El gol de Cristiano Ronaldo ante la Juventus fue uno de los mejores goles de la historia de la Champions League. El delantero portugués del Real Madrid fue el autor de una acrobacia fantástica y provocó todo tipo de reacciones en quienes pudieron verlo en directo. El asombro, la impotencia, la alegría y el reconocimiento se hicieron presentes cuando CR7 hizo su espectacular chilena.

Un informe del Chiringuito TV mostro que el DT francés Zinedine Zidane se tomó la cabeza y miró hacia al banquillo, luego sacudió su mano para comunicar que realmente no podía creer lo que había visto. El entrenador madridista no fue el único que se asombró, ya que Isco también se llevó la mano a la frente y corrió a celebrar con Ronaldo.

Los hinchas madridistas enloquecieron. Gritaron el gol con mucha euforia. Todo lo contrario a lo que mostraron los jugadores de la Juventus, quienes quedaron perplejos. El argentino Gonzalo Higuaín se llevó la mano a la cintura y quedó estático. Solamente Andrea Barzagli movió sus manos mostrando incredulidad, como diciendo "¿qué se puede hacer?".

Los jugadores en el banquillo del Real Madrid saltaron de sus asientos, Sergio Ramos corrió desde la mitad del campo para abrazarse con el crack luso y Casemiro fue uno  de los que más lo felicitó. Luego llegó la ovación del público local, que se rindió a los pies de uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: