Por primera vez en 22 ediciones, la celebración, que según los organizadores congregó a 800.000 personas, no recibió subvenciones municipales y debió sustentarse en patrocinadores privados, lo que redujo la infraestructura montada para los shows. No hubo estimaciones oficiales de asistencia de la alcaldía, encabezada por el neopentecostal Marcelo Crivella, ni de la policía militar.

La manifestación estuvo signada por la palabra “resistencia”, a la que recurrieron tanto los organizadores como los políticos que adhirieron a esta reivindicación callejera de la diversidad

La manifestación estuvo signada por la palabra “resistencia”, a la que recurrieron tanto los organizadores como los políticos que adhirieron a esta reivindicación callejera de la diversidad

La manifestación congregó a decenas de miles de personas en la avenida Atlántica, que bordea la playa de Copacabana, y transcurrió en clima de fiesta pero con mensajes de claro contenido político y en defensa de los derechos de los homosexuales

La manifestación congregó a decenas de miles de personas en la avenida Atlántica, que bordea la playa de Copacabana, y transcurrió en clima de fiesta pero con mensajes de claro contenido político y en defensa de los derechos de los homosexuales

El blanco de las más fuertes protestas fue el alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, un conservador obispo evangélico, férreo crítico de la homosexualidad y opuesto al casamiento entre personas del mismo sexo, que en Brasil es permitido en lo civil

El blanco de las más fuertes protestas fue el alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, un conservador obispo evangélico, férreo crítico de la homosexualidad y opuesto al casamiento entre personas del mismo sexo, que en Brasil es permitido en lo civil

Si bien el asunto se trató con seriedad en todos los discursos, la actitud del alcalde también fue motivo de burla y mereció jocosos cánticos, como un “bésalo a él, bésala a ella, pero no beses la boca de Crivella”, entonado a coro por los manifestantes

Si bien el asunto se trató con seriedad en todos los discursos, la actitud del alcalde también fue motivo de burla y mereció jocosos cánticos, como un “bésalo a él, bésala a ella, pero no beses la boca de Crivella”, entonado a coro por los manifestantes

Los conciertos comenzaron bajo una fina lluvia que no amedrentó a la multitud multicolor que se apiñó en el paseo marítimo

Los conciertos comenzaron bajo una fina lluvia que no amedrentó a la multitud multicolor que se apiñó en el paseo marítimo

El proceso conservador, fundamentalista, de este alcalde atacó al arte, a la cultura, al samba, a la población LGBT”, dijo a la AFP Marcelle Esteves, vicepresidenta del Grupo Arco Iris, que organizó el desfile

El proceso conservador, fundamentalista, de este alcalde atacó al arte, a la cultura, al samba, a la población LGBT”, dijo a la AFP Marcelle Esteves, vicepresidenta del Grupo Arco Iris, que organizó el desfile

Un grupo de asistentes levantaban carteles con los colores del arco iris y la leyenda “Amar sin Temer”, jugando con el apellido del presidente de Brasil, un dirigente tradicionalista de 77 años

Un grupo de asistentes levantaban carteles con los colores del arco iris y la leyenda “Amar sin Temer”, jugando con el apellido del presidente de Brasil, un dirigente tradicionalista de 77 años

Los artistas que animaron el desfile renunciaron a su cachet, como la cantante Daniela Mercury, una de las primeras en haber asumido su homosexualidad, o la transformista Pablo Vittar, verdadero fenómeno de la escena pop brasileña actual

Los artistas que animaron el desfile renunciaron a su cachet, como la cantante Daniela Mercury, una de las primeras en haber asumido su homosexualidad, o la transformista Pablo Vittar, verdadero fenómeno de la escena pop brasileña actual

Brasil es uno de los países que más padece la violencia homofóbica. En 2006, registró 340 muertes, una cada 25 horas, según datos del Grupo Gay da Bahia

Brasil es uno de los países que más padece la violencia homofóbica. En 2006, registró 340 muertes, una cada 25 horas, según datos del Grupo Gay da Bahia

En los últimos meses, la presión subió con la cancelación de algunas muestras culturales y un fallo de la justicia que rehabilitó la asistencia psicológica para la orientación sexual, una decisión que reabrió la puerta para tratar a la homosexualidad como una enfermedad, que es conocida localmente como la “cura gay”

En los últimos meses, la presión subió con la cancelación de algunas muestras culturales y un fallo de la justicia que rehabilitó la asistencia psicológica para la orientación sexual, una decisión que reabrió la puerta para tratar a la homosexualidad como una enfermedad, que es conocida localmente como la “cura gay”

Célebre en el mundo entero por la sensualidad de su carnaval, Brasil tiene una vibrante comunidad homosexual que convive con grupos que expresan una profunda impronta religiosa y homofóbica

Célebre en el mundo entero por la sensualidad de su carnaval, Brasil tiene una vibrante comunidad homosexual que convive con grupos que expresan una profunda impronta religiosa y homofóbica

“Estamos viviendo un momento muy difícil porque tenemos un alcalde totalmente homofóbico que está contra todo y todos, es anticultural. Esto no puede ser. Yo, que vengo de (los años de) la dictadura en los 60, no lo admito. El desfile es nuestro, es mío, es tuyo, es una alegría”, señaló Jani de Castro, cofundadora de la marcha

“Estamos viviendo un momento muy difícil porque tenemos un alcalde totalmente homofóbico que está contra todo y todos, es anticultural. Esto no puede ser. Yo, que vengo de (los años de) la dictadura en los 60, no lo admito. El desfile es nuestro, es mío, es tuyo, es una alegría”, señaló Jani de Castro, cofundadora de la marcha

(Fotos: AFP, Reuters)

(Fotos: AFP, Reuters)