El rugby de Nueva Zelanda se conmovió el miércoles ante la repentina muerte del ex flanker de los All Black y Samoa, Dylan Mika, a la edad de 45 años.

"Es con tristeza que confirmamos que la ex estrella de All Black & Manu Samoa falleció repentinamente", escribió "Nueva Zelanda Rugby" el martes por la noche en las redes sociales.

Mika, que jugó siete encuentros para los All Blacks en 1999, era un diabético insulinodependiente y los medios de comunicación locales informaron que sufrió un ataque al corazón relacionado con la enfermedad.

Una declaración de su familia dijo que murió "repentina e inesperadamente".

"Era un atleta de gran talento, muy respetado en la comunidad de Samoa y en el extranjero, pero igual de importante, para sus amigos y familiares, un hombre cálido, maravilloso y afectuoso", dijo.

Su conteo internacional de Nueva Zelanda probablemente habría sido más alto, pero tuvo que cumplir un período de descanso después de representar a Samoa en dos pruebas en 1994-95.

"Nuestras oraciones y pensamientos van a la familia de Dylan Mika", tuiteó la Unión de Rugby de Samoa.

El jefe de Rugby de Nueva Zelanda Steve Tew también rindió homenaje: "Dylan es uno de los talentos excepcionales, que representaba tanto a Samoa como a Nueva Zelanda en un momento en que el rugby no se había vuelto profesional desde hace mucho tiempo".

Mika jugó para los Auckland Blues y Waikato Chiefs en la competencia de Super Rugby y permaneció involucrado en el rugby de clubes de Auckland después de su retiro.