Más de 500 millones le costará a Cartagena la seguridad social de los concejales

Por orden judicial, la alcaldía del Distrito de Cartagena asumirá el 100% de los pagos de seguridad social de los concejales de la ciudad.

Por orden judicial y como lo establece la ley, la Alcaldía de Cartagena deberá asumir el 100% del pago de seguridad social de los 19 concejales de la ciudad, una asignación presupuestal que supera los 508 millones de pesos anuales.

Por esa razón, la Secretaría de Hacienda del Distrito presentó el proyecto de Acuerdo 082, en el que se autoriza el traslado presupuestal de $508.977.889 de pesos para poder costear la seguridad social de todos los cabildantes de La Heroica.

Estamos surtiendo el procedimiento para darle cumplimiento a la Ley 2075 y pagar la seguridad social de los concejales: Salud, Pensión, ARL, caja de compensación y todo lo que esta ley establece. De parte nuestra, ya surtimos la etapa de la presentación del proyecto y seguramente en próximas sesiones, los concejales lo aprobarán para finalmente hacer el traslado presupuestal”, expresó Diana Villalva Vallejo, secretaria de Hacienda, al presentar el proyecto al concejo y los cálculos que dieron con la suma correspondiente.

Desde este año deberá la Alcaldía asumir el costo de la seguridad social de los cabildantes. El dinero aprobado deberá ser entregado al presupuesto general del Concejo de Cartagena, para que se hagan los pagos correspondientes. Según la ley, ese pago le corresponde a la administración municipal o distrital de competencia de los concejales, pero no genera un vínculo laboral de estos con la administración.

Esta decisión fue determinada luego de que un concejal, por medio de tutela, exigiera el cumplimiento de la ley. El cabildante Óscar Marín alegó que se estaban violando los derechos a la seguridad social y a la salud de los miembros de la corporación. El juez 17 Penal Municipal le dio la razón y ordenó la modificación del presupuesto.

La norma que establece la obligación en la alcaldía municipal es nueva, fue expedida por el Congreso este año. Sin embargo, según Marín, en La Heroica no había entrado en vigencia y se vio en la obligación de interponer tutela para exigir su cumplimiento por parte de la administración de William Dau.

El juez decidió: “Ordenar al alcalde Distrital de Cartagena que en el término máximo de 30 días contados a partir de la fecha de notificación de la presente providencia, haga los trámites correspondientes para obtener la modificación del presupuesto de la vigencia actual, conforme a la Ley Orgánica de presupuesto y normas concordantes, donde se incluya el pago de los aportes en seguridad social del accionante (pensiones, salud, caja de compensación, ARL) y del resto de concejales de la ciudad de Cartagena, pues no se pretende que solo se hagan afectaciones presupuestales exclusivamente para el señor Óscar Marín”, según citó el Hoy Diario de Magdalena.

De acuerdo con el Diario El Universal de Cartagena, el dinero se distribuirá en 187 millones para salud, 254 millones de pesos para pensión, 7 millones para ARL y 59 millones para cajas de compensación familiar.

Cartagena es un distrito especial por lo que según la ley tienen una asignación de 516.604 pesos de honorarios por sesión ordinaria, de las cuales hay 150 por periodo. El distrito dispone de más de 1.496 millones de pesos y unos 124 millones mensuales para el pago de los honorarios.

La ley 2075 entró en vigencia el pasado 8 de enero cuando el presidente Iván Duque la firmó. Esa norma tuvo el rechazo de los alcaldes quienes aseguraron que aumentaba el gasto del presupuesto, pero aún así recibió la aprobación, debido a que subía los salarios de los concejales de municipios de categoría cuarta, quinta y sexta en todo el territorio nacional.

Esa norma estableció un aumento del 10% para los concejales de municipios de cuarta categoría, un 25% para los de categoría quinta y un 65% para los de categoría sexta. Los primeros ganaban unos 1.238.486 millones de pesos antes del incremento, 997.447 los de quinta y 753.602 en los de la sexta categoría.

SEGUIR LEYENDO: