Manuel Franco venció a las probabilidades.

El joven de 24 años que vive en Wisconsin se convirtió en el ganador del tercer premio más grande de la lotería Powerball en la historia de los Estados Unidos con USD $768,4 millones.

Y es que las probabilidades de ganar el gordo son de 1 en 292.201.338. 

"Es como estar soñando", dijo el joven latino en conferencia de prensa el martes.

El Powerball se jugó 25 veces desde la última ocasión en que alguien ganó el primer premio el 26 de diciembre de 2018.

"Es increíble, mi corazón comenzó a latir muy fuerte", narró sobre el momento en que se enteró en que se convirtió en multimillonario.

"Grité por 5 o 10 minutos", confesó.

La ley de Wisconsin no permite que el ganador permanezca anónimo, así que Franco tuvo que hacer pública su identidad.

El boleto ganador se vendió el 27 de marzo en una tienda Speedway de New Berlin, a unas 15 millas del este de Milwaukee.

"Caminé dentro del Speedway y compré un boleto individual de USD 10", dijo Franco que juega la lotería desde los 18 años.

"Honestamente me sentí con suerte, miré a la cámara y le hice un guiño , solo tenía esa sensación de suerte", expresó.

Franco contó el momento en que se enteró del premio. Al revisar los resultados tuvo que cerciorarse en varias ocasiones de que había visto bien.

"Oh Dios mío. No puede ser", expresó después de sacar su billete de la cartera.

Después de ganar el premio, Manuel fue a trabajar. No fue un día cualquiera, estaba ansioso y sudaba. También fue el último día que laboró.

El hombre de semblante feliz, contó que sus finanzas no eran las ideales. De hecho, una de sus principales preocupaciones en la vida era que tenía solo USD 1.000 en el banco.

Nacido en Milwaukee, Franco recibirá USD 326 millones de dólares después de impuestos, aseguraron fuentes oficiales.

"Estoy seguro que nunca me volverán a ver como alguien que fue a la bancarrota o no tiene dinero, nada de eso. Pienso vivir una vida normal tanto como sea posible", aseguró.

Aunque no tiene claro cómo y cuándo lo hará, el afortunado ganador expresó que piensa "ayudar al mundo" con su nueva fortuna.

Franco tiene 180 días por ley para reclamar el premio.

Residentes de Wisconsin han ganado en varias ocasiones el premio. De hecho, se trata del sexto estado de la Unión Americana ha visto a más gente alzar los brazos y llenarse los bolsillos.