El peso se desploma y rompe la barrera de los 23 por dólar por temor a coronavirus

La crisis mundial afecta con especial dureza a la moneda mexicana

Una pantalla muestra las tasas de cambio fuera del edificio de la Bolsa Mexicana de Valores, en Ciudad de México. (Foto: REUTERS / Henry Romero / Archivo)
Una pantalla muestra las tasas de cambio fuera del edificio de la Bolsa Mexicana de Valores, en Ciudad de México. (Foto: REUTERS / Henry Romero / Archivo)

El peso mexicano se hundió el lunes a un nuevo mínimo nivel histórico por temores a una recesión global después de que varios de los principales bancos centrales del mundo, entre ellos la Fed, anunciaron medidas coordinadas de emergencia para paliar el impacto económico del coronavirus.

En operaciones en el exterior, donde se llevan a cabo la mayoría de las negociaciones de la moneda, el peso cotizaba en 22.914 por dólar, con un declive del 4.62% frente al precio de referencia de Reuters del viernes.

A las 07:50 horas locales la divisa mexicana rebasó por unos minutos la barrera de los 23 pesos por dólar.

“Definitivamente en Estados Unidos están esperando un golpe muy fuerte a su economía por el coronavirus. Las señales son evidentes de que se aproxima una recesión”, dijo Gabriela Siller, directora de análisis económico del mexicano Banco Base.

Como parte de las medidas adoptadas el domingo, la Reserva Federal estadounidense anunció un inesperado recorte en sus tasas de interés a un nivel cercano a cero, la segunda baja a los tipos en menos de dos semanas.

Con el movimiento del lunes, la moneda sumaba diez jornadas consecutivas de pérdidas, con una caída acumulada de más de un 18%. En México, las actividades financieras permanecerán cerradas el lunes por un feriado.

¿Cómo y por qué afecta?

Si bien el impacto directo de la subida del dólar tiene consecuencias macroeconómicas, también afecta directamente al bolsillo de los mexicanos.

El dólar alto impacta al peso mexicano de varias maneras. Para empezar, eleva el precio de los productos importados y encarece las mercancías e insumos que las empresas y fábricas utilizan para producir bienes y servicios en el país, por lo que los mexicanos verán reducido su poder de adquisición, ya que pagarán más dinero por productos de importación, como algunos alimentos, farmacéuticos, textiles, electrodomésticos y vehículos cuyas piezas provengan del extranjero.

Por otro lado, en un principio, algunos empresarios pueden decidir no subir los costos de sus productos y reducir sus ganancias para continuar vendiendo su mercancía; sin embargo, si el dólar se mantiene en ese costo alto, los productores se verán obligados a elevar el precio de sus artículos, lo que impulsará a la inflación.

También, los empresarios mexicanos que exportan sus productos al extranjero se podrán ver beneficiados, ya que para el país vecino venderán más barato esos productos, lo que automáticamente los hace más atractivos en el mercado extranjero.

En contraparte, los costos de aquellas empresas que se dediquen a comercializar productos importados en México subirán, por lo que también incrementarán los precios finales que el consumidor deberá pagar por ellos.

De igual manera, si se planea un viaje a Estados Unidos, ya sea por trabajo o por gusto, se pagará más dinero por su boleto de avión, hospedaje, comida y todos los gastos que se realicen en el país.

Asimismo, en el mediano y largo plazo, el gobierno dispondría de menos presupuesto para invertir en escuelas, hospitales, carreteras, puentes, programas sociales y enfrentar sus compromisos financieros.

En cuanto a la deuda externa que México tiene en dólares, terminaría pagando mucho más dinero. Tan sólo a finales de 2019, el saldo del endeudamiento bruto con el exterior alcanzó los 456 mil millones de dólares, de acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México.

A pesar de lo anterior, algunas formas en las que la subida del dólar afecta de manera positiva a la economía de los mexicanos son las remesas. Todos los mexicanos que reciban dinero proveniente de Estados Unidos verán sus ingresos multiplicados automáticamente, ya que ahora cada dólar equivale a varios pesos más.

Por otro lado, el turismo se verá beneficiado por la subida del dólar. Para los estadounidenses, vacacionar en México será mucho más barato; sin embargo, a pesar de que próximamente será el ‘Spring Break’ o vacaciones de primavera en donde muchos jóvenes estadounidenses visitan el país, ante la contingencia del coronavirus, se prevé que este año sea diferente y disminuya el número de turistas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA