A solas con Fernando Hierro, símbolo del fútbol español: la “sed de venganza” del Liverpool y la Champions que provocó un cambio de era en el Real Madrid

El emblemático ex marcador central, que fue capitán del Real Madrid y de la selección española, a la que dirigió en el Mundial de Rusia 2018, analiza la ansiada final. Por qué Karim Benzema merece ganar el Balón de Oro

El cuádruple mundialista y defesor Fernando Hierro también dirigió a la selección española en 2018, en Rusia
El cuádruple mundialista y defesor Fernando Hierro también dirigió a la selección española en 2018, en Rusia

Fernando Ruiz Hierro (23/3/1968) es un emblemático ex marcador central que fue capitán del Real Madrid y de la selección española, a la que dirigió en el Mundial de Rusia 2018. Como jugador blanco ganó tres Champions Leagues (1998, 2000 y 2002), dos Copas Intercontinentales y cinco Ligas Españolas, entre otros títulos. Disputó cuatro Copas del Mundo (1990, 1994, 1998 y 2002) y las Eurocopas de 1996 y 2000.

- Se acerca la final de la Champions League y usted tiene mucha experiencia en esta clase de partidos y la ganó nada menos que tres veces. ¿Cómo llegan Real Madrid y Liverpool al partido de París?

- Se trata de dos equipos históricos, dos clubes que si llegaron hasta aquí, es absolutamente por méritos propios. Los dos tienen una gran personalidad, dieron vuelta partidos, los dos tienen jugadores con gran carácter. Además, hace apenas cuatro años en Kiev definieron otra Champions. Creo que será una final extraordinaria.

- Usted mencionó la final de Kiev de 2018, en la que hubo algunas situaciones que marcaron el partido, como errores graves del entonces arquero del Liverpool, Loris Karius, o la dura falta de Sergio Ramos a Mohamed Salah, que generó la rápida salida del egipcio por lesión y que apenas pudo participar en el Mundial de Rusia. ¿Cuánto juega que un equipo tenga la sangre en el ojo?

- No pasa nada… el pasado, pasado es. Sirve para aprender, pero si uno mira para atrás, muchos jugadores ya no son los mismos, y tampoco el entrenador del Real Madrid es el mismo, porque estaba Zinedine Zidane y ahora está Carlo Ancelotti. Creo que es otro partido, en otro contexto, con otros recorridos, con equipos diferentes a los de 2018. Cada uno llega con sus cualidades de ahora. No sirve mirar para atrás.

- El Real Madrid pudo remontar tres veces, en esta Champions, series que parecían perdidas, como ante el PSG en octavos de final, ante el Chelsea en cuartos o ante el Manchester City en semifinales, pero eso siempre ocurrió en el contexto de la magia de su estadio, el Santiago Bernabéu. Ahora que se juega a partido único y no estará el “factor Bernabéu”, ¿eso disminuye en algo sus chances?

- No creo que sea tan así ni creo que tenga que ver tanto el Bernabéu porque por ejemplo en cuartos, el Real Madrid jugó un gran partido en Londres ante el Chelsea y le ganó, pero luego le costó justamente de local, o si bien perdió, pero siempre acortó las distancias en el 4-3 ante el City en Manchester. Lo que creo es que son equipos con calendarios muy exigentes y que entonces en cada partido se encuentran con situaciones que deben resolver. Lo importante es que lo han sabido resolver.

Fernando Hierro junto a Andrés Iniesta
Fernando Hierro junto a Andrés Iniesta

- Entonces, ¿Cómo cree que se va a resolver esta final?

- Creo que se va a definir por la mínima, por los pequeños detalles, porque son dos equipos con jugadores que tienen enorme confianza en ellos mismos y que han conseguido lo que consiguieron con trabajo y esfuerzo. Estamos ante un equipo que fue campeón de liga varias fechas antes del cierre y otro que pelea su liga hasta el final y que ganó las otras dos copas nacionales de su país y todo en la misma temporada. Ante equipos como estos, la diferencia puede estar en un detalle y eso depende de las circunstancias del partido.

- Habló más del Real Madrid, con el que sin dudas se siente identificado luego de jugar allí tantos años, pero ¿qué me puede decir del Liverpool?

- Es uno de los equipos más fuertes del mundo, sin dudas, con mucha dinámica, jugadores que tienen muy buena técnica y muchos años de trabajo de su entrenador, Jürgen Klopp. Trabaja muy bien en bloque. No es nada casual que haya llegado a esta instancia.

- Volviendo al Real Madrid, ¿cree que Karim Benzema puede ganar el Balón de Oro en esta temporada? ¿Depende de esta final para conseguirlo?

- Todos sabemos de su enorme calidad. No cualquiera se transforma en el segundo goleador de la historia del Real Madrid, superando a Alfredo Di Stéfano o a Raúl, pero los números estratosféricos de Cristiano Ronaldo lo tapaban mucho. Recién cuando el portugués se fue pudo apreciar lo que es el francés: un jugador completo que sabe todo, que distribuye el juego, que define y que tiene un nivel de juego y una confianza por las nubes. Desde ya que creo que este año merece ganar el Balón de Oro más allá de lo que ocurra en la final de París. Por cómo se asocia con sus compañeros, por cómo abre las defensas, por su promedio de gol. No creo que haya dudas.

Fernando Hierro levantando la copa de la liga española
Fernando Hierro levantando la copa de la liga española

- Se dice que el Real Madrid es un equipo de suerte, que no tiene mucho trabajo táctico, que en cada partido sale un poco a la aventura y que lo salvan sus grandes figuras. ¿Cuánto hay de eso?

- Jaja, muy poco. Un equipo que salió campeón de la Liga Española cinco fechas antes… creo que algo hay que tener. Con la suerte no alcanza. Tiene un arquerazo, dos centrales tremendos en un gran año, un Modric maravilloso a los 36 años, un Benzema impresionante, un Vinicius Junior que fue la revelación de la temporada, y hasta un gran recambio en Valverde, Camavinga, Rodrygo, chicos jóvenes que de la noche a la mañana aparecieron generando grandes getas ante los equipos top de Europa y que ya acumulan una experiencia tremenda y un dinamismo total. Si lo piensa, hubo un momento en el final ante el Manchester City, nada menos, en el que el Real Madrid jugó en el alargue sin ninguno de los tres volantes titulares: no estaban ni Casemiro, ni Modric ni Toni Kroos. Y se clasificó igual. Eso no es suerte.

- Por otro lado, en esta final aparece el contraste de dos entrenadores como el alemán Jürgen Klopp y toda su intensidad y los movimientos en bloque, y el italiano Carlo Ancelotti, más tranquilo, con escasas indicaciones…

- Sí, si nos ponemos a mirar características de los dos entrenadores, lo primero es que ambos son ya campeones de Europa, cada uno con su manera de trabajar, de dirigir, bien distinta, pero válidas las dos, porque son eficaces. Pero si vamos al Real Madrid, fíjese que los entrenadores que ganaron la Champions fueron siempre de un mismo perfil: tranquilo, administrando los vestuarios, ganándose la confianza de los jugadores, no presionándolos con muchas indicaciones, como sucedió antes con Jupp Heynckes, Vicente Del Bosque, Zinedine Zidane o en 2014 y ahora con Ancelotti, que con su manera de trabajar ganó ligas en los cinco países más fuertes de Europa. Creo que el Real Madrid es un sitio ideal para alguien como él.

- ¿Cuál es el secreto para conseguir algo así o llegar a decir que “los jugadores son mis amigos”, como declaró días pasados Ancelotti?

- Es una cuestión de carácter, de confianza en sí mismo, de gestionar un plantel en el día a día, algo que hacen con naturalidad. Eso es difícil de hacerlo con esfuerzo porque se necesita un carácter especial y creo que cuando pasan los años y ya ganaron muchas cosas, se van dando cuenta de que van por la dirección correcta.

- Mencionó a Juppo Heynckes, un entrenador alemán campeón de Europa con el Real Madrid, justo cuando ahora enfrenta a un entrenador de ese país como Klopp…

- Ganamos la Séptima Champions con él, en 1998 y contra la Juventus con aquel gol de Pedja Mijatovic. Fue un antes y un después para el club porque llevaba 32 años sin conseguirlo y ya era mucho tiempo. Eso cambió la historia moderna del Real Madrid porque si no la ganábamos, todo habría sido mucho más complicado hasta ahora. Es, creo, el hito más grande de la historia moderna del club.

Hierro y Diego Costa, durante el Mundial 2018
Hierro y Diego Costa, durante el Mundial 2018

- ¿Más que el triplete con Zidane o que los años de Cristiano Ronaldo?

- Nada de eso sería lo mismo sin la Séptima.

- ¿Y cómo se adaptó Heynckes a la idiosincracia del Real Madrid?

- Era un hombre muy tranquilo, que había sido campeón mundial con la selección alemana en 1974 siendo jugador y que después también ganó una Champions con el Bayern. Tenía un muy buen gusto por el fútbol y mucha experiencia y se dio cuenta de que debía dejar hacer al vestuario y consiguió que tuviéramos mucha motivación y una muy buena relación. Tengo un muy buen recuerdo de él.

- ¿Generaría una crisis en el fútbol español que el Liverpool gane la Champions y que la Liga Española se quede por cuarto año consecutivo sin conseguirla?

- Creo que hay que entender que en este momento, pesa mucho la situación económica y son años así. Eso condiciona mucho, pero si uno mira lo que ganó el fútbol español en estos últimos quince años, asusta. De hecho, entre 2000 y la actualidad, lleva ganadas diez Champions, más de una vez, definieron dos equipos españoles, ganó varias Europa League, la selección española fue campeona de Europa, del mundo y otra vez de Europa de manera consecutiva. Pero no se puede ganar eternamente. Los equipos ingleses ahora volvieron a ganar pero les costó años, como antes ganaban mucho el Inter o el Milan y ahora les cuesta más. Creo que el fútbol español siempre estará arriba, por sus características.

- Siguiendo con la Champions, ahora la UEFA propone un cambio para las próximas ediciones, con una primera fase más larga, se habla de una Final Four que reemplace a la final única. ¿Cómo ve estos cambios?

- A mí me parece que la Champions es una competición extraordinaria, fantástica, aunque todo evoluciona con el tiempo. Yo creo que es una competición arraigada en todo el mundo.

Fernando Hierro junto a Oscar Ruggeri, cuando el argentino hizo su experiencia española
Fernando Hierro junto a Oscar Ruggeri, cuando el argentino hizo su experiencia española

- Se acerca el Mundial de Qatar. ¿Cómo llega la selección española?

- Muy bien. Lleva tres años con Luis Enrique, en realidad un poco menos por la licencia que pidió en su momento, y aunque se trata de un plantel joven, siempre se las fue arreglando para llegar a las finales de todos los torneos. En la Eurocopa tuvo a maltraer a Italia, luego campeona, en semifinales, en la Lida de las Naciones complicó a Francia en la final, en los Juegos Olímpicos llegó a la final. No se consiguieron títulos pero está siempre ahí y con jugadores de mucho futuro.

- ¿Le gusta cómo juega?

- España tiene claro su método: ser protagonista con el balón, es ofensivo, con señales claras de identidad y un seleccionador que supo ir generando un equipo que está creciendo mucho.

- ¿Tiene favoritos para ganar el Mundial?

- Siempre los mismos, aunque desgraciadamente, Italia haya quedado otra vez afuera. Creo que tras el sorteo, los grupos han quedado muy igualados y no hay lo que se llama un “Grupo de la Muerte”. Pero creo que Brasil, Argentina, Francia, España, Alemania e Inglaterra son candidatos dentro de un panorama de mucha paridad.

- Este Mundial se juega a fin de año, cuando siempre fue a mediados. ¿Es mejor o peor?

- Sin dudas será mejor. Cuando se juega con la temporada por la mitad, los equipos están físicamente mejor porque casi siempre observábamos torneos en los que los jugadores llegaban extenuados luego de diez meses de competencia. Ahora llegarán más frescos. Luego está el clima, porque en Qatar habría sido imposible jugar en verano. Creo que está muy bien así como está.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR