peligro la vida del estadounidense al llevarlo a un área prohibida en su "aventura fuera de lugar".

La policía inspeccionó la isla por aire el martes, y un equipo de policías y funcionarios del departamento forestal usaron un bote de la guardia costera para viajar allí el miércoles y se planificó otro viaje el jueves.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: