El gobernador de la Florida, Rick Scott, declaró este miércoles una emergencia de salud pública en el estado para enfrentar la epidemia de opioides
El gobernador de la Florida, Rick Scott, declaró este miércoles una emergencia de salud pública en el estado para enfrentar la epidemia de opioides

La nueva declaración firmada por el gobernador Rick Scott permite al estado recaudar millonarios fondos federales durante los próximos dos años para los servicios de prevención, tratamiento y recuperación de la drogadicción. De manera inmediata se podrán retirar USD 27 millones para dar una respuesta rápida a la crisis.

"También he pedido al Dr. Celeste Philip, Cirujano General del Estado, que declare una emergencia de salud pública y emita una orden permanente para Naloxone en respuesta a la epidemia de opioides en Florida".

En Florida han muerto 8.336 personas por sobredosis de drogas desde 2013 a 2015, y en ese último año se dio un aumento del 22%, uno de los más altos del país
En Florida han muerto 8.336 personas por sobredosis de drogas desde 2013 a 2015, y en ese último año se dio un aumento del 22%, uno de los más altos del país

El mes pasado Scott declinó declarar una emergencia de salud pública para hacer frente a la epidemia de opiáceos, cuyos epicentros están en los condados de Palm Beach y Manatee. En su lugar, comenzó una gira de talleres entre agencias estatales relacionadas con la crisis.

"Vamos a tener estos talleres y vamos a ver si hay ideas que podemos presentar que podrían tener un impacto", dijo el gobernador Scott, quien aseguró. "Vamos a ver lo que podemos aprender, pero hay que entender que todos tenemos que estar involucrados en esto".

"No hay familia, ni raza, ni origen étnico, ni nivel de ingresos que esta epidemia no pueda tocar -y no hay un baluarte estatal efectivo para detenerlo", explicó Oscar Braynon, líder demócrata del Senado, quien en febrero pidió al gobernador que declarara el estado de emergencia.

En 2015, cerca de 4.000 personas murieron en Florida debido a sobredosis de opioides
En 2015, cerca de 4.000 personas murieron en Florida debido a sobredosis de opioides

Scott ha declarado emergencias a nivel estatal en el pasado para crisis de salud pública con cifras de muerte mucho más pequeñas. El año pasado, declaró una emergencia sobre el virus Zika antes de que se extendiera en la Florida.

Según informes, en 2015 más de 52,000 personas murieron por sobredosis y en más de la mitad de los casos la muerte estuvo vinculada al uso sin control de opioides ilegales o medicamentos recetados como heroína, fentanilo y analgésicos.

El gobernador republicano Rick Scott agradeció al Secretario de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. por otorgar una "subvención" para responder a la crisis. "Dr. Tom Price, otorgó la Subvención de Respuesta Dirigida del Estado Opioide a la Florida y quiero agradecer a la Administración Trump por su enfoque en esta epidemia nacional", dijo Scott en un comunicado.

LEA MÁS: