El jefe de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasrallah y el dictador sirio Bashar al Assad
El jefe de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasrallah y el dictador sirio Bashar al Assad

El líder del grupo chiíta libanés Hezbollah, el jeque Hassan Nasrallah, afirmó hoy que sus milicias continuarán en Siria mientras lo considere necesario el Gobierno del presidente Bashar al Assad.

"Ninguna fuerza logrará que nos retiremos de Siria mientras los líderes de ese país afirmen que nuestra estancia es necesaria", dijo Nasrallah en un discurso televisado con motivo de la Ashura, festividad chiíta que conmemora la muerte del imán Husein, nieto de Mahoma.

Hezbollah es uno de los principales apoyos de Al Assad, al lado de las fuerzas rusas e iraníes, en el conflicto que se prolonga desde 2011.

En su discurso, Nasrallah también anunció que acoge de modo favorable el acuerdo entre Rusia y Turquía sobre la provincia siria de Idlib, el último bastión rebelde en el país y fronterizo con Turquía.

Militantes de Hezbollah
Militantes de Hezbollah

"El acuerdo podría llevar a una calma generalizada sin que haya batalla", dijo el líder de  Hezbollah. Aunque consideró que el acuerdo es un paso en dirección a lograr una solución política para el conflicto sirio, puntualizó que su éxito "depende de su implementación estricta".

El presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, acordaron el lunes crear una zona desmilitarizada de entre 15 y 20 kilómetros de ancho que dividirá las posiciones de las tropas gubernamentales y la oposición armada en Idleb.

Además, acordaron que se repliegue el armamento pesado, tanques y sistemas de artillería de los grupos opositores hasta el 10 de octubre.

El acuerdo ha supuesto la suspensión de la ofensiva que preparaba el Ejército sirio y que, hasta el pasado lunes, se anunciaba como inminente.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: