Cuál fue la curiosa costumbre que Checo Pérez le aprendió a Carlos Slim

El piloto mexicano reveló uno de los hábitos que admira del empresario multimillonario y que ha aplicado en su vida para mejorar sus relaciones

Guardar

Nuevo

Carlos Slim y Sergio Pérez guardan una larga historia de conocerse (Fotos: Gettyimages)
Carlos Slim y Sergio Pérez guardan una larga historia de conocerse (Fotos: Gettyimages)

La relación de Checo Pérez con la familia Slim no es para nada nueva, pues desde los primeros años del tapatío en el mundo del automovilismo, el apoyo de Carlos Slim y Carlos Slim Domit ha sido clave para poder consolidarse en los primeros planos y demostrar su capacidad.

El impulso principal surgió alrededor de la Fundación Telmex y su especial apoyo al deporte motor mexicano, pues distintos pilotos han podido florecer a nivel nacional e internacional mediante eventos y academias patrocinadas; por lo que en este momento, el nombre del graduado principal es Sergio Pérez.

Debido a que la unión entre estos personajes comenzó desde que Sergio tenía menos de nueve años de edad, el paso de los meses provocó una unión más cercana, tanto que el piloto de Red Bull ya reveló una de las costumbres que tiene el magnate y que más le admira por su apretada agenda.

Carlos Slim es el hombre más rico de México (Foto: Susana Gonzalez/ Getty Images)
Carlos Slim es el hombre más rico de México (Foto: Susana Gonzalez/ Getty Images)

En una entrevista con el sitio The Athletic, el jalisciense fue cuestionado sobre si era del tipo de personas que dejan en visto sus conversaciones casuales en alguna de las múltiples redes sociales que existen, a lo que Sergio contestó que no, que sí las lee, pero que no siempre puede contestar rápidamente, por lo que se consideró como “terrible” para las conversaciones por texto.

Es por esta razón que Checo aprendió la curiosa costumbre de contestar, aunque sea después de un periodo de tiempo largo, cualquier tipo de conversación, pues fue algo que le inculcó el propio Carlos Slim a pesar de su apretada agenda como empresario.

“Luego pienso: “Está bien, responderé más tarde”. Y el siguiente texto: “Te responderé más tarde”. Entonces simplemente me olvido de eso. Pero para ser honesto, siempre respondo, incluso si es un mes después”, empezó a describir el mexicano.

“Siempre me gusta responder a los mensajes. Lo aprendí de Carlos Slim. Él siempre responderá, incluso si es tres meses después (del mensaje de texto), le responderá a cualquiera. Y si él puede hacerlo, yo también puedo hacerlo”, expresó Checo.
La relación de Checo Pérez con la familia Slim comenzó desde muy pequeño, cuando él y su hermano corrían bajo el apoyo de su padre, Antonio Pérez Garibay (Foto: Instagram/Antonio Pérez Garibay)
La relación de Checo Pérez con la familia Slim comenzó desde muy pequeño, cuando él y su hermano corrían bajo el apoyo de su padre, Antonio Pérez Garibay (Foto: Instagram/Antonio Pérez Garibay)

Esto lo ejemplificó con la apretada agenda que tiene un piloto de Fórmula 1 durante un fin de semana de actividad, día en el que le llega una mayor cantidad de dedicaciones, felicitaciones o mensajes de apoyo, mismos que no puede responder durante el fin.

“A veces, en las carreras, haces una buena calificación y luego estás lleno de mensajes y recibes muchos elogios. Pero luego estás volando y así sucesivamente. Así que sí. Soy malo, tengo que decir. Estoy mal”, continuó el mexicano respecto al tema, en una entrevista que tocó varios puntos distintos sobre su persona.

Fotos: Bloomberg // Instagram @schecoperez
Fotos: Bloomberg // Instagram @schecoperez

¿Cómo conoció a Carlos Slim?

Fue en 1997, cuando Sergio tenía apenas siete años y comenzaba su incursión en el mundo del automovilismo, un escenario donde la familia Pérez ya tenía basta experiencia gracias a su padre, Antonio Pérez Garibay, campeón nacional de la Copa Marlboro en 1987.

La conexión ocurrió en el autódromo de Toluquilla, en Guadalajara, Jalisco, donde la familia Pérez conoció por primera vez a un joven Slim Domit, con apenas 30 años, y a su padre Slim Helú, que ya contaba con 57 años de edad.

Fueron las habilidades de Antonio y Sergio las que sedujeron a las dos personalidades amantes de los automóviles, por lo que en cuanto se creó la Escudería Telmex en el 2002, impulsada por Carlos Slim Domit, los dos jóvenes conductores se hicieron de su espacio y se encargaron de deslumbrar a más de uno dentro de la organización

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo