Por el cambio climático, se ha afectado el ciclo de vida, composición y distribución del fitoplancton (Foto: National Geographic)
Por el cambio climático, se ha afectado el ciclo de vida, composición y distribución del fitoplancton (Foto: National Geographic)

Debido al cambio climático, para finales del siglo, gran parte del mar habrá cambiado de color.

Según un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), el fitoplancton marino, las algas microscópicas encargadas de la porción verde del agua,  ha visto afectado su ciclo de vida, composición y distribución, debido al cambio climático.

Estos organismos usan la clorofila para sintetizar la energía solar, de ahí la porción verde del agua.

En un artículo publicado en Nature Communications, los investigadores explican que han desarrollado un modelo que simula el crecimiento y la interacción de diferentes especies de fitoplancton, y cómo la mezcla de especies en varios lugares cambiará a medida que las temperaturas aumenten en todo el mundo.

Se estima que para el año 2100, más de la mitad de los océanos del mundo cambiarán de color debido al cambio climático (Foto: NASA)
Se estima que para el año 2100, más de la mitad de los océanos del mundo cambiarán de color debido al cambio climático (Foto: NASA)

Con el calentamiento global, los mares seguirán siendo azulados o verdosos pero con nuevas tonalidades. El cambio de color es un indicativo de una cadena de cambios en la vida marina.

Los científicos encontraron que, para el año 2100, más del 50% de los océanos del mundo cambiarán de color debido a este fenómeno climático. Estos cambios serán muy sutiles, incluso es probable que el ojo humano no los vea, pero sí los sensores ópticos.  

"Los cambios inducidos por el calentamiento están provocando que lleguen menos nutrientes a la capa superficial, por lo que lo más probable es que el fitoplancton disminuya en muchas partes del océano", dijo Stephanie Dutkiewicz, investigadora del MIT y principal autora del estudio.

Es probable que el ojo humano no los vea, pero sí los sensores ópticos (Foto: NASA)
Es probable que el ojo humano no los vea, pero sí los sensores ópticos (Foto: NASA)

De acuerdo con la investigadora, las temperaturas también afectan a cuán rápido crece el fitoplancton. Explicó que las especies adaptadas al agua caliente crecen mucho más rápido que otras adaptadas a aguas frías, por ello, habrá cambios regionales en la composición, cantidad y distribución de los microorganismos marinos que colorean el agua.

"El mar seguirá siendo azul. Algunas regiones al norte y sur del ecuador y los giros subtropicales, serán posiblemente más azules. El verde se hará más presente en las aguas polares y en las aguas costeras tropicales donde el fitoplancton lleve mejor el calor", aclara.

El plancton resulta ser muy importante, pues distintos organismos marinos dependen de su ingesta para sobrevivir y reproducirse (Infografía: UNAM)
El plancton resulta ser muy importante, pues distintos organismos marinos dependen de su ingesta para sobrevivir y reproducirse (Infografía: UNAM)

Los científicos también reconocen que para poder acertar mejor con el color del mar en el futuro, habrá que incluir otros constituyentes microscópicos del agua marina como las bacterias, los minerales y la salinidad del mar.

Las plantas del mar necesitan además de sol, nutrientes como nitrógeno o fósforo, si la circulación oceánica es frenada por el calentamiento global, estos nutrientes no llegarán a la superficie.