Los manifestantes a favor y en contra de Brexit se congregan ante el Parlamento el 15 de enero de 2019 en el centro de Londres, mientras el Parlamento se prepara para votar finalmente sobre si apoyar o votar en contra del acuerdo alcanzado entre el gobierno de la Primera Ministra Theresa May y la Unión Europea. (AFP)

Los manifestantes a favor y en contra de Brexit se congregan ante el Parlamento el 15 de enero de 2019 en el centro de Londres, mientras el Parlamento se prepara para votar finalmente sobre si apoyar o votar en contra del acuerdo alcanzado entre el gobierno de la Primera Ministra Theresa May y la Unión Europea. (AFP)

Luego de más de un año y medio de negociaciones en Bruselas, todo indica que el parlamento británico rechazará el acuerdo de Brexit alcanzado por Theresa May y la Unión Europea en una votación este martes a las 19:00 GMT.

Manifestantes pro-europeos protestan frente a las Cámaras del Parlamento en Londres, el martes 15 de enero de 2019. (AP)

Manifestantes pro-europeos protestan frente a las Cámaras del Parlamento en Londres, el martes 15 de enero de 2019. (AP)

El ex líder del UKIP Nigel Farage habla a los medios de comunicación mientras los manifestantes a favor y en contra del proyecto de ley se manifiestan frente a la sede del Parlamento en Londres, Gran Bretaña, el 15 de enero de 2019. (Reuters)

El ex líder del UKIP Nigel Farage habla a los medios de comunicación mientras los manifestantes a favor y en contra del proyecto de ley se manifiestan frente a la sede del Parlamento en Londres, Gran Bretaña, el 15 de enero de 2019. (Reuters)

El acuerdo propuesto por la primer ministra ha sido criticado por representantes de todos los espectros políticos en la Cámara de los Comunes. No sólo por miembros del Partido Laborista, que piensan que pueden conseguir un mejor trato, o del Partido Nacional Escocés  y el Partido Liberal Demócrata, que se oponen a un Brexit de cualquier tipo, sino también por miembros del Partido Unionista Democrático en contra del arreglo de la cuestión de la frontera irlandesa y por decenas de diputados del propio Partido Conservador de May que consideran que el acuerdo dejaría al Reino Unido demasiado ligado a la Unión Europea.

Activistas anti-Brexit del grupo de activismo global Avaaz participan en una manifestación con un simulacro de Titanic, ante el parlamento de Westminster en Londres, Gran Bretaña, el 15 de enero de 2019. (Reuters)

Activistas anti-Brexit del grupo de activismo global Avaaz participan en una manifestación con un simulacro de Titanic, ante el parlamento de Westminster en Londres, Gran Bretaña, el 15 de enero de 2019. (Reuters)

Theresa May pide rescate mientras se hunde su barco en un simulacro de la película Titanic. (Reuters)

Theresa May pide rescate mientras se hunde su barco en un simulacro de la película Titanic. (Reuters)

Una activista disfrazada de Theresa May promueve un segundo referéndum de Brexit, frente a las Cámaras del Parlamento en Londres, Gran Bretaña, el 15 de enero de 2019. (Reuters)

Una activista disfrazada de Theresa May promueve un segundo referéndum de Brexit, frente a las Cámaras del Parlamento en Londres, Gran Bretaña, el 15 de enero de 2019. (Reuters)

Frente a este callejón sin salida, y con la fecha límite del 29 de marzo para Brexit cada vez más cerca, la esperanza de May de mantener con vida su acuerdo por el Brexit dependerá en gran medida de la magnitud de su pérdida en la votación. Una derrota por un estrecho margen podría darle al gobierno otra oportunidad para pedir a Bruselas mayores concesiones para que el acuerdo sea aprobado en una segunda votación. Pero un rechazo generalizado del acuerdo podría conducir al aplazamiento de la salida del Reino Unido de la UE, a un Brexit sin acuerdo o hasta un segundo referéndum.

Un manifestante pro-Brexit toca la batería frente a las Casas del Parlamento en Londres, Gran Bretaña, el 15 de enero de 2019. (Reuters)

Un manifestante pro-Brexit toca la batería frente a las Casas del Parlamento en Londres, Gran Bretaña, el 15 de enero de 2019. (Reuters)

Un manifestante pro- Brexit sostiene un cartel que dice: ‘Salir significa salir’ (Reuters)

Un manifestante pro- Brexit sostiene un cartel que dice: ‘Salir significa salir’ (Reuters)

Un manifestante pro-Brexit sostiene un cartel diciendo: ‘¡Toquen la bocina por Brexit!’ (Reuters)

Un manifestante pro-Brexit sostiene un cartel diciendo: ‘¡Toquen la bocina por Brexit!’ (Reuters)

El potencial impacto que podría tener el no cumplimiento del Brexit ha provocado protestas por parte del pueblo británico en vísperas de la histórica votación de esta tarde. Activistas tanto a favor y en contra del Brexit se han congregado en los alrededores del Parlamento británico a la espera de la decisiva votación por el mayor cambio político y económico del país en las últimas décadas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: