Rob Lowe no se arrepiente de haber hecho un video sexual, porque, de alguna manera, lo ayudó a dejar los excesos /Shutterstock
Rob Lowe no se arrepiente de haber hecho un video sexual, porque, de alguna manera, lo ayudó a dejar los excesos /Shutterstock

Muchos años antes de que las filtraciones de videos sexuales estuvieran a la orden del día y Kim Kardashian demostrara que con un poco de olfato para los negocios podían utilizarse en beneficio propio, la carrera en Hollywood del actor Rob Lowe estuvo a punto de llegar a su fin antes de que cumpliera 25 años cuando se hizo público un video suyo teniendo sexo con dos jóvenes, una de 16 años y otra de 22, en una habitación de hotel de Atlanta, Georgia.

Tras varios años de éxito como un de los actores más codiciados en 1989, cuando tenía 24 años, vivió uno de los momentos más complicados de su vida personal y profesional.

Un año antes el actor había grabado una película porno casera manteniendo relaciones sexuales con dos jóvenes que había conocido en un club nocturno. Ambas aceptaron grabarse haciendo un trío. Cuando Lowe se metió en la ducha, le robaron 200 dólares y escaparon con el video que un año después acabaría haciéndose público.

Captura del video porno de Rob Lowe con dos jóvenes, una de ellas tenía tan solo 16 años. Los padres de la menor lo demandaron
Captura del video porno de Rob Lowe con dos jóvenes, una de ellas tenía tan solo 16 años. Los padres de la menor lo demandaron

Además, en la cinta había otra escena sexual que la estrella del cine había grabado previamente junto a un amigo y otra mujer en una habitación de un hotel en París.

El actor estaba en Atlanta para hacer campaña por Michael Dukakis, entonces nominado demócrata a la presidencia que acabaría perdiendo contra George H.W. Bush.

En 1988, Rob Lowe se grabó teniendo sexo con dos jóvenes, una de ellas de 16 años. El actor tenía 24 años en ese momento, y el incidente ocurrió la noche antes de mostrar su apoyo a Michael Dukakis en la Convención Nacional Demócrata de 1988
En 1988, Rob Lowe se grabó teniendo sexo con dos jóvenes, una de ellas de 16 años. El actor tenía 24 años en ese momento, y el incidente ocurrió la noche antes de mostrar su apoyo a Michael Dukakis en la Convención Nacional Demócrata de 1988

Aunque la edad de consentimiento en ese estado estaba fijada en 14 años, la ley dictaba que solo los mayores de 18 podían aparecer en una grabación de esa naturaleza y en consecuencia el intérprete se enfrentó a una demanda civil interpuesta por la madre de la adolescente en cuestión que se resolvió mediante un acuerdo fuera de los juzgados.

Con motivo de que los padres de la menor llevaran a Lowe a juicio, los dos videos terminaron filtrándose. Como resultado del escándalo, su carrera cinematográfica se detuvo, y Lowe luego regresó a la TV, con el exitoso drama político The West Wing en 1999.

Andrew McCarthy, Emilio Estevez, Judd Nelson y Rob Lowe en
Andrew McCarthy, Emilio Estevez, Judd Nelson y Rob Lowe en "St Elmo's Fire" de Joel Schumacher en 1985

En la actualidad, solo hay una cosa de la que Lowe se arrepiente en ese sentido, y no tiene nada que ver con que fuera tan ingenuo como para grabarse en una situación tan comprometida: lo que de verdad lamenta es que no supiera sacar ningún rédito de ese video.

"El problema fue que yo no gané nada dinero como todo el mundo. Fui demasiado estúpido”, se sinceró en una entrevista a la emisora SiriusXM, en lo que parece una clara referencia a los videos XXX de Kim Kardashian o Paris Hilton, entre otras celebrities.

Lowe arrancó su carrera a principios de los 80 y pronto fue considerado como uno de los actores del momento gracias a títulos como The Outsiders, St. Elmo’s Fire o Youngblood. “No es una gran receta para el éxito dar a un hombre de 18 años fama, dinero, drogas y esperar que no haya algo que salga mal”, afirmó el actor, de 55 años, durante la entrevista.

En el fondo, el intérprete considera que enfrentarse al escarnio público era la única manera de que renunciara a un estilo de vida marcado por las drogas y el alcohol.

“Fue una de las razones por las que decidí estar sobrio. Me levanté un día y dije, ‘¿Qué voy a hacer con mi vida?’”, recuerda. "Y ya han pasado 29 años. Sinceramente creo que fue lo mejor que me podía pasar. Dejé de consumir. Y esa fue la única razón por la que terminé casándome. Llevo casi tres décadas con mi mujer y tenemos dos hijos maravillosos”, afirmó el actor, que está casado con Sheryl Berkoff desde 1991.

El actor de la comedia televisiva Parks & Recreation (2009-2015)presenta estos días un nuevo programa en vivo con el que se recorrerá todo los EEUU hablando de las dos memorias que ha escrito hasta ahora, los best-sellers “Stories I Only Tell My Friends” y “Love Life”. En esos shows en directo, habla sobre algunas de las experiencias que marcaron su vida, entre las que se incluyen momentos críticos como el de la cinta sexual.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: