Elliott Abrams, encargado especial de EEUU para Venezuela (Photo by NICHOLAS KAMM / AFP)
Elliott Abrams, encargado especial de EEUU para Venezuela (Photo by NICHOLAS KAMM / AFP)

Elliott Abrams aseguró este jueves que "muy pocos países han visto" la "calamidad política, social y económica" que atraviesan los venezolanos como consecuencia de las políticas de la dictadura de Nicolás Maduro.

"Muy pocos países han visto tal calamidad política, social y económica después de décadas de democracia y prosperidad. La transición no será fácil y de alguna forma la situación puede empeorar antes de que mejore, porque la economía se ha contraído 7%, pero la recuperación económica se logrará mediante estudios en diversas universidades del mundo. Estados Unidos no va a cesar su apoyo para Venezuela", sostuvo durante su presentación en un evento organizado por el Atlantic Council, en Washington.

El encargado especial de Estados Unidos para Venezuela indicó que, de cara a la transición en el país caribeño, "las elecciones son un mecanismo libre para escoger el destino de Venezuela".

La transición no será fácil y de alguna manera puede empeorar

Sin embargo, para que el país recupere "la democracia y la prosperidad", el funcionario norteamericano enfatizó que "el régimen de Maduro debe terminar".

En esa línea, destacó el rol que está cumpliendo el presidente interino Juan Guaidó: "Ha liderado un cambio político, una lucha por la libertad y estamos muy orgullosos de apoyarlo".

Abrams se refirió a las dificultades que deberá hacer frente Venezuela durante el proceso de transición, y pidió "mucha unión de los venezolanos para recorrer" ese camino. Aclaró que, pese a las dificultades, no es imposible que la situación mejore.

Abrams aseguró que Guaidó ha liderado un cambio político en Venezuela (REUTERS/Ivan Alvarado)
Abrams aseguró que Guaidó ha liderado un cambio político en Venezuela (REUTERS/Ivan Alvarado)

"Yo estoy convencido de que el destino de Venezuela no es lo que está pasando. ¿Cómo sería una nueva Venezuela? Imagínensela como un país en el que usted puede pagar la cena con lo que tiene en el bolsillo, donde no haya apagones, donde los huevos no sean un lujo, donde haya señal 5G y donde las decisiones se tomen libre y democráticamente mediante elecciones", dijo.

"Se va a requerir de años para que el país vuelva donde estaba hace décadas pero Venezuela tiene las mayores reserva de petróleos y los venezolanos quieren trabajar por la recuperación", agregó.

El representante norteamericano para Venezuela adelantó que eso ocurrirá una vez que "llegue un nuevo gobierno": "Las decisiones las tomarán muchos, y el Estado de Derecho no será tomado por la fuerza".

Puntualizó, por su parte, que la base de la recuperación estará en la inversión "para reconstruir el sistema agrícola".

Diplomáticos chavista tomaron la Embajada de Venezuela en Washington (EFE/JIM LO SCALZO)
Diplomáticos chavista tomaron la Embajada de Venezuela en Washington (EFE/JIM LO SCALZO)

Repudio a la toma de la sede diplomática de Venezuela en EEUU

El funcionario denunció que esta acción representa "una violación de la ley" y afirmó que "tienen que marcharse", aunque no dio precisiones sobre un posible desalojo.

"No hay capital en el mundo, no hay Gobierno en el mundo que permita eso", remarcó. "Nosotros tampoco lo vamos a permitir", advirtió.

Abrams advirtió que EEUU no permitirá que diplomáticos chavistas tomen la embajada venezolana en Washington (Photo by NICHOLAS KAMM / AFP)
Abrams advirtió que EEUU no permitirá que diplomáticos chavistas tomen la embajada venezolana en Washington (Photo by NICHOLAS KAMM / AFP)

Los últimos diplomáticos en Washington fieles al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, abandonaron este miércoles la embajada de ese país en la capital estadounidense, pero en su interior quedan un centenar de chavistas erigidos en "colectivo" que la "defienden" de los enviados del líder opositor Juan Guaidó.

Por su fachada, la embajada tiene un aspecto más parecido al de una casa tomada que al de un edificio diplomático, con enormes pancartas hechas a mano que cuelgan del tejado y que rezan "no a la guerra por petróleo", "stop al golpe", "paz" o "no a las sanciones letales".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: