El "hooker" galés Scott Baldwin sufrió varios puntos de sutura en su mano después de intentar acariciar a un león, a pesar de las reiteradas advertencias de los cuidadores.

El felino mordió su mano izquierda y el jugador se perdió el partido que su equipo, el Ospreys, enfrentó al Cheetahs.

En un principio el club de Gales intentó ocultar el motivo de su ausencia, alertando que el jugador se perdería el encuentro por "un problema en la mano". Sin embargo, al poco tiempo comenzó a circular por los medios locales la verdadera razón por la que no participó del Guinness Pro 14.

En medio de la gira por Sudáfrica, el plantel visitó el Weltevreden Game Lodge, una reserva natural muy turística del país. Fue allí donde toco a un león que se encontraba dentro de su jaula. Baldwin metió la mano izquierda entre las rejas para acariciarlo y éste reaccionó de la peor manera.

Finalmente apareció el video de la escalofriante lesión y el club tuvo que admitir lo que realmente sucedió. "Hubo un incidente con un león y sí, uno de ellos mordió a Scott", aseguró también el entrenador de Ospreys, Steve Tandy.

Tras el ridículo accidente, Scott Baldwin pidió disculpas a los fanáticos a través de su cuenta de Twitter: "Perdón a todos por haber estado ausente del partido por una mordida"

"Cuando pones tu mano en una cerca y hay un león allí, puedes esperar de todo. Él ya tenía varias advertencias, por lo que ha sido algo bastante estúpido", Tandy, quien afirmó que es "una de las cosas más ridículas en la que he estado involucrado".