Las impactantes imágenes de las inundaciones que dejaron seis muertos en el norte de Italia: “La situación es muy grave”

Las precipitaciones diarias registradas en todo el Piamonte han superado el récord histórico de 1958. El presidente de la región dijo que los daños son comparables a los de 1994 cuando las inundaciones de los ríos Po y Tanaro dejaron 70 muertos

Un residente de Garessio, Piamente, después de la inundación. (Vincenzo PINTO / AFP)
Un residente de Garessio, Piamente, después de la inundación. (Vincenzo PINTO / AFP)

La ola de mal tiempo que ha azotado el nororeste de Italia, sobre todo las regiones de Piamonte, Valle de Aosta y Ligura, ha dejado seis muertos y un desaparecido, así como numerosos daños y varios puentes que han colapsado, recogen medios locales.

A los dos fallecidos de este sábado en Piamonte se sumaron los tres muertos en Liguria, dos de ellos que el mar devolvió en las localidades de Ventimiglia y Sanremo, y otro cuerpo encontrado en los márgenes del rio Roya, en el pueblo de Trucco.

Voluntarios limpian las calles en Garessio, Piamoente (Vincenzo PINTO / AFP)
Voluntarios limpian las calles en Garessio, Piamoente (Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
El río Tanaro en Garessio (Vincenzo PINTO / AFP)
El río Tanaro en Garessio (Vincenzo PINTO / AFP)

También fue encontrado muerto en territorio francés cerca de Colle di Tenda, arrastrado por el arroyo Vermenagna, un pastor italiano que se encontraba desaparecido.

Un bombero voluntario, Rinaldo Challancin, de 53 años, murió en Arnad (Aosta), al caerle un árbol mientras ayudaba a despejar la zona de vegetación.

(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)

También se encontró el cadáver de Samuel Pregnolato, de 36 años de Quarona (Vercelli), desaparecido desde anoche cuando conducía su vehículo y fue sorprendido por la crecida del río Sesia.

Las precipitaciones diarias registradas en todo el Piamonte han superado el récord histórico de 1958, explicó la agencia regional para la protección del medio ambiente.

“La situación es muy grave. Es como en 1994”, cuando las inundaciones de los ríos Po y Tanaro dejaron 70 muertos, dijo el presidente de la región italiana de Piamonte, Alberto Cirio, al diario italiano La Stampa.

(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)

“La diferencia es que cayeron 630 mm de agua en 24 horas, la mayor cantidad en tan poco tiempo desde 1954”, indicó.

La localidad de Limone, centro turístico de los Alpes, en la frontera con Francia, está aislada y no tiene electricidad, ni agua y muchas áreas están completamente inundadas y algunos edificios tuvieron que ser evacuados.

También en Ormea, en provincia de Cuneo, los más de mil habitantes de la localidad están aislados desde anoche y no hay luz ni agua, la mitad de las casas están aislados y los socorristas no pueden llegar por ahora, denunció el alcalde, Giorgio Ferraris

Un edificio destruido por el río Cervo en Biella, Piamonte (Vigili del Fuoco via AP)
Un edificio destruido por el río Cervo en Biella, Piamonte (Vigili del Fuoco via AP)

“Estoy en contacto constante con el jefe de Protección Civil Angelo Borrelli sobre la ola de mal tiempo en el noroeste. Estamos asegurando una vigilancia continua, en plena coordinación con los territorios de esta emergencia, con especial atención al Valle de Aosta, Piamonte y Liguria. La atención del gobierno es máxima”, escribió el primer ministro, Giuseppe Conte, en Facebook.

(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)
(Vincenzo PINTO / AFP)

También se están viviendo fuertes inundaciones en la región de Liguria, en particular Ventimiglia, mientras que en la zona de Bérgamo se registraron ráfagas de viento de más de cien kilómetros por hora y las fuertes lluvias han provocado deslizamientos de tierra lo que ha provocado el cierre de varias carreteras provinciales.

Un hombre en un puente sobre el río Roya en Ventimiglia (Federico SCOPPA / AFP)
Un hombre en un puente sobre el río Roya en Ventimiglia (Federico SCOPPA / AFP)
Los daños en la costanera Squarciafichi en Ventimiglia (Federico SCOPPA / AFP)
Los daños en la costanera Squarciafichi en Ventimiglia (Federico SCOPPA / AFP)

En Ventimiglia, justo al lado de la frontera francesa, los comerciantes limpiaban sus tiendas llenas de agua y barro, y varias asociaciones estaban preocupadas por la suerte de los migrantes, que a menudo duermen a orillas del rió Roya, donde las inundaciones fueron violentas.

Volutnarios limpian el barro en Ventimiglia  (Federico SCOPPA / AFP)
Volutnarios limpian el barro en Ventimiglia (Federico SCOPPA / AFP)
(Federico SCOPPA / AFP)
(Federico SCOPPA / AFP)

También el presidente de la región Ligura, Giovani Toti, pidió el estado de emergencia.

El tráfico ferroviario ha tenido que ser suspendido entre las localidades de Vercelli y Novara, debido al desbordamiento del Sesia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Los incendios en la Costa Oeste llenaron de cenizas a los mejores viñedos de Estados Unidos: la cosecha podría estar comprometida

Por el cambio climático, el Ártico registró su segunda menor superficie desde que comenzaron los registros

MAS NOTICIAS