Carmen Lowe, de 23 años, abandonó Carolina del Norte con su hija y se dirigió hacia Luisiana. Cuando las autoridades la detuvieron, no había rastro de la niña, por lo que pidieron la colaboración ciudadana para encontrarla. Creen que fue Lowe quien vendió a su hija a los proxenetas (Foto: Orleans Parish Sheriff’s Office/Facebook)
Carmen Lowe, de 23 años, abandonó Carolina del Norte con su hija y se dirigió hacia Luisiana. Cuando las autoridades la detuvieron, no había rastro de la niña, por lo que pidieron la colaboración ciudadana para encontrarla. Creen que fue Lowe quien vendió a su hija a los proxenetas (Foto: Orleans Parish Sheriff’s Office/Facebook)

Una niña de cuatro años reportada como desaparecida el 8 de julio en Carolina del Norte, fue localizada este viernes en Texas, durante una redada del FBI a una propiedad de un grupo vinculado al tráfico de personas.

"Aubriana Recinos fue localizada a salvo en Lewisville, Texas. Gracias a todos y a los medios de comunicación que ayudaron a compartir información", escribió en su cuenta de Facebook el Departamento de Policía de Fayetteville.

La última vez que la vieron, la menor iba en compañía de su madre, Carmen Lowe, quien huyó de Carolina del Norte con su hija y violó un acuerdo de custodia emitido por un juez.

"Los investigadores y el Departamento de Policía de Fayetteville obtuvieron información indicando que Lowe se llevó a Aubriana Recinos fuera de Carolina del Norte, en violación directa de una orden de custodia decretada por un juez del Condado de Cumberland. Se cree que Lowe viajó desde Nueva Jersey a Luisiana", escribió tras la desaparición de la menor el Departamento de Policía en su cuenta de Facebook.

Las autoridades actualizaron la información del caso en un comunicado publicado en Facebook (Foto: Facebook/@Fayetteville Police Department)
Las autoridades actualizaron la información del caso en un comunicado publicado en Facebook (Foto: Facebook/@Fayetteville Police Department)

Tres semanas después, el 1 de agosto, Carmen Lowe fue detenida en Nueva Orleans, Luisiana, pero no había rastro de la niña.

"Creemos que la hija de la detenida, Aubriana Recinos, de 4 años, está en grave peligro, y su paradero es desconocido", anunció la policía en su perfil de la red social.

El viernes 2 de agosto, el FBI localizó a Aubriana Recinos durante un operativo contra un grupo investigado por tráfico de personas. Las autoridades creen que la madre de la niña la entregó a los proxenetas.

"Fue encontrada en la casa de unos individuos que están involucrados en actividades de tráfico de personas. Es un anillo, un anillo de tráfico humano que el FBI ha estado investigando. Estos sujetos tenían a otros niños también", confirmó el agente de la policía de Fayetteville Robert Ramírez.

Las autoridades sospechan que Carmen Lowe entregó a la niña a los proxenetas, pero desconocen el motivo porque ninguno de los detenidos está colaborando con las autoridades  (Foto: Facebook)
Las autoridades sospechan que Carmen Lowe entregó a la niña a los proxenetas, pero desconocen el motivo porque ninguno de los detenidos está colaborando con las autoridades  (Foto: Facebook)
El padre de la menor se mostró feliz de reunirse con ella, pues creyó que no volvería a verla nunca. Las autoridades confirmaron que otros niños fueron localizados durante la redada al inmueble  (Foto: CBS17)
El padre de la menor se mostró feliz de reunirse con ella, pues creyó que no volvería a verla nunca. Las autoridades confirmaron que otros niños fueron localizados durante la redada al inmueble  (Foto: CBS17)

"La niña fue entregada a un proxeneta, a un asociado o familiar de un proxeneta. Los individuos involucrados no están cooperando", añadió en declaraciones a la cadena CBS17.

Carmen Lowe, que según consta en su cuenta de Facebook trabajaba como camarera en Hooters, fue acusada de prostitución, robo de menos de USD 1.000 y de tener una orden de arresto fuera del estado. Se encuentra recluida en la cárcel de Orleans Parish, en Luisiana, y se desconoce qué le habría llevado a vender a la niña.

Aubriana, por su parte, ya se encuentra con su padre, Mario Recinos, quien pensaba que nunca volvería a ver a su hija.

"Mis oraciones fueron respondidas por completo", dijo él en declaraciones a la cadena estadounidense CBS17, en el momento en que se reencontró con la menor.

Las autoridades no revelaron más información sobre la organización criminal de proxenetas que retenía a la niña, ni cuál era su finalidad, pero recordaron que la investigación del caso y las indagaciones del FBI continúan abiertas.